El Consejo Asesor Presidencial anti corrupción entregará hoy su informe. Tras esto, la Mandataría comenzará a delinear su agenda de probidad, que presentaría al país en los próximos días.
Publicado el 24.04.2015
Comparte:

“Presidenta, ¿podría verse afectada la conducción del ministro Peñailillo en la agenda de probidad y transparencia, luego de su vinculación con Martelli?”, le preguntaron periodistas a Michelle Bachelet el martes pasado en el desayuno que sostuvo la Mandataria con la prensa acreditada de La Moneda. “La que va a conducir la agenda de probidad soy yo, y cada ministerio hará lo que le corresponde”, respondió Bachelet.

Así fue como la Mandataria notificó a la opinión pública que será ella y no su ministro del Interior la que se hará cargo de convertir en algo concreto la propuesta que le entregue hoy la comisión Engel.

Algunos días antes habían sido los dirigentes y parlamentarios de la Nueva Mayoría quienes pidieron expresamente al comité político que fuese la Presidenta Bachelet (y no sus ministros) quien estuviera a la cabeza de este tema.

El hecho ocurrió el pasado domingo en el cónclave del oficialismo que se realizó en un hotel de Providencia donde asistieron ministros, presidentes de partidos, y los jefes de bancada y comité de la Nueva Mayoría.

En las primeras horas del encuentro los parlamentarios comprometieron su apoyo a la Mandataria, pidieron que para el 21 de mayo anuncie una “carta de navegación” para salir de la crisis que incluya la implementación de reformas profundas y solicitaron que Bachelet ejerza su liderazgo ante la situación actual.

Fue en este punto, según explican en el oficialismo, en que varios parlamentarios plantearon la idea de que Bachelet encabece personalmente la agenda de probidad, debido a la “magnitud” de la crisis. Sin embargo, hubo otra razón que motivó a la Nueva Mayoría a realizar esta petición, en la que no profundizaron ese día, pero que es la impresión que se comparte al interior del oficialismo, según comentan. Ésta tiene que ver con que los ministros, y en especial Peñailillo, no pueden asumir el papel protagónico en este tema dado el debilitamiento político en el que se encuentran.

“Ella toma el liderazgo porque se da cuenta que los parlamentarios de la Nueva Mayoría han pedido que sea la propia Presidenta que asuma el rol. Y así se conversó en la reunión que tuvimos el domingo, en que todos pedimos que sea la propia Presidenta”, afirma a “El Líbero”el jefe de bancada de diputados PPDJorge Tarud.

Asimismo, el presidente del PSOsvaldo Andrade, explica a “El Líbero”, que “sí, lo pedimos (que la Presidenta tomara el liderazgo de la agenda de probidad). El liderazgo de la Presidenta es de donde se construye todo este proceso, el liderazgo  de la Presidenta siempre es necesario, pero en particular para este momento”.

En tanto, el senador PS y jefe de comité, Carlos Montes, dice a “El Líbero” que “se requiere hoy un plan dinámico después del informe de probidad que debería movilizar a todo el Estado, ella tiene que hacerlo (la Presidenta)”

En esta línea, el senador y presidente del MASAlejandro Navarro, dice que “el llamado fue que  Bachelet asumiera el liderazgo de impulsar todos estos temas, la única que puede encabezar esto es la Presidenta (…) que asuma el liderazgo de la salida de la crisis significa que también lo asuma en esta agenda y en el conjunto de iniciativas que vengan”.

Diferencias con ministros

En el oficialismo comentan que la recepción de los ministros a esta petición de los parlamentarios fue buena y que no hubo mayores discrepancias. Sin embargo, sí se manifestaron diferencias en la descripción del diagnóstico de la situación actual del país.

Parlamentarios de la Nueva Mayoría que asistieron al cónclave, afirman que ellos plantearon que actualmente el país y el Gobierno viven una “crisis profunda”, lo que no habría sido compartido por los ministros.

De hecho, esto se vio reflejado en la declaración oficial que leyó Peñailillo al final del encuentro, donde calificó el momento actual como un “minuto complejo”.

“Estamos muy conscientes de que vivimos un momento político muy complejo por los temas de probidad y transparencia y la relación entre la política y los negocios”, decía de la declaración.

 

FOTO: AGENCIA UNO