Tal como lo recordó el ex Presidente Lagos, la actual Mandataria era su ministra de Defensa cuando se aprobó que se iban a mantener en reserva los antecedentes recopilados en el informe. La Presidenta no prestó testimonio ante la Comisión, porque en su momento consideró que por ser ministra "no podría ser juez y parte".
Publicado el 22.09.2017
Comparte:

Durante el gobierno del Presidente Ricardo Lagos, la hoy Mandataria Michelle Bachelet fue su ministra de Defensa entre el 7 de enero de 2002 y el 29 de septiembre de 2004. Ya llevaba 20 meses en el cargo cuando el 26 de septiembre de 2003 el Presidente Lagos anunció la conformación del equipo encabezado por monseñor Sergio Valech, que iba a tener como misión evaluar todos los casos de ex presos políticos y torturados durante la dictadura militar, con el propósito de entregarles, según  las propias palabras del mandatario, “una indemnización austera y simbólica, que determinará el Ejecutivo”. Así nació hace casi 14 años la hoy llamada “Comisión Valech”.

Su creación legal se realizó a través del decreto 1.040 del 26 de septiembre de 2003, y en su texto se consignaba el carácter “secreto” que hoy se cuestiona: “Todas las actuaciones que realice la Comisión, así como todos los antecedentes que ésta reciba, tendrán el carácter de reservados, para todos los efectos legales”.

Un día antes del anuncio del Presidente Lagos, la entonces ministra de Defensa, Michelle Bachelet, ya valoraba positivamente la conformación de este grupo de trabajo destinado a reparar los abusos en materia de derechos humanos. Según una nota publicada en El Mercurio el 25 de septiembre de 2003, la secretaria de Estado calificaba como “sumamente positivo para el país la entrega de nuevos antecedentes recabados por la Iglesia Católica”.

Bachelet, como Ministra de Defensa, era el nexo del gobierno con el mundo militar, tanto así que estas declaraciones favorables a la Comisión Valech las formuló en una ceremonia organizada por la Academia de Estudios Políticos y Estratégicos (Anepe). Hace 14 años, la actual Presidenta aseveraba que la Comisión Valech era “una consecuencia del clima favorable que se ha generado después de la propuesta emitida por el Presidente Lagos para favorecer la entrega de información de parte de militares en retiro a los tribunales y acelerar los procesos pendientes”.

A sólo días de iniciarse la recopilación de antecedentes de los torturados y presos políticos que tendrían “el carácter de reservados, para todos los efectos legales” según el decreto presidencial, Bachelet señalaba en El Mercurio que “siempre es positivo contar con más personas que se sientan motivadas a entregar información que pueda ser útil para avanzar en los procesos pendientes. Y cualquiera sea la característica, esta información va a ser muy útil en avanzar en verdad y justicia, que es el mismo espíritu del mensaje del Presidente que ‘no hay mañana sin ayer’ y yo creo que esto va a contribuir a lograr un objetivo que ha sido de consenso durante este año tan simbólico”.

Luego, ya alejada del gobierno y en su calidad de pre candidata presidencial, el 11 de noviembre de 2004 Michelle Bachelet afirmó que “se van a poder sacar muchas conclusiones” del documento de la Comisión Valech y de su posterior discusión. En esa oportunidad aseguró que ella personalmente no había prestado testimonio porque era ministra, por lo que “no podía ser juez y parte”. Si declaró su madre, Ángela Jeria, con quien la actual Presidenta estuvo detenida poco más de una semana en Villa Grimaldi en enero de 1975.

Ricardo Lagos: “Es obvio que Michelle Bachelet sabe que no hay pactos de silencio con los militares, porque ella era la ministra de Defensa”

El carácter de reservado o secreto de los antecedentes recopilados en la Comisión Valech es lo que hoy, a 14 años de su puesta en marcha, se pretende revertir precisamente bajo el mandato de Michelle Bachelet, luego que el gobierno decidiera darle discusión inmediata- y que luego rebajó a suma urgencia- el proyecto del diputado PC Hugo Gutiérrez que busca terminar con la confidencialidad de los testimonios que , de acuerdo al decreto presidencial, debe durar  50 años.  Al respecto, el parlamentario comunista ha señalado que la comisión impulsada bajo el mandato de Ricardo Lagos encubría “pactos de silencio” con las Fuerzas Armadas.

“El secreto se estableció en el decreto que constituyó la comisión”, señaló Lagos a La Tercera el fin de semana. Agregó que “es obvio que Michelle Bachelet sabe que no hay pactos de silencio con los militares, porque ella era la ministra de Defensa. Además ella participó en las discusiones sobre cómo se hacía esto. Porque sabíamos a quiénes iba a afectar”. Y refiriéndose al diputado Hugo Gutierrez, el ex Presidente le respondió directamente: “¿Este abogado no conocía el secreto? (…) Estos abogados de DD.HH, ¿no sabían acaso que lo que iban a declarar sus camaradas era secreto? ¿Y por qué nadie entonces, cuando planteé los 30 o 50 años, levantó la mano?”.

Mientras tanto este jueves, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, la Presidenta Bachelet salió a defender nuevamente el proyecto del diputado Gutiérrez, afirmando que responde a peticiones internacionales que habrían solicitado el alzamiento de la reserva de 50 años que pesa sobre el informe de la Comisión Valech. “Esta es una petición que nos habían hecho organismos internacionales, enviados especiales de Derechos Humanos y el Instituto de Derechos Humanos, en donde ahí hay una transversalidad política, porque dicen que esto no es coherente con los principios internacionales“, fue lo que sostuvo la mandataria en EE.UU.