La titular del Trabajo, Alejandra Krauss, fue quien declaró el mayor patrimonio, que alcanza los $2 mil 425 millones en diversas propiedades, inversiones y sociedades.
Publicado el 06.04.2017
Comparte:

La nueva ley 20.880 sobre probidad administrativa, que entregó en vigencia, obliga a más de 60 mil autoridades del Estado a realizar una declaración de patrimonio e intereses muy rigurosa y detallada.

La ley obliga a declarar los bienes en Chile y el extranjero, vehículos, derechos de agua, acciones y participaciones en sociedades dentro y fuera del país, los nombres y bienes de los cónyuges o convivientes, actividades gremiales, laborales y profesionales, sean remuneradas o no.

Dichos datos han generado polémica pública, luego de que se revelaran quiénes son los parlamentarios con mayor patrimonio, y que se informara que la cónyuge del precandidato presidencial Alejandro Guillier tenía bienes por $5 mil millones, lo que fue desmentido por el propio senador, aclarando que eran $500 millones.

El senador Manuel José Ossandon dio explicaciones por sus 57 propiedades, y en otras publicaciones se hizo mención a los patrimonios de algunos alcaldes, que incluyen desde vacunos y caballares hasta acciones en diversas empresas.

Los patrimonios de los ministros de Bachelet

Los patrimonios de los ministros de la Presidenta Michelle Bachelet, en tanto, también arrojan novedosos datos.

Por ejemplo, la ministra con mayor patrimonio es la de Trabajo, Alejandra Krauss, quien declaró $2 mil 425 millones en diversas propiedades, inversiones y sociedades. Es la única que tiene una casa en Zapallar, que adquirió en 1998 y tiene un avalúo fiscal de $103 millones. Además, tiene departamentos en Santiago y una casa en La Florida.

Krauss tiene cinco sociedades en el ámbito legal principalmente, “Donoso y Compañía”, “Sociedad de inversiones y rentistas de capitales mobiliarios en general; y servicios jurídicos”, “Inversiones, arriendo bienes muebles, administración tributaria, legales y de gestión”, “Krauss, Donoso y Cia”, “Servicios jurídicos”.

Otro secretario de Estado de alto patrimonio es el de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, quien declaró más de $1.150 millones en cuatro propiedades en Las Condes y Puchuncaví y en inversiones.

 

Bienes inmuebles en el exterior no tiene ningún ministro, aunque el canciller Heraldo Muñoz tiene inversiones en Estados Unidos por US$9.195, y la vocera Narváez registró US$7.423 en la Cooperativa de Crédito de las Naciones Unidas, ya que trabajó en ONU Mujeres junto a Bachelet entre 2011 y 2014.

La ministra de la trufa y el ministro minero

La ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, tiene un emprendimiento de las cotizadas trufas -consideradas el diamante negro de la gastronomía-, a través de la sociedad “Trufas del Maule S.A.” que inició con un capital de $4 millones.

Su colega de Medio Ambiente, Marcelo Mena, estuvo hasta el 31 de diciembre pasado con permiso sin goce de sueldo de la Universidad Andrés Bello, donde era académico, y tiene un auto híbrido Toyota Prius, que funciona con gasolina o electricidad.

El ministro de Defensa, José Antonio Gómez, es el único que tiene derechos de agua, que están en medio de la polémica por un proyecto de ley que regulará su uso, y que es rechazado por agricultores y empresarios.  En 1979, Gómez adquirió derechos de agua del río Mapocho, aunque no especificó la cantidad de acciones ni el monto involucrado.

Jaime Campos, titular de Agricultura, es el único que tiene acciones en las compañías mineras “Cerro Caspiche”, “Minera Seca” y “Gigante S.A.”, que suman $93 millones.

También tiene $6,7 millones en acciones en la compañía Quiñenco, perteneciente a Andrónico Luksic; casi $77 millones en la inmobiliaria “Bicentenario Ltda” y fue presidente del directorio del laboratorio Drag Pharma Invetec. Campos, además, es el único ministro dueño de un Mercedes Benz.