El ex secretario general del PC ha sido un duro crítico de Ricardo Lagos, fue presidente del directorio de la U. Arcis durante varios años y debió salir del Ministerio del Interior tras insultar al diputado José Antonio Kast.
Publicado el 11.08.2017
Comparte:

Algunos de los partidos que apoyan al senador Alejandro Guillier se habían mostrado poco conformes con el despliegue comunicacional de su comando, por eso tenían sus fichas puestas en que una vez inscrita la candidatura e iniciada la segunda fase de campaña, el abanderado pensara en personeros con un discurso más cercano al centro político, y terminara con el poder que había adquirido el PC con la diputada Karol Cariola como responsable de la vocería.

Lo cierto es que el miércoles, el candidato del PR, PS, PPD, PC, IC y el MAS, anunció -además de que Osvaldo Correa, secretario general del PR, asumirá como generarlísimo del comando-, que el encargado electoral del PC, Juan Andrés Lagos, se incorporará en una de las áreas clave del comando: el equipo de comunicaciones. Si bien Cariola continuará, ahora su rol será más acotado, pese a que las colectividades que apoyan a Guillier han sentido que la parlamentaria ha tomado un rol demasiado protagónico e incluso ha incomodado a un sector del PPD, ya que la ex líder estudiantil compite en el mismo distrito que Gonzalo Navarrete, presidente de esa tienda.

Pese a que el aterrizaje de Lagos no fue el más mediático, “sí tiene un gran significado político” dicen en la Nueva Mayoría. “Guillier quiere al PC cerca, eso es un hecho”, dice un personero del oficialismo.

Una relación cercana

Si bien hoy Juan Andrés Lagos ha sido uno de los hombres clave en la comunicación entre el PC y el candidato, su relación con Guillier se forjó hace muchos años, cuando ambos estudiaban periodismo en la Universidad Católica del Norte.

Pero el comunista ha sido leal a Guillier desde un comienzo en esta campaña, mostrándose muy reacio a la aparición del ex Presidente Ricardo Lagos en la carrera hacia La Moneda. “Nosotros como comunistas, no creemos que este sea un buen momento para lanzar candidaturas.  No creemos que sea un aporte, francamente”, dijo por ese entonces en Radio Cooperativa, pero también fue uno de los primeros en evidenciar públicamente sus simpatías con el senador por Antofagasta.

En enero, habló sobre su cercanía con el candidato en La Tercera y dijo que “mi respaldo a Alejandro tiene que ver con una historia de relación de amistad y trabajo, previa al golpe, incluso, donde él tuvo un gesto importante: la única vez que he sido candidato a diputado, él explicitó un fuerte respaldo hacia mi candidatura. Y, por otro lado, tiene que ver con una convicción (…). Es el mejor camino que tenemos para consolidar las reformas que ha impulsado la Presidenta Bachelet”.

Las “polémicas” de Lagos

El ex Mapu presidió el directorio de la corporación Arcis entre 2004 y diciembre de 2013, y el 11 de marzo de 2014 asumió como asesor político del ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, transformándose en uno de los principales representantes del PC en La Moneda. Pese a eso, siguió recibiendo pagos de la casa de estudios. En abril de 2014, Arcis le pagó a Lagos $514.691 y según el registro de la Superintendencia de Pensiones la universidad le adeudaba el pago de su cotización previsional entre enero y abril de ese año.

El vicerrector de gestión y finanzas de la Arcis, Víctor Garrido, también comunista, aseguró en abril de 2014 a El Mostrador que el egresado de ingeniería civil tenía “contrato vigente con Arcis como profesor. Tendría que consultar qué cátedra, pero está haciendo clases”. Incluso, un documento del 23 de mayo de 2014, emitido por Francisco Martínez, jefe de división de educación superior del Mineduc, sindicaba al ex secretario general del PC como una de las autoridades “válidamente informadas” de la casa de estudios. Esto se volvió complejo cuando se fue desde Interior al Ministerio de Educación -cuando era ministro Nicolás Eyzaguirre-, para reforzar flancos débiles de la cartera.

Pero su paso por el gobierno no terminaría ahí. Quien es también parte de la comisión política del PC concretó su salida de la administración de Bachelet en noviembre de 2014, luego de insultar al diputado José Antonio Kast, quien lo emplazó por su doble rol. “Y ahora me viene a decir ese conchesu…  que debe tener un billetón, que la familia está metida en el asesinato de gente en Paine, que recibió plata de Penta para parar la campaña…”, le dijo al parlamentario.

En ese entonces tanto Lagos, como el PC, pidieron disculpas al gremialismo.