En el partido quieren evitar que se repita la misma situación de 2013, cuando Orrego salió tercero en la primaria de la Nueva Mayoría y la DC no pudo meter su agenda en el programa de gobierno de Bachelet.
Publicado el 17.02.2016
Comparte:

A fines de junio de 2013 se realizaron las primarias presidenciales de la Nueva Mayoría. En esa oportunidad compitieron Michelle Bachelet (PS), José Antonio Gómez (PR), Claudio Orrego (DC) y Andrés Velasco, el único candidato independiente de la papeleta. Esas elecciones, marcaron un antes y un después para la DC.

Bachelet obtuvo más del 73% de los votos y en segundo lugar quedó Velasco con cerca del 13% de la votación. En tanto, Orrego se ubicó en el tercer lugar y Gómez en el cuarto. La derrota del candidato de la falange significó un golpe fuerte para la DC. Esto, debido a que Orrego fue sobrepasado por casi 100.000 votos por un postulante independiente que no tenía ninguna estructura partidaria.

En la DC explican que el fracaso del actual intendente de la Región Metropolitana significó, además del mal resultado electoral, una pérdida de influencia en los contenidos del programa de gobierno de la hoy Mandataria, pues una vez que se plegaron a su candidatura, el texto -que incluía temas incómodos para la DC- ya estaba virtualmente listo.

Ahora, cuando la carrera presidencial para el 2017 ya se inició en la Nueva Mayoría, la DC busca evitar que se repita la misma historia. Por esa razón, son varios los dirigentes de la tienda que desde ya estarían renunciando a llevar candidato propio y se inclinarían por apoyar a una figura con mayores posibilidades, como el ex Presidente Ricardo Lagos. De hecho, varios han dado señales públicas al respecto. En ese sentido, influyentes fuentes del partido explican a “El Líbero” que la apuesta es instalar la agenda de la DC en el próximo gobierno.

Por esto, es que las mismas fuentes reconocen que el punto más complejo que debe definir la DC es elegir cuál será el momento en que decidirán llevar o no una candidatura propia, aunque varios se la juegan por la Junta Nacional de abril. “En la experiencia nuestra con Rincón y Orrego, tuvimos un problema. Además de perder, se perdieron todos los contenidos y después nos encontramos con un programa en que no teníamos nada que decir”, comenta una alta fuente del partido. 

En la DC afirman que existe un acuerdo político, ratificado por las diferentes instancias del partido, de presentar a un candidato presidencial que se convierta en el liderazgo de la Nueva Mayoría y que éste es el primer objetivo de la tienda. Sin embargo, reconocen que si no cuentan con un candidato con posibilidades reales de ganar, habrá que evaluar otras opciones.

“Nuestro primer objetivo es tener nosotros un candidato a las primarias de la Nueva Mayoría, me gustaría tener un buen candidato. Y si no aparece, ahí veremos”, afirma a “El Líbero” el presidente de la DC, Jorge Pizarro, quien además agrega que “la DC debiera llevar un liderazgo que aspire a conducir la Nueva Mayoría, si no tenemos candidato, Lagos es un buen referente”.

La división en torno a Lagos y los candidatos de la DC

Fue el el senador DC y ex ministro, Andrés Zaldívar, uno de los primeros DC en poner sobre la mesa la opción de Ricardo Lagos como candidato presidencial. “Lagos es una carta presidencial que reúne todas las condiciones”, afirmó Zaldívar el pasado sábado en El Mercurio. Asimismo, Pizarro explicó al día siguiente en ese mismo medio que “el nombre del ex Presidente Ricardo Lagos es muy atractivo para la Democracia Cristiana. Es un estadista”.

Sin embargo, estas declaraciones abrieron fuego cruzado al interior del partido. Los dichos de Zaldívar no fueron bien recibidos por algunos diputados como Matías Walker, quien fue el primer parlamentario de la bancada en defender la idea de un candidato propio de la DC. “Veo a muchos mirando para el lado cuando tenemos presidenciables”, dijo.

Asimismo, ayer un grupo de diputados advirtieron que en la Junta Nacional se enfrentarán a la “vieja guardia” para imponer la idea de un candidato propio, según informó La Segunda. “Los parlamentarios más jóvenes hemos cometido el error de dejarnos dividir para terminar aportando nuestros votos a liderazgos gastados”, explicó el diputado Fuad Chahín.

Además, el senador, ex presidente del partido y posible carta presidencial de la DC, Ignacio Walker, afirmó ayer en Radio Cooperativa que “la DC debiera ser capaz en el primer semestre de construir una alternativa presidencial y de jugarnos por ello”.

Ante este escenario, desde la DC reconocen que de manera unánime respaldan la opción del candidato propio, sin embargo, reconocen que hasta el momento los presidenciables internos no han mostrado un “despegue notorio”.

Entre las cartas presidenciales está Ignacio Walker, quien es el único que ha manifestado públicamente sus intenciones de competir; el ministro del Interior, Jorge Burgos; y la ministra del Trabajo, Ximena Rincón. Tanto Walker como Burgos obtuvieron un 57% de conocimiento en la última encuesta CEP. El senador obtuvo un 22% de evaluación positiva y el secretario de Estado un 29%.  En tanto, Lagos marcó un 93% de conocimiento y un 36% de evaluación positiva.

Por esto, es que la apuesta del partido es evitar que Walker u otro de los presidenciables se comprometa con un desafío como el de Orrego en las primarias de 2013, sin tener un piso asegurado de éxito. “No pueden salir de una aventura presidencial peor de lo que entraron. No sólo ellos, sino que todo el partido”, dice un senador de la tienda.

En la eventualidad que el candidato no sea Ignacio Walker, se rompería un acuerdo que se selló en marzo entre el ex presidente del partido y el timonel actual. Fue en marzo de 2015, durante el proceso de elección interna de la DC, cuando Walker comprometió su apoyo a Pizarro para que liderara la lista de consenso del partido. Su respaldo, según dicen en el partido, se explicaría debido a sus intereses presidenciales, de manera que el actual presidente de la DC le habría garantizado a Walker un partido unido para potenciar y promover su candidatura presidencial.

 

FOTO: AGENCIA UNO