“El Líbero” accedió a los datos desagregados de la encuesta Plaza Pública Cadem para observar la evolución de la candidata presidencial de Revolución Democrática y el Movimiento Autonomista. Su fortaleza está en el segmento de jóvenes de estrato alto que se identifican con la centro izquierda.
Publicado el 16.05.2017
Comparte:

El pasado 3 de abril, en un acto en Plaza Italia, Revolución Democrática (RD) y el Movimiento Autonomista (MA) lanzaron la candidatura de Beatriz Sánchez para participar en la primaria presidencial del Frente Amplio, donde competirá con el sociólogo Alberto Mayol.

Desde entonces han pasado seis semanas, y la periodista que hasta pocos días antes de esa proclamación se desempeñaba como conductora de un programa en radio La Clave, ha despegado en las encuestas, acercándose rápidamente a su colega Alejandro Guillier, quien ocupa el segundo lugar en las preferencias de todos los sondeos, detrás del ex Presidente Sebastián Piñera.

El amenazante repunte de Sánchez no ha dejado indiferente a la Nueva Mayoría. De hecho, algunos dirigentes en privado reconocen que de seguir la misma tendencia, no sería extraño que en una eventual segunda vuelta Piñera enfrente a la ex conductora de radio y televisión, dejando por primera vez al candidato de los partidos tradicionales que en el pasado componían la Concertación, fuera de un balotaje.

Para ver la evolución en las encuestas que ha tenido Sánchez, cómo esto ha impactado la candidatura del abanderado del PR, PS, PPD y PC, y cuál es el perfil del electorado de cada uno, “El Líbero” accedió a los datos desagregados de los últimos seis sondeos que semanalmente realiza la empresa Plaza Pública Cadem.

Sánchez estanca a Guillier, pero no lo desangra

El principal hallazgo es que la candidatura de Guillier, en líneas generales, no se está desangrando. El 7 de abril, cuando ambos fueron medidos por primera vez como candidatos proclamados, el senador marcaba 15% en las preferencias. En el sondeo de ayer, seis semanas después, el ex rostro de CHV y TVN seguía estancado en la misma cifra. En tanto, en el mismo período, Sánchez triplicó su intención de voto pasando de 3% a 9%.

¿Pero en qué nicho el nombre de Beatriz Sánchez esta calando más fuerte? Si se pudiera describir al votante que en estos momentos se estaría inclinando por apoyar su candidatura, las encuestas de Cadem dicen que este sería un joven de estrato alto que se identifica con las ideas de la centro izquierda.

En el grupo de personas entre 18 y 34 años, Sánchez alcanza un 13% de respaldo, mientras que entre los encuestados de 35-54 y 55 y más años, obtiene un 8% y 7% de apoyo respectivamente, por debajo de su promedio.

Una brecha similar se refleja en los grupos socioeconómicos. En los estratos altos, la opción de la periodista del Frente Amplio se ha incrementado en cuatro puntos porcentuales en estas seis semanas, alcanzando un respaldo de 15%, muy por encima de su promedio de 9%. En tanto, el apoyo que recibe en los grupos medios y bajos se mantiene en 7%.

Otro grupo en el que Sánchez ha crecido rápido en las últimas semanas es en el de los votantes de centro y centro izquierda. En su primera encuesta como candidata, el 7 de abril, la abanderada de RD y el MA obtuvo un 7% de respaldo entre los votantes de centro. En seis semanas ha logrado duplicar esa adhesión llevándola a 14%. Y entre los de centro izquierda también ha subido considerablemente. Si en el primer sondeo marcaba 14%, en el de ayer alcanzó un 23%.

Guillier: regiones y adultos mayores de 55

El senador por Antofagasta ha centrado gran parte de su discurso como candidato -y también su trabajo parlamentario- a abordar el tema de la regiones. Por eso, no resulta raro que en ellas tenga mayor adhesión que en Santiago, aunque la brecha sea pequeña: 16% y 14%.

En las últimas seis semanas, Guillier ha aumentado su apoyo en los estratos socioeconómicos altos (pasó de 15% a 21%). Pero en los votantes de clase media, ha sufrido la mayor fuga de apoyos hacia la campaña de Beatriz Sánchez. El 22% que recibió en la encuesta del 13 de abril se transformó en un 13% en el sondeo de ayer.

Si se pudiera perfilar al votante de Guillier, según las encuestas este sería un hombre mayor de 55 años, de clase alta, que vive en regiones y que se identifica con las ideas de la centro izquierda.

Aunque los jóvenes entre 18 y 33 años tampoco han sido esquivos al senador cercano al PR. En las últimas seis semanas ha logrado incrementar su apoyo en ese grupo de 9% a 13%, aunque de todos los indicadores que provee la encuesta Cadem, este es por lejos en el que se encuentra más debilitado respecto de Beatriz Sánchez, quien en solo seis semanas logró llegar a ese mismo 13% de apoyo que ostenta hoy el senador.