En la misiva dicen que la situación en la zona es “insostenible”, piden a la Presidenta que los reciba y cuestionan el rol del intendente Huenchumilla.
Publicado el 10.02.2015
Comparte:

“Junto con saludarla cordialmente, queremos disculparnos por incomodar sus vacaciones en este maravilloso lugar de La Araucanía”. Así comienza la carta de cinco carillas (ver completa aquí) que dos organizaciones de esa región –Agrupación Paz en La Araucanía y Mujeres por la Paz en La Araucanía- le hicieron llegar el pasado domingo a la Presidenta Michelle Bachelet, quien se encuentra de vacaciones en su casa del lago Caburgua.

Molestos porque la Mandataria no ha realizado ninguna visita oficial a la región en los 11 meses que lleva en La Moneda, los firmantes del texto –al que tuvo que acceso “El Líbero”- solicitan fijar una fecha “ojalá próxima” para que la jefa de Estado los reciba “y así poder trabajar en conjunto propuestas que permitan seguir creyendo en un futuro próspero y en paz para todos y cada uno de los habitantes de La Araucanía y el resto del sur de Chile”.

La misiva señala que la situación en la zona “es insostenible” y que “está hiriendo profundamente la convivencia democrática en el sur del país”. Asimismo, cuestiona el mecanismo de compra de tierras para comunidades mapuches, pues a juicio de ellos “casi todas las tierras compradas por la Conadi quedan abandonadas”.

“El gobierno que usted dirige ha asignado aproximadamente $78.000.000.000 para nutrir el fondo de tierras, es decir el equivalente a tres Teletones. Sin embargo, no se ha puesto atención a que detrás de esas eventuales adquisiciones a pequeños y medianos propietarios, existe todo un dolor y años de amenazas y amedrentamientos permanentes; los propietarios legítimos son obligados a vender como única medida de salvaguardar sus vidas y las de sus familias”, dice el texto.

Como ejemplo de la situación anterior, señalan que en la localidad de Pidima “hace solamente dos semanas una persona de la tercera edad fue la última en ser sacada de su casa por Carabineros, para evitar una desgracia mayor, y ahora vive de allegada”.

En ese sentido, señalan que “se debe disponer los recursos para la gente honesta y trabajadora de La Araucanía, sin distinciones de origen y de ninguna otra consideración, y tener el coraje y la firmeza para precisar que esos recursos no llegarán nunca más a manos de los grupos y comunidades radicalizadas ni menos a los violentistas”.

En otra parte de la carta, las agrupaciones hacen hincapié en que el conflicto que se está viviendo en la zona “también golpea a esa gran mayoría del pueblo mapuche que nunca se ha sumado a la violencia y que sabemos siempre ha estado dispuesta al diálogo, al igual que nosotros”.

Huenchumilla apaga incendio con bencina

A_UNO_442449Los firmantes aprovechan la ocasión para cuestionar al intendente Francisco Huenchumilla, a quien han dejado de considerar como un interlocutor válido: “Él no hace más que apagar este incendio con bencina, lo que queda de manifiesto en sus constantes dichos y declaraciones polémicas. Hay ocasiones que nos hacen creer que tiene agenda propia, y que en vez de informarla a usted, él hace todo lo contrario”. Más adelante, sostienen que pese a las amenazas de los grupos violentistas de recrudecer sus acciones, “nadie del gobierno, ni menos la intendencia, se preocupó de prevenir lo que todos sabíamos que iba a suceder: más violencia sin ningún control”.

Respecto de la ausencia de Bachelet en La Araucanía durante todo su período, las agrupaciones dicen que “no logramos entender que una región con esta magnitud de problemas no sea prioridad para escuchar en terreno a la gente, lo cual nos obliga, y por favor créanos que hubiésemos querido no hacerlo, a manifestar hoy nuestro descontento e inquietudes viniendo a entregarle esta carta”.

Ya al final de la misiva, las agrupaciones que ese domingo lograron congregar a más de 500 personas en una manifestación en la playa Negra de Caburgua (ver foto principal), piden que la Mandataria imponga “nuevamente el Estado de Derecho” y le preguntan si está de acuerdo con la creación de un nuevo estado autónomo al sur de Arauco a partir del origen étnico.

FOTOS: AGENCIA UNO