El no pago de las cotizaciones a los funcionarios de educación tiene enfrentados a los concejales de RN y la UDI. Felipe Alessandri sostiene que no es causal de destitución y Carolina Lavín afirma que sí.
Publicado el 16.06.2016
Comparte:

Presentar un recurso de remoción de la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, ante el Tribunal Electoral de Elecciones (Tricel) por notable abandono de deberes es la polémica que se ha instalado entre dos de los concejales de la oposición, Felipe Alessandri (RN) y Carolina Lavín (UDI), quienes quieren competir por el sillón alcaldicio.

Los hechos que dan sustento a este “duelo político” son que la Municipalidad de Santiago adeudó el pago de cotizaciones a los funcionarios del Departamento de Educación (DEM) entre julio y diciembre de 2015, lo que le significó ser multado por la Dirección del Trabajo en $170 millones.

La deuda municipal llegó al 75% de los más de $960 millones que se debían pagar en cotizaciones a las AFP, Fonasa, isapres y seguros de cesantía de los trabajadores.

Las razones para pedir la remoción de Tohá

carolina lavínLa concejala Carolina Lavín es defensora de presentar un recurso ante el Tricel  porque la alcaldesa Tohá habría incurrido en notable abandono de deberes al no pagar las cotizaciones, según lo establecido en el artículo 60 letra c) de la Ley N° 18.695 Orgánica Constitucional de Municipalidades.

“Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 51, se entenderá, asimismo, que se configura un notable abandono de deberes cuando el alcalde, en forma reiterada, no pague íntegra y oportunamente las cotizaciones previsionales correspondientes a sus funcionarios”, sostiene el borrador del recurso ante el Tricel que no ha podido ser presentado por no tener las firmas de los cuatro concejales que se requiere.

La concejal Lavín sostiene que hubo seis meses de cotizaciones impagas y docentes perjudicados porque no se pudieron operar por no tener dichos pagos al día, además del daño patrimonial que Tohá le hizo al municipio al pagar $170 millones en multas e intereses.

“Es plata de los vecinos de Santiago que se usan en otras cosas distintas y que la ley prohíbe, y por eso nos obliga como concejales a fiscalizar y tomar todas las medidas posibles. Si algún concejal no quiere sumarse lo encuentro muy grave porque lo que corresponde en derecho hacer es presentar el recurso ante el Tricel”, sostiene la concejala Carolina Lavín.

Además, puntualiza que en febrero pasado presentó una denuncia ante la Contraloría por este tema, pero que no ha tenido respuesta, al igual que un vecino de Santiago que también hizo el mismo requerimiento.

Las razones para no pedir la destitución de Tohá

felipe alessandriEn la vereda contraria se ubica el concejal Felipe Alessandri, quien califica de “falta grave y una afrenta a la educación de Santiago” la actuación de Tohá, pero que se debe canalizar mediante la Contraloría y no en el Tricel.

Habiendo analizado los antecedentes y el borrador de la demanda, creo que el camino no es a través de notable abandono de deberes en el Tricel, sino acudir a otras instancias legales para que se corrija”, sostiene Alessandri.

El concejal de RN explica que revisó fallos anteriores del Tricel por la misma causa y que éste ha tenido “un criterio bastante restrictivo. Lo que no quisiéramos es que el Tricel se declare incompetente. Creo que la Contraloría es el camino a seguir. Tenemos que buscar que a  los profesores les paguen las cotizaciones oportunamente. La alcaldesa tendrá que responder por la multa que se le cursó a la municipalidad, y asegurar que no ocurra de nuevo”.

La autoridad agrega que hay un sumario administrativo en el municipio por dicha irregularidad, y que la ley establece que la conducta tiene que ser reiterada y que la institución no pague las cotizaciones pese a tener disponibilidad de fondos, lo que no ocurriría en la Dirección de Educación (DEM) de Santiago.

Deuda de funcionarios municipalidad de Santiago