La región ha sido por años territorio de la DC y de la UDI en el ámbito senatorial, pero con el cambio del sistema binominal a otros partidos se les abrió el apetito. El ex candidato presidencial y ex ministro de Hacienda aspira a obtener uno de los cinco cupos que se disputan. El conflicto PS-PC por al apoyo a Lautaro Carmona en Atacama puede también jugarle en contra aquí al presidente socialista, Álvaro Elizalde.
Publicado el 14.09.2017
Comparte:

La región del Maule ha sido por años territorio de la DC y de la UDI en el ámbito senatorial. Sin embargo, una vez que las zonas del sur y norte se juntaron formando una sola circunscripción, se abrió el panorama para nuevos actores, llegando a 27 postulantes entre los que deberán escoger las 849.284 personas habilitadas para votar, según datos del Servicio Electoral (Sevel).

El territorio -al igual que Valparaíso y La Araucanía- elegirá a cinco senadores, por lo que se transformó en una de las disputas más llamativas de la próxima parlamentaria. A la reelección van, con altas posibilidad según los expertos, Juan Antonio Coloma (UDI) y Andrés Zaldívar (DC), pero también regresa Ximena Rincón (DC), quien si bien ganó las elecciones pasadas, dejó en su cupo a Manuel Antonio Matta, tras ser nombrada por la Presidenta Michelle Bachelet para liderar el Ministerio Secretaría General de la Presidencia.

A la competencia también va el ex alcalde de Talca Juan Castro -independiente, en cupo RN-; y el ex intendente Rodrigo Galilea (RN). Asimismo, probarán suerte Jorge Tarud (PPD) -que pretende dar el salto de la Cámara al Senado- y el presidente del PS, Álvaro Elizalde, que busca capitalizar la votación socialista en la zona.

Pero la sorpresa de esta elección es el ex candidato presidencial y líder de Ciudadanos, Andrés Velasco, quien intenta romper con la hegemonía de las dos grandes coaliciones en la zona. Su padre era talquino y fue candidato por la zona en 1973. “El Maule es la región de Chile que tiene a los diputados y senadores que llevan más años apernados en sus asientos, más de 20 años promedio. Y a pesar de esa longevidad, la región sigue sufriendo serios problemas de desempleo, salud y delincuencia”, dice. 

Chile Vamos quiere tres senadores

En la centroderecha buscan conseguir tres asientos en el Senado en esta elección. Según el académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, “por lo menos dos cupos deberían ir a la lista de Chile Vamos, donde corren con ventaja Juan Antonio Coloma y Juan Castro, por haber sido alcalde de la comuna más grande de la región”. En tanto, el actual senador de la zona, Hernán Larraín (UDI), no va a la reelección. 

El senador Coloma dice que “en la medida que pasan los días, se acrecienta la opción de que Chile Vamos pueda obtener tres de los cincos senadores en juego, que es un resultado -desde el punto de vista histórico-, extraordinario”. En ese sentido, Coloma piensa que los tres cupos para Chile Vamos se podrían dar “porque el mundo de izquierda va dividido en muchas listas separadas y eso genera una dispersión de votos que, en el sistema proporcional, es especialmente complejo”.

La “dura” pelea entre Zaldívar y Rincón

La DC lleva en esta pasada a dos candidatos fuertes y con tradición en la zona. Si bien Zaldívar ha sido por años senador, Ximena Rincón fue electa en la elección pasada con una amplia mayoría en el entonces Maule Sur. “La ventaja la tiene Zaldívar, porque él proviene de la antigua circunscripción del Maule Norte, que tiene las comunas de Curicó y Talca. En cambio, la antigua zona de Rincón es más pequeña”, dice Morales, quien agrega que “el cupo DC está para cualquiera, es incertidumbre total”.

“La ventaja de Zaldívar, además, es que él no se movió de la zona y que está acostumbrado a realizar un fuerte trabajo territorial, no solo en los entes urbanos, sino que también en los rurales, entonces Rincón lo que debe hacer es recuperar los lazos que perdió cuando fue senadora por el Maule y aprovechar que es una persona de otra generación”, comenta Morales.

La ex ministra dice a “El Líbero” que “estoy recogiendo el cariño y respaldo de la ciudadanía, de mi trabajo como senadora y mi trabajo como ministra. El hecho de estar viviendo acá es un beneficio”. 

En tanto, el senador Zaldívar explica que “espero poder continuar representando a la región del Maule, tengo un compromiso con la región de toda mi vida, y creo que tengo mucho por aportar, por dar salida y solución a temas”.

La Nueva Mayoría: uno o dos cupos

El pacto Fuerza de Mayoría, conformado por el PS, PR, PPD y PC, apuesta por elegir a uno o dos de sus postulantes. Por ahora, dicen en el PPD, el que corre con ventaja es el actual diputado Jorge Tarud por sobre Álvaro Elizalde (PS), ya que vive ahí.

Pese a que el PS hizo un pacto con el PC para que en las zonas donde ellos llevaran senadores, los comunistas se omitieran, Morales cree que en esta circunscripción no le ayuda mucho, dado que el partido liderado por Guillermo Teillier no es fuerte. “El PC no es particularmente fuerte electoralmente en el Maule. No es tan segura la elección de Elizalde y da la sensación de que el PPD se quedará con el cupo. Entonces uno piensa que el negocio de Elizalde no fue tan bueno”, sostiene.

Pero la situación puede ser peor para el timonel socialista, luego que esta semana la directiva PS de Atacama decidiera entregar su apoyo a Yasna Provoste (DC) y no a Lautaro Carmona (PC) en la disputa senatorial, vulnerando el acuerdo que habían sellado las cúpulas de ambos partidos. El mismo Elizalde tuvo que salir a apagar el incendio suspendiendo a la presidenta del PS en la región. Gracias a ese gesto, el PC anunció el martes que quitaría su apoyo a Isabel Allende en Valparaíso y a José Miguel Insulza en Arica, pero que mantendría intacto el acuerdo en El Maule y en Aysén, donde compite Camilo Escalona. Pero ayer, en un giro inesperado, el comunista encargado de las negociaciones, Juan Andrés Lagos, anunció que revisarán todo el acuerdo con el PS. “Lo que ocurre es que es un acuerdo nacional, no es un acuerdo por partes o por pedazos. Vamos a hacer la evaluación del acuerdo en su conjunto”, dijo

Tarud, en tanto, cree que puede ganar. “Hemos visto bastante turismo electoral con candidatos que los partidos han designado en nuestra región, lo que es una verdadera falta de respeto a las regiones de Chile”. “La gente ya tiene muy malas experiencias, con senadores que no volvieron nunca más desde 1990, incluso otros que renunciaron a su cargo, entonces la gente va a elegir a los comprometidos con El Maule. A los candidatos turistas les irá mal”, señala.

La apuesta de Velasco

El ex candidato presidencial y ex ministro de Hacienda apuesta por derrotar la hegemonía que las grandes coaliciones tienen en la zona y quedarse con un asiento en el Senado. Según Morales, Velasco se estaría jugando el quinto escaño en disputa, ya que “ese cupo se lo están peleando de manera directa Chile Vamos, los partidos de Guillier, la DC y Velasco. Yo diría que en ese orden, incluso”.

El analista señala que el peor de los escenarios para la centro izquierda es que “Velasco no salga, pero le quite votación al pacto de Guillier, y entonces que el quinto escaño se vaya para Chile Vamos. Mientras más fuerte es Velasco, más fuerte es Chile Vamos”.

En tanto, Velasco dice que ve bien el escenario. “Entre los votantes del Maule hay mucho cansancio con los políticos tradicionales de ambos bloques. Por supuesto habrá que trabajar duro, porque los incumbentes tienen tamañas maquinarias electorales, pero se les puede derrotar”.