Durante los últimos 12 meses se han creado 187 mil nuevos puestos de trabajo, sin embargo 90 mil de ellos son empleos públicos (48%) y 78 mil empleos cuenta propia (42%). Además, durante los casi cuatro años de mandato de Bachelet, se han generado 150 mil empleos en el Estado, la mitad del total.
Publicado el 30.09.2017
Comparte:

La baja en el desempleo de 6,9% a 6,6% en el trimestre junio-agosto fue una noticia destacada ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) que se replicó efusivamente en los medios de comunicación.

El descenso de la desocupación se produjo por el incrementochoo de las personas ocupadas (2,3%) en comparación con el crecimiento de la fuerza de trabajo (2,1%).

La encuesta, sin embargo, dejó en evidencia un par de datos que muestran la grave precarización del mercado laboral durante los casi cuatro años de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

90% de empleos para funcionarios públicos y cuenta propia

Ello, porque durante los últimos 12 meses se han creado 187 mil nuevos puestos de trabajo, sin embargo 90 mil de ellos son empleos públicos (48%) y 78 mil empleos son por cuenta propia (42%).

En contrapartida, se perdieron ocho mil empleos asalariados privados (-4%), que son los que tienen mayores ingresos, estabilidad y son beneficiarios de las prestaciones sociales, como previsión social y de salud, y seguro de cesantía.

Para la investigadora del ESE Business School, Cecilia Cifuentes, “es muy grave el clientelismo que parece desprenderse del comportamiento del empleo público, pues se está financiado con deuda, abultando el déficit fiscal que este gobierno dejará como herencia”.

El economista de Clapes-UC, Juan Bravo, sostiene que la pérdida de empleos asalariados “revela cómo la debilidad económica sigue afectando al mercado laboral”, y recuerda que los trabajos por cuenta propia “no sólo tienen bajísimos ingresos, alta informalidad y ausencia de protección social, sino que además la gran mayoría del aumento durante este frenazo corresponden a algún formato de subempleo o desempleo encubierto, y por ende, no responde a decisiones voluntarias, sino a la única alternativa para evitar el desempleo total”.

“En definitiva, tenemos una creación de empleo, en donde el 90% corresponde a empleo asalariado público (en un contexto de alta estrechez fiscal) o a cuenta propia, lo que aún no permite tener una mirada optimista respecto al mercado laboral”, concluye Bravo.

150 mil empleos para funcionarios públicos se han creado  durante el gobierno de Bachelet

Desde el trimestre diciembre 2013-febrero 2014 hasta el trimestre junio-agosto 2017, el empleo asalariado público ha aumentado en 150.052, de un total de 314.334 nuevos empleos en ese periodo, es decir, equivalente al 48%.

Ese fuerte crecimiento, además, le ha significado al Fisco un gasto adicional de US$2.800 millones (en términos reales), en relación con lo que costaba en 2013, el año antes de asumir Bachelet.

Durante esta administración apenas se han creado 90 mil empleos, en promedio al año, cifra apenas un tercio de los 288 mil que se generaron entre 2010 y 2013.