Fue una de las zonas en donde a Chile Vamos más le costó llegar a acuerdo, y en la única que enfrentará la competencia con división, dado que el diputado Edwards inscribió su candidatura fuera del pacto. En la DC y en la lista de la Nueva Mayoría esperan que este escenario los beneficie.
Publicado el 17.09.2017
Comparte:

Hace algunos días el ex Presidente Sebastián Piñera, en un recorrido por el sur del país, visitó la región de La Araucanía y, en Temuco, presentó a los candidatos de Chile Vamos al Senado, Cámara de Diputados y Consejo Regional (Core). Pero entre los presentes en el Hotel Frontera no estaba el diputado y actual candidato a senador Rojo Edwards, ya que pese a ser del sector, no compite en la lista de la coalición.

La novena región -al igual que El Maule y Valparaíso- elige cinco asientos en la Cámara Alta por lo que se ha transformado en una de las disputas más importantes del próximo 19 de noviembre. Pero también, es la única donde la centroderecha corre con una división, lo que hace que sea un terreno atractivo para los otros competidores, considerando su fortaleza en la zona.

Según la última elección de concejales, la oposición obtuvo 130.413 votos, más que los partidos que apoyan a Guillier -pacto Fuerza de la Mayoría- quienes consiguieron un total de 93.780, y muy por sobre la Democracia Cristiana, que consiguió 42.306 sufragios.

Es por eso que el hecho de que Edwards corra por fuera tiene los ánimos un poco crispados en la coalición, ya que “con él dentro, Chile Vamos se quedaba con tres de los cinco escaños, pero como no va en la lista, eso va a producir que la votación de Chile Vamos se divida, lo que podría dar de rebote que ese quinto escaño, o tercero de Chile Vamos, se lo quede la DC o el pacto de Guillier”, dice el analista político de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, quien agrega que “mientras más fuerte sea Rojo Edwards, más débil es Chile Vamos”. Esa, según dicen en la oposición, habría sido una de las razones de por qué no se consideró al postulante en el lanzamiento de las candidaturas.

Rojo Edwards sabe que el quinto escaño es el que está en disputa, sin embargo cree que “es una región que está bastante favorable a nuestro sector, por lo tanto las posibilidades de sacar tres senadores son muy altas”.

En cuanto a si él sería un efecto determinante en ese número, aclara que “eso no es efectivo. Si yo bajara mi candidatura, Chile Vamos no tiene ninguna posibilidad de sacar tres senadores. La lista que tiene hoy sólo sacará a dos, las votaciones de zonas rurales no son traspasables cuando un candidato se baja, y eso es lo que le pasa, por ejemplo, al senador Quintana con la votación del senador Tuma, que no le ha llegado ni un voto”.

Además, agrega que “es un análisis muy liviano. Los buenos candidatos, principalmente los que tienen especialización geográfica, son importantes para lograr el tercer cupo. Si Chile Vamos baja a cualquier candidato, también bajan las posibilidades de que seamos tres. Lo más probable es que Chile Vamos saque dos senadores entre los representantes de los partidos y el Presidente Piñera saque tres senadores, sumando mi candidatura”.

El diputado Germán Becker, quien aspira en esta elección a llegar al Senado por RN, cree que lo de Rojo Edwards “perjudica, pero en menor medida, no hará un gran daño, ya que no tiene equipos, tampoco logística, creo que no tendrá muchos votos. Si él no fuera, sería prácticamente seguro que el tercer escaño es para Chile Vamos, pero pienso que él se ha sobrevalorado, no va a llegar más allá de un 4%”.

Chile Vamos se la juega por tres

La Araucanía fue una de las zonas que más complicó a Chile Vamos de cara al cierre de las listas parlamentarias. El ex candidato presidencial de Evópoli, Felipe Kast, irrumpió en la zona y se intentó de distintas formas que Edwards se sumara en algún cupo de partido o definitivamente dejara la circunscripción.

Hoy, con las listas confirmadas, en la coalición dicen que las cartas fuertes son los postulantes de RN Germán Becker y José García Ruminot;  Kast de Evópoli; y Gustavo Hasbún y José Villagrán por la UDI. El analista político Gonzalo Müller dijo hace algunas semanas a “El Líbero” que debería salir electo “García Ruminot y, como segundo, Germán Becker está peleando mano a mano con Felipe Kast. Y Gustavo Hasbún como tercero si es que lo hubiera”.

García Ruminot sostiene que “vamos a elegir tres senadores. La lista es bastante completa y la suma de los seis candidatos va a permitir que demos la cifra repartidora eligiendo tres. A eso se suma que la DC va en una lista distinta a la NM, y en otra lista va el Frente Amplio. La dispersión de votos de ellos hace que nuestro resultado electoral sea más efectivo”. A eso se suma Becker, quien cree que “hay una posibilidad importante de que Chile Vamos se quede con el quinto escaño senatorial” y agrega que su expectativa es que sean elegidos “dos senadores de RN, y Felipe Kast o Gustavo Hasbún”.

En esa misma línea, Hasbún comenta que “soy un convencido de que Chile Vamos va a sacar tres senadores y obviamente la NM, al ir divididos con la DC, les va a generar un debilitamiento que nos va a fortalecer y sobre todo si sumamos que la candidatura del senador Eugenio Tuma no va a la reelección”.

Mauricio Morales piensa que “el hecho de que Kast haya sido candidato presidencial y participado en las primarias, lo ayuda. Dentro del pacto, cada uno de los candidatos pertenece a un subpacto distinto, entonces diría que podría salir José García Ruminot, que es incumbente, y Felipe Kast. Hasbún se pierde, no lo veo ganar”.

En tanto, el candidato de Evópoli, Felipe Kast, sostiene que “debemos trabajar en unidad  para lograr conseguir tres senadores. De lo contrario será muy difícil gobernar para Sebastián Piñera. Es posible, pero no es fácil”. “La Nueva Mayoría lleva candidatos fuertes como Huenchumilla, Quintana y Chahín, pero trabajando de buena manera podemos lograrlo. La mala noticia es que hay un candidato de derecha que corre por fuera de Chile Vamos, lo que genera una ventaja importante a la izquierda”, agrega.

En cuanto a por qué eligió la región para competir después de la campaña presidencial, dice que “mi campaña presidencial tenía un eje central; poner a los niños primero en la fila. Si existe un lugar de Chile donde los niños están al final de la fila, es la Araucanía. Es la región con mayor pobreza infantil del país. Uno de cada tres niños vive en pobreza en la Araucanía. Espero dedicar todo mi esfuerzo y capacidad para revertir esa dura realidad”.

La DC apuesta por la sorpresa y la NM busca el cupo con Quintana

Hasta antes de que se supiera que Edwards correría por fuera de la lista de Chile Vamos, la Democracia Cristiana daba por seguro que conseguiría la elección de un senador en La Araucanía, entre el diputado Fuad Chahín y el ex intendente de la zona, Francisco Huenchumilla. Sin embargo, según comentan desde la falange a “El Líbero”, hoy podrían ser dos los elegidos.  

De todas maneras, Huenchumilla es cauto y sostiene que “efectivamente el diputado Rojo Edwards produce un efecto importante en la lista de Chile Vamos. Ahora, cuánto es el efecto que produce, está por verse. No sé si será suficiente para que alguna de las listas de la NM pudiera doblar, pero de que produce efecto, naturalmente lo hace”.

En tanto, Chahín dice que “es una elección bastante abierta, nadie podría decir que ya está asegurado como senador y quién está fuera; yo creo que es una elección que va a ser muy competitiva, donde hay tres listas que son bastante fuertes, y el quinto escaño es uno bastante disputado; donde la derecha puede tener el tercero, que la DC pueda obtener el segundo, o que pueda entrar en ese quinto cupo el candidato del PPD”.

El diputado cree que la DC podría obtener dos, más allá del “factor Rojo Edwards”, ya que “en nuestra lista vamos dos buenos candidatos, uno que es muy conocido desde la década de los 80 en la región -fue diputado, intendente, ministro y alcalde-, como Francisco Huenchumilla, y la otra alternativa es mi candidatura, que es distinta; de alguna manera representa una alternativa de futuro, de recambio, de renovación, de capacidad de gestión y despliegue territorial”.

Mauricio Morales sostiene que ambos candidatos de la DC son “fuertes, Chahín pertenece a la zona más pequeña, de Victoria, en cambio Huenchumilla a Temuco. La ventaja de Chahín es que es más campañero, sin embargo a Huenchumilla le juega a favor el apellido”.

Ahora bien, la Nueva Mayoría estaría apostando por el senador Jaime Quintana, que una vez que se bajó Eugenio Tuma, según Morales, “se le despejó el camino”, por lo que debería “salir electo”.