Los partidos apostaron por sus grandes figuras para disputar la madre de todas las batallas parlamentarias, de la que saldrán electos cinco senadores el próximo 19 de noviembre.
Publicado el 05.09.2017
Comparte:

A las afueras del ex Congreso Nacional el ex Presidente Sebastián Piñera firmó ayer  junto a los candidatos de Chile Vamos, los cinco compromisos por la unidad y una mejor calidad de vida para los chilenos. Pero no era casualidad que mientras realizaba el punto de prensa, se encontraran a su lado la diputada Andrea Molina (UDI) y el senador Francisco Chahuán (RN), dos de las principales figuras por las que apuesta la coalición para llegar al Senado el próximo 19 de noviembre en la región de Valparaíso.

La circunscripción es una de las más importantes en los comicios dado que -junto a El Maule y La Araucanía-, elige cinco senadores. Este año, no sólo están en competencia figuras importantes de la zona, sino que también llegaron foráneos con la intención de quedarse con un cupo, por lo que se ha dicho que la competencia en la zona será una “pequeña presidencial”. Además, tiene un componente histórico interesante ya que se medirá el hijo del ex Presidente Ricardo Lagos, Ricardo Lagos Weber, y a la hija del ex Presidente Salvador Allende, Isabel.  

Este 2017 hay 124 candidatos para los 23 cupos que se disputan en el Senado, en Valparaíso son 31 los postulantes para cinco asientos; y 1.538.520 las personas habilitadas para votar, según datos del Servicio Electoral (Sevel).

Los postulantes de la Nueva Mayoría: Lagos vs Allende

Este año van a la reelección los senadores Ignacio Walker (DC), Ricardo Lagos Weber (PPD), Lily Pérez (Amplitud) y Francisco Chahuán (RN), buscan ascender de la Cámara al Senado los diputados Marco Antonio Núñez (PPD), Aldo Cornejo (DC) y Andrea Molina (UDI), vuelve a la carrera en cupo radical el ex senador Nelson Ávila y aterrizó desde Antofagasta la senadora Isabel Allende (PS).

En la competencia se medirán locales versus figuras nacionales, ya que los partidos eligieron entre sus mejores rostros y se juegan todas las fichas en la circunscripción. En la lista de la Nueva Mayoría van como principales cartas Lagos Weber, Núñez, Allende y Ávila y según dicen en el oficialismo la aspiración es que sean electo tres. “En nuestra lista hay cuatro candidatos competitivos, eso no ocurre en ninguna otra región del país, así que estamos convencidos de que podemos obtener tres senadores para la Nueva Mayoría. De lo que sí estamos más convencidos aún es que con Ricardo Lagos Weber doblamos a los otros candidatos de nuestra lista”, dice Marco Antonio Núñez.

Efectivamente en el PPD esperan doblar con Núñez y Lagos Weber, ya que de lo contrario podría salir electa Isabel Allende. “Si ella es duplicada queda fuera. Por eso acá está el dilema estratégico de este sistema electoral, ya que ellos podrían estar trabajando hoy día para Isabel Allende, porque si no son capaces de duplicarla, le están asegurando el cupo”, dice el analista de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, y agrega que “en estos sistemas nadie sabe para quien trabaja”.

En el PPD creen que en el caso de salir electos ambos senadores sería un triunfo “absoluto” para el partido, no sólo porque dejarían fuera al PS de la región y a Isabel Allende, sino porque “Ricardo Lagos se podría consolidar perfectamente como una figura presidenciable para los próximos años”, dice una influyente fuente de la tienda.

Chile Vamos apuesta por Chahuán y Molina

De todas maneras ese tercer cupo que hablan en la Nueva Mayoría también lo peleará Chile Vamos, quienes esperan poder elegir a Andrea Molina y a Francisco Chahuán, pese a que Lily Pérez estará disputando a parte de su electorado. En la oposición creen que el senador que va a la reelección es fuerte en la zona y que la diputada ha hecho un trabajo en terreno importante en los ocho años en la cámara, lo que le facilitaría su elección.

En Chile Vamos se valora mucho que Molina no sea una figura tradicional en la política, o sea que no tenga vínculos “sanguíneos” con otros actores como sí sucede con Lagos o Allende, sino que sea alguien que -pese a llevar algunos años en la cámara-, viene desde afuera. “La quinta región reúne las miradas porque representa una zona que mueve el país, que genera muchos ingresos y que llama la atención por los candidatos que tiene”, dice Andrea Molina y agrega que “creo que sin duda está muy peleado el tercer cupo -de este quinto cupo-, y nosotros esperamos con el senador Chahuán poder quedarnos con el”. En la lista de Chile Vamos también compite Francisco Bartolucci (UDI), Ximena Ramírez (UDI), Carmen Zamora (RN) y Kenneth Pugh (Ind.RN). 

En la coalición dirigida por el ex Presidente Piñera creen que Molina podría dar la sorpresa con una alta votación, ya que en su última postulación a la cámara de diputados se consolidó con la primera mayoría y obtuvo 40.722 votos, que podría aumentar en esta pasada. “Ella es carismática y convoca con su agenda social no sólo a votantes de la centro derecha sino que a un sector mucho más amplio”, dice un cercano.

Ahora bien, pese a que la aspiración es conseguir el tercer cupo, algunos miembros de la coalición advierten que un escenario es que Pérez saque una alta votación  y poner en una situación complicada el plan.

El quinto cupo, la DC y Lily Pérez

Para Mauricio Morales la pelea por el quinto cupo será determinante, y quienes, a su modo de ver, lo disputarán serán los demócrata cristianos y la senadora Lily Pérez.

Hace algunos días en conversación con “El Líbero” el senador Ignacio Walker dijo que “en ese escenario de máxima dispersión del voto de izquierda y de derecha, hay una muy buena oportunidad con Aldo Cornejo para elegir un senador de la DC” y agregó que es “imposible salir los dos, un solo senador de la DC, ese es nuestro objetivo. Los votos de él son para mí, los votos míos son para él”.

Si bien en la DC creen que un senador es lo que podrían obtener saben que LiLy Pérez es fuerte en la zona. La senadora fue primera mayoría en la elección pasada con 83.595 votos, tiene trayectoria política, y es conocida en la zona, es por eso que el mejor escenario para la DC -advierten en la falange- es que Pérez le quitara un cupo a Chile Vamos dejando a Andrea Molina fuera, por ejemplo, y que no dispute el quinto escaño. “Yo lo único que sé es que estoy feliz en esta campaña, siento que estoy cosechando mi trabajo, que tengo el viento a favor y que voy a ser senadora de toda la región de Valparaíso”, comenta Lily Pérez a  “El Líbero” y agrega que “todas esas cosas de que acá se ven los candidatos presidenciales del futuro, me resultan irrelevantes ya que no funciono en base a la lógica binominal del poder que quiere fortalecer esas opciones para después”.

Aún así dice Morales que “ella es la que está más complicada de todos porque este quinto cupo podría quedarse en manos de la DC, aunque también podría darse el escenario que ella (Lily Pérez) alcance una votación muy alta y quiebre a la derecha y deje fuera a Andrea Molina o a Chahuán. Si bien es difícil, no es descartable que ella realice una campaña que le permita sacar una buena cantidad de votos”.