Desde 2015 la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala ofrece este curso online en el que el académico estadounidense Eric Graf enseña las otras lecturas, hasta políticas, que tiene el libro más importante de la literatura hispana e universal. El próximo 19 de mayo firmará un convenio con el Instituto Cervantes para ampliar la convocatoria
Publicado el 16.05.2017
Comparte:

Fue en 1605 que se publicó la primera parte de uno de los libros más populares de la literatura hispana y universal: Don Quijote de la Mancha, escrita por Miguel de Cervantes (1547-1616), de la que aún se desmenuzan múltiples lecturas. Un académico reconocido por analizar esas líneas y tratar de explorar todo lo que se puede indagar en esas páginas, es el estadounidense Eric Clifford Graf, quien aseguró en 2007 en su libro “Cervantes and Modernity: four essays on Don Quijote” (Cervantes y la modernidad: cuatro ensayos sobre Don Quijote) -editado por Bucknell University Press- que el escritor español fue precursor de muchos de los movimientos ideológicos propios de la modernidad, como el feminismo, el multiculturalismo y el materialismo.

Graf no sólo ha publicado ese trabajo, tiene más de 20 investigaciones en las que analiza en profundidad no sólo a Cervantes, sino el llamado “siglo de oro” de la literatura española. Y por ser un referente en el tema, desde 2015 es quien está a cargo del curso “Descubre Don Quijote de la Mancha”, un curso en línea que se encuentra certificado por la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala y que el próximo 19 de mayo firmará un convenio con el Instituto Cervantes, la institución pública creada en España en 1991 para promover la enseñanza, el estudio y el uso del español y que actualmente cuenta con 87 sedes en 44 países del mundo. La idea principal de este acuerdo, es lograr que el proyecto se promocione en todos los portales del establecimiento.

El curso aborda la primera parte “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha” (52 capítulos) y “Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha” (74 capítulos). Los videos, que sirven como uno de los recursos de estudio, se pueden revisar en Youtube (pinchando aquí) y si quiere obtener la certificación, vale US$ 60. Pero la premisa, es que son cursos gratuitos en línea (en inglés y español), y que  para cada parte, se estima una duración de 18 semanas, con una dedicación de cinco horas semanales.

“Don Quijote nos ayuda a aprender de las ideas de justicia, libertad, amistad, bondad y heroísmo (…) Además es un libro que entretiene y enseña al mismo tiempo. La libertad del individuo es uno de los valores más importantes de la obra y estudiarlo nos ayuda como humanos, para entender la importancia de la libertad”, explica Graf, quien llegó a Guatemala en 2013, en uno de los videos promocionales.

La plataforma (que se puede revisar pinchando aquí) permite crear clases para promover las discusiones en línea a través de foros y sesiones en vivo con estudiantes de Europa, Estados Unidos y América Latina. El curso se basa en obtener insignias, otorgadas al culminar cada una de las actividades. La idea es aprender sobre grandes valores universales en dinámicos escenarios, cuestionamientos, metáforas, aventuras y toda la riqueza literaria plasmada en la novela. Si bien este es un curso que ha sido calendarizado para optimizar el estudio de la obra, también puede tomarse de manera individual y asincrónica.

Hasta la fecha, ya son 12.500 personas inscritas que han seguido los más de 300 videos -todos animados e interactivos- que explican las ideas principales resumidas gracias a Graf, quien ya suma más de 20 años analizando a Cervantes. Análisis que ha hecho desde su época de estudios de español e historia  en la Universidad de Virginia, institución en la que se graduó en 1989. En la misma casa de estudios realizó estudios de posgrado sobre literatura española y su tesis doctoral versa sobre “El cerco de Numancia”, opera prima de Miguel de Cervantes.

Para adentrarse en esta extensa e importante obra, Graf ha dado en distintas oportunidades varias recomendaciones, una de ella en su texto “Cómo leer Don Quijote como un gran libro sobre el alma y la política”. “El texto clásico que es Don Quijote se refiere a otro clásico, ‘El asno de oro’, que, por su parte, se refiere a ese peculiar asno democrático y algo anárquico del libro octavo del tercer clásico, ‘La República’Imploro a todos los estudiantes de las artes liberales o humanidades que reflexionen sobre ese pasaje de Platón y, luego, a su vez que pasen al capítulo 61 de la segunda parte de la novela de Cervantes para leer acerca de lo que le sucede a un caballero loco de La Mancha y su ingenuo escudero cuando son bienvenidos por la ciudad tradicionalmente republicana, para no decir anarquista, de Barcelona”, explica. 

El académico y escritor Graf, también es considerado uno de los principales especialistas en la figura de Juan de Mariana y la Escuela de Salamanca. En esta línea de investigación ha publicado varios trabajos, algunos galardonados con importantes premios como el ‘Premio Luis Andrés Murillo’, concedido por la Cervantes Society of America, al mejor ensayo sobre Cervantes del año 2011 por el trabajo “Sancho Panza’s ‘por negros que sean, los he de volver blancos o amarillos”. El “Poema del Mío Cid”, la obra poética de Garcilaso de la Vega, y la literatura de Julio Cortázar, también son parte de su especialidad.

Por su extenso conocimiento, Graf también es capaz de indagar en las visiones políticas y económicos que se pueden sacar de las páginas de Don Quijote. Así lo demostró en el artículo que publicó el pasado 11 de mayo., que se titula  “Cinco principios del libre mercado en Don Quijote de la Mancha” y ahí señala que “la mayor ironía sobre el comercio en Don Quijote es que el mercado libre rescata la novela de su propia violencia. En DQ 1.9, el narrador explica cómo adquirió la continuación del texto que terminó en medio de la batalla del hidalgo con el vasco en DQ 1.8. La información asimétrica sobre unos “cartapacios y papeles viejos” que el narrador encuentra en el Alcaná, el mercado de Toledo, da lugar a su compra y luego a la contratación de un morisco local para traducirlos. Piensa en esto. No podríamos leer la novela más allá de DQ 1.8 si no fuera por el milagro de un mercado multiétnico de bienes y servicios”.

FOTO: Gentileza de la UFM.