En el segundo semestre del año pasado, algunas de estas entidades proyectaban hasta un 4,3% de crecimiento del PIB para 2015, mientras que el más reciente pronóstico de Hacienda alcanzó apenas un 2,25%.
Publicado el 08.10.2015
Comparte:

“Hemos querido adelantar que este impulso fiscal, tan necesario para el momento que estamos viviendo, sumado a los distintos antecedentes que existen hoy en el mercado, nos hacen proyectar una economía que crecería cerca de 3,6% el año 2015”. La frase pertenece al ex ministro de Hacienda Alberto Arenas, y la dijo hace poco más de un año, cuando la Presidenta Michelle Bachelet acababa de dar a conocer la Ley de Presupuesto 2015.

Sin embargo, el optimismo que manifestó el ex jefe de la billetera fiscal no se ha reflejado en las cifras reales. La situación quedó de manifiesto este lunes, cuando el sucesor de Arenas en la cartera, Rodrigo Valdés, recortó a 2,25% la estimación de crecimiento económico para este año.

Según expertos consultados por “El Líbero”, un punto menos de crecimiento significan cerca de US$2.800 millones menos para el PIB del país y unos US$600 millones menos de recaudación fiscal. Por ende, el fallido pronóstico de Arenas y la cifra dada a conocer esta semana por Valdés significan US$3.780 millones menos para el PIB y US$810 millones menos para el fisco.

Pero el “mal ojo” de Hacienda para proyectar las cifras de crecimiento del PIB se extiende también a otras entidades. Por ejemplo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó en julio de 2014 que el país crecería un 4,1% en 2015. Ese mismo mes, la directora de la entidad, Christine Lagarde, se reunió con Michelle Bachelet en Washington y dio un inequívoco respaldo a las reformas del gobierno, incluso aventurando que estas no afectarían la ruta hacia el desarrollo del país (ver nota aquí). “Apoyamos enérgicamente este programa de reformas para Chile que, desde una perspectiva macroeconómica, no causará ningún tipo de perturbación de la economía y mejorará la productividad y el bienestar del pueblo chileno“, dijo. Pero este martes, el FMI recortó nuevamente su pronóstico de crecimiento para el país en 2015, llegando a 2,3%.

Otro organismo que ha fallado en su pronóstico ha sido el Banco Mundial. El 24 de septiembre de 2014, en una entrevista, el director para países andinos del organismo, Alberto Rodríguez, señaló que Chile crecería un 4,3% en 2015.

La OCDE, en tanto, dijo el 25 de noviembre del año pasado que el país crecería un 3,2% en 2015, y la Cepal, por esa fecha,  aventuró un 3% para el mismo período. Si bien ambos fueron los pronósticos más cercanos a la realidad realizados por organismos internacionales, de todos modos estuvieron lejos de apuntarle a la realidad.

tabla pib

Las entidades privadas también fallaron

De las entidades privadas que aventuraron una cifra de crecimiento para el año 2015, el BCI fue el que más cerca estuvo de la proyección actual de Hacienda (2,25%) y el FMI (2,3%). El banco dijo en agosto de 2014 que en 2015 Chile crecería 3,0%, 0,75 puntos porcentuales más que lo anunciado por el ministro Valdés.

Luego vienen Banchile, Corpresearch y Penta, que se la jugaron por un 3,5%. Con 3,8% se anotaron EuroAmérica y BBVA y con una cifra cercana a 4% Bice Inversiones y Santander.