Ilkka Taipale fue parlamentario, docente y director de un hospital. Su libro ya ha sido traducido a más de diez idiomas y se acaba de presentar en la Filsa.
Publicado el 01.11.2016
Comparte:

Ilkka Taipale (73) ha ejercido varios cargos durante su vida. Ha sido parlamentario, director de un hospital psiquiátrico en Helsinki -su ciudad natal-, profesor de psiquiatría social y ha pertenecido a unas cuantas organizaciones no gubernamentales de diversa índole. Todo bajo la profesión de Doctor en Medicina Social. Pero hace un poco más de siete años que está jubilado y son otras sus preocupaciones: es un activista. Por la paz, por el cese de las armas nucleares y por la igualdad, entre otros ideales. Pero su principal interés, y el que lo ha tenido recorriendo el mundo en los últimos cuatro años, es un libro: “100 innovaciones sociales de Finlandia”, que en 2012 fue traducido del finés al español y hasta la fecha, ya se puede leer en más de diez idiomas.

escanearLa publicación lo trajo por segunda vez a Chile -la primera fue en 2014 por una actividad académica en la Universidad Andrés Bello- con la intención de mostrar su libro en la Feria Internacional del Libro de Santiago de este año. Tenía fecha: el 25 de octubre a las 20:00 hrs. Pero una fuga de gas en Santiago Centro hizo que se cancelaran todas las actividades en el Centro Cultural Estación Mapocho y finalmente el libro fue presentado el pasado martes, por una comitiva de la Embajada de Finlandia, ya que Taipale regresó a su país el domingo.

“No estoy interesado en ganar dinero con esto. Lo importante es que todos seamos capaces de ver que todo puede ser innovación, todo puede cambiar a la sociedad, no sólo los avances tecnológicos. Por eso llevo el libro a universidades y a quien lo quiera, se lo regalo”, explica Taipale sobre las razones de esta publicación que no tiene precio ni está a la venta. Lo que quiere, es que fuera de sus fronteras se conozcan todas las cosas que hacen de Finlandia, ese país nórdico que está a 13.817,44 km, un lugar único.

Entre las innovaciones que destaca Taipale está que fue el primer país en el que hombres y mujeres recibieron al mismo tiempo la posibilidad de votar hasta detalles más graciosos, como que tienen un “Rally del alcohol” que consiste en llegar a Estonia para comprar cerveza mucho más barata o que existe el tango finlandés y que para hacer sentir a las personas con problemas mentales más integradas a la sociedad, en los noventa se publicó un libro de chistes “escrito por locos”. También hay otros datos, quizás lo más conocidos: es el país menos corrupto del mundo, tienen autonomía municipal -sin intervención alguna del gobierno-, educación gratuita y su tasa de homicidios anuales no supera la cifra de 160 personas, de una población de un poco más de 5 millones.

Todas esas innovaciones están contadas en este libro en primera persona por quien las descubrió, las implementó o las investigó. Hay ministros, alcaldes, directores de fundaciones y periodistas, entre otros, como autores de la historia. En el caso de Taipale, además de ser el editor y recolector de estas historias, está como autor en tres capítulos. Como parlamentario en dos períodos (de 1971 a 1975 y de 2000 a 2007) implementó las viviendas especiales con servicios para discapacitados, fue el precursor del llamado “Movimiento de noviembre” que desde 1967 hasta 1971 generó una política de control para promover los derechos de los grupos marginados como los enfermos mentales o gitanos. Y fue que quien instauró la teoría del 3%, que considera que se deben realizar programas especiales para ayudar a ese porcentaje de la población, que consiste en personas sin hogar o ex-presidiarios, porque según Taipale este pequeño grupo es el que comete delitos. “Si se les trata bien, el buen trato puede ser recíproco”, considera.

photo1134139776286435278Otra que narra en el libro una de sus innovaciones es Vuppa Taipale, esposa del doctor finlandés y quien lo ha ayudado a la recopilación de información desde 2006, año en el que salió la primera edición en finés sólo con seis historias que hacían que Finlandia se destacara en el mundo.

Vuppa fue ministra de Salud y Desarrollo y directora general del Centro de Investigación y Desarrollo en Salud y Asistencia Social entre 1992 y 2008. Es la responsable de la existencia las guarderías infantiles al lograr poner en vigor en 1973 una ley que obligó a los municipios a organizar el cuidado de niños y al Estado a financiar la actividad. “Así las madres no estuvimos más nunca condenadas a ser amas de casa y pudimos trabajar y ser madres al mismo tiempo”, cuenta.

“Nosotros fuimos los precursores con muchas cosas en Finlandia. Pero somos particulares por otras razones, algunas hasta graciosas. Tenemos nuestro propio béisbol, que quizás es raro para muchos o este juego de mesa Estrella de África, que son sólo se juega Finlandia. Son cosas que hacen una diferencia en la historia social y por eso están en el libro. Bueno, de hecho en Singapur hicieron su libro de innovaciones, con 15 innovaciones y tienen unas realmente buenas, algo similar pasó en Corea del Sur. Es cuestión de buscar y seguro las hay. Por ejemplo, nosotros queremos agregar en la próxima edición un proyecto que se llama Slush, que busca la próximas estrellas de la tecnología, próximos emprendedores. También el hecho de que unas dos veces al año en Finlandia tenemos algo como el día de la comida, que es cuando todo el mundo puede vender comida en la calle y el día de la limpieza, que es un día en el que todos salen a limpiar la calle”, explica Taipale.

– Después de leer el libro, Finlandia parece un país bastante equilibrado, casi perfecto. ¿Existe algo en lo que se tenga que trabajar?

– ¡Por supuesto! Todo se tiene que trabajar todo el tiempo para mejorarlo. Hay un dato: ha aumentando en Finlandia la gente soltera que vive sola. Más de un millón y medio de personas viven solas, la mayoría son mujeres, ancianos y claro, mucha gente joven. ¿Por qué es malo? Porque esto es algo que no se reconoce en nuestro país, donde hemos tratado de discutir una política pública en la que se hable sobre esta tendencia. Eso puede afectar en las familias del futuro o quizás no, pero son personas que pueden necesitar algún tipo de ayuda estatal, porque es algo muy extraño. Sí, se ha hablado de las madres solteras, de los ancianos, pero no de esta nueva tendencia que es quizás un poco preocupante. Y bueno, otra cosa mala es la actitud de los rusos con nosotros, y todas las amenazas y cosas espantosas que dicen de nosotros. No sé, no es tan perfecto como se ve.

– ¿Y qué busca con este libro?

– Quizás que conozcan los modales nórdicos. Porque creo que en todos los países están interesados en los modales nórdicos, especialmente en temas de igualdad, educación, maternidad y la importancia de los municipios, de que cada uno tenga un gobierno local.

-¿Cuál ha sido la mayor sorpresa que se ha llevado mostrando este libro en países tan distintos a Finlandia?

-La gente, siempre. Cómo se desenvuelven y las ideas que tienen, aún en Rusia. Lo único que queremos es que esto de las innovaciones sociales se convierta en algo global. Que deje de gobernar la opresión y el caos, eso es lo más importante. Hasta fuimos a Irán, hasta ahí hablamos de este libro.