En el Presupuesto de 2016 se contemplan $1.669 millones para este ítem, dinero que es administrado por la Presidenta Bachelet y por el controvertido administrador de la Presidencia.
Publicado el 25.01.2016
Comparte:

Entre octubre y noviembre del año pasado, en medio de la tramitación de la Ley de Presupuesto para 2016, el ítem “gastos reservados” de la glosa de Presidencia fue un tema polémico en el Congreso.

El gobierno pedía que se le aprobaran $1.669 millones para el presente año ($139 millones mensuales o $4.5 millones diarios) y la subcomisión de presupuesto de la Cámara, en protesta por no conocer en qué materias específicas se gastaría esa plata, aprobó sólo mil pesos.

“Uno comprende que en ciertos ministerios y actividades hay gastos reservados. Lo más claro es la inteligencia militar, donde las materias no pueden ser públicas. Pero al otro extremo estamos los parlamentarios que aprobamos un presupuesto. Y si voy a aprobar un gasto de miles de millones, a fardo cerrado, sin saber lo que voy a votar, me resisto a aquello”, decía el diputado Pablo Lorenzini, quien solicitaba que se revelaran los destinos de esos recursos al menos en una “sesión secreta”.

09 Septiembre 2015/VALPARAISO Cristian Riquelme director administrativo palacio de la moneda Y Julio Bravo de comunicaciones de la presidencia durante la comisión Caval que se realiza en la Camara de Diputados en el Congreso Nacional en Valparaiso FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI / AGENCIAUNO

Lo que pedía el parlamentario DC nunca ocurrió y, finalmente, en comisión mixta, el Congreso terminó aprobando a ciegas los $1.669 millones que pedía el Ejecutivo, dinero que es administrado exclusivamente por la Presidenta Michelle Bachelet y por el cuestionado director de administración de La Moneda, Cristián Riquelme, quien está en el ojo del huracán por los casos Caval, SQM y por haber asignado licitaciones a dedo a empresas que trabajaron en la campaña de la Presidenta (ver notas al final).

Si bien parlamentarios de la oposición y los timoneles de los partidos de la Nueva Mayoría –con excepción del PPD, tienda donde milita Riquelme- han pedido a la Mandataria que lo destituya por su sensible situación, Bachelet no ha dado señales públicas al respecto. Al contrario, en La Moneda varios han escuchado a Riquelme decir en las últimas semanas que goza de toda la confianza de la jefa de Estado y que ésta lo habría ratificado en su cargo a pesar del “fuego amigo” que la situación le estaría causando a su gobierno.

¿En qué se gasta la Presidencia $4.500.000 diarios?

03 de Agosto de 2015/SANTIAGO LaPresidenta Michelle Bachelet realiza un punto de prensa para dar a conocer los puntos tratados en el conclave de la Nueva Mayoria realizado en el estadio El Llano en San Miguel. FOTO:FELIPE FREDES FERNANDEZ/AGENCIAUNO

La mayoría de las fuentes consultadas que trabajan o han trabajado en la Presidencia desconocen la respuesta a esta pregunta. Y los que saben, dicen que es un secreto de Estado que no pueden revelar.

Respecto de los destinos de esos dineros se ha especulado por años y en todos los gobiernos. Se dice que con eso se pagan los gastos personales del Presidente en ejercicio, cuentas, arriendos de casas, regalos de matrimonio, etc. Y si bien en el gobierno del ex Presidente Ricardo Lagos se supo que se utilizaban para pagar sobresueldos a ministros, pocos días después de destapado el caso, en enero de 2003, se promulgó la Ley 19.863, que en su artículo 6° estipula que “los gastos reservados sólo podrán emplearse en los fines propios de las actividades respectivas. Con cargo a éstos no podrán efectuarse pagos a funcionarios públicos. Del mismo modo, no podrán efectuarse transferencias de recursos provenientes de gastos reservados para el financiamiento de campañas políticas, de partidos políticos u organizaciones gremiales”.

Pero como el destino de los dineros que manejan Bachelet y Riquelme es “reservado”, es imposible fiscalizar en qué se gasta realmente. De hecho, la misma Ley 19.863 estipula en su artículo 4° que Presidencia sólo debe rendir una vez al año los gastos ante Contraloría, pero “en forma genérica y secreta” y adjuntando una declaración jurada que acredite que se ha dado buen uso a los recursos y que no se esté violando ni una coma del artículo 6º.

 

FOTO: AGENCIA UNO