Ramiro Plaza, presidente de los Pequeños y Medianos Industriales de la Madera del Maule, asegura a "El Líbero" que "yo me siento muy tranquilo porque he sido responsable, en cuanto a que creo que hay una intencionalidad organizada", refiriéndose al origen de los incendios que afectaron la zona centro sur del país.
Publicado el 09.02.2017
Comparte:

El lunes de esta semana el Gobierno anunció que incluyó en la denuncia para que se investigue la supuesta difusión de noticias falsas al ex comandante en jefe de la Armada, Jorge Arancibia, y a los dirigentes gremiales Juan Pablo Swett y Ramiro Plaza.

Según el jefe de la División Jurídica del Ministerio del Interior, Luis Correa, se trata de dos tipos de denuncias: “una que nos parece relevante es sobre quien dice tener información de inteligencia militar, no siendo receptor legal de información de esa naturaleza” y el segundo tipo busca establecer la existencia de un ilícito penal por difusión de información falsa.

Por la última razón es que el Ramiro Plaza,  presidente regional de los Pequeños y Medianos Madereros de El Maule (PymeMad) fue citado a declarar en calidad de imputado a la Fiscalía. Si bien se presentó el martes, le pidió una prorroga al fiscal José Morales para el viernes, para poder preparar su defensa.

Mientras se desarrollaba la emergencia, Plaza leyó un comunicado en donde se decía que los incendios eran de origen terrorista, además de escribir de manera activa en su cuenta de Twitter sobre lo que sucedía en la zona de Constitución, Santa Olga y Empedrado.

En conversación con “El Líbero” sostiene que “yo me siento muy tranquilo porque he sido responsable, en cuanto a que creo que hay una intencionalidad organizada” en el origen de los incendios, y agrega que “el fiscal me ofreció retractarme de mis dichos y por supuesto que no lo voy a hacer”.

– ¿Qué le parece la denuncia en donde aparece su nombre?

– Es una denuncia que hace el ministerio del Interior a mi persona, y también al ex comandante en jefe Arancibia y a Juan Pablo Swett. Me parece que es una herramienta pobre, el Estado tiene herramientas mucho más eficaces para poder determinar las responsabilidades y las verdades en este asunto, que estar demandando a gente que está diciendo la verdad, como yo. No he hablado con Juan Pablo, ni menos con el ex comandante en jefe Arancibia, no sé lo que declararon, ni por qué los están inculpando. En mi caso, yo le dije al Gobierno de manera personal hace veinte días, primero al Intendente de la Región de El Maule y luego a la misma Presidenta en persona cuando estuvo en la zona, y no nos escucharon. Ellos debieron ponernos atención, porque decíamos las cosas con plena certeza, pero ellos optaron por no tomar las cartas en el asunto en el minuto y posteriormente nos denuncian por las cosas que les dijimos y por decirlas en la prensa; creo que es una herramienta pobre, la verdad es que lo lamento. Por otro lado, estamos muy tranquilos y seguros de lo que estamos haciendo, el fiscal me ofreció retractarme de mis dichos y por supuesto que no lo voy a hacer.

– ¿Usted ya fue a declarar?

– Fui ayer (martes) al Centro de Justicia, pero pedí una prorroga y declararé el viernes a las 9:30 horas.

– Específicamente por qué se le demanda… ¿por sus declaraciones en la prensa o sus comentarios en Twitter? 

– Creo que es por una declaración -que fue la primera que di- en la cual leí un comunicado de todos los aserraderos pequeños y medianos de nuestro sector -Constitución, Santa Olga, Empedrado-,  en el cual hablamos de terrorismo, ahí se mencionó la palabra terrorismo. Ahora aclaro que eso lo dije en el contexto de ‘grupo de asociaciones y aserraderos independientes, pequeños y medianos’, yo como vocero mencioné en nuestro comunicado la palabra terrorismo. Pero también lo hice en mi cuenta de Twitter, donde en medio de la indignación, escribí esta palabra. Para que se entienda bien, a mí no me persiguen por haber dicho la palabra terrorismo, sino que por “falsa alarma” que es el artículo 268 bis del Código Penal. El fiscal me entregó el expediente y ahí me enteré de qué se trataba y que el ministro del Interior era el demandante.

– ¿Cómo sigue el proceso?

– Yo tengo que entregar mi defensa el viernes a las 9:30 de la mañana con el Fiscal Morales, y para eso estamos trabajando, buscando la mayor cantidad de antecedentes, testimonios y gente que esté dispuesta a declarar; porque también le estamos pidiendo a la Fiscalía que abra una investigación en Constitución y en Talca para que las personas que viven en esas localidades y que tienen estos testimonios puedan también manifestarlo y dejarlo en concreto. Esto genera mucho miedo, y la gente que sabe cosas muchas veces no se atreve a hablar porque cree que le va a pasar lo mismo que a mí, que los van a demandar, entonces esto genera cierto temor.

– Piensa que este tipo de demandas genera temor en la gente…

– Estoy de acuerdo que nadie puede andar gritando ni alarmando a la gente, o sea en un país la gente debe tener cierto grado de responsabilidad con sus dichos, pero con eso no estoy diciendo que justifico lo que está haciendo el Estado. Yo me siento muy tranquilo porque he sido responsable, en cuanto a que creo que hay una intencionalidad organizada que es fácil de investigar y aclarar siempre y cuando eso es lo que se quiera hacer. Si me preguntas a mí quienes son los responsables, no sé quiénes son, por qué lo hacen, tampoco lo sé, pero tengo mis propias teorías. Intuyo ciertas cosas, creo que esta denuncia no es una buena herramienta, pienso que se equivocaron en denunciarnos, como digo, lo de Arancibia o lo de Swett, no es que yo me desmarque y los culpe a ellos, no me hago cargo de eso, ni tampoco tengo relación alguna con ellos; pero lo mío es un asunto de la comunidad incendiada diciendo que tiene antecedentes claros de lo que sucedió y quiere manifestarlos. De hecho, si revisan mi cuenta de Twitter van a ver que yo pedí que el Fiscal me interrogara, o sea yo quería entrar en la investigación porque me parece relevante que esto no siga sucediendo, no queremos tener grupos organizados quemándonos todos los veranos o atentando contra nuestra seguridad, tranquilidad, paz y entorno social y ambiental tan precioso y armónico como teníamos hace algunos días en la región del Maule. Además, esto se puede extender a otras partes del país también.

– O sea, ¿usted quería ser parte de la investigación para entregar antecedentes?

– Por supuesto. Yo le tomé las manos a la Presidenta Bachelet y le dije con todo cariño y respeto ‘Señora Presidenta, por favor escúchenos’, yo no soy de derecha ni de izquierda ni de extremo ambientalismo ni nada, soy una persona que cree en el bienestar colectivo, en la comunidad, en la paz social, en la equidad y aun así en este país falta mucho.

– ¿Usted quería entregar pruebas sobre que los incendios eran intencionales?

– Por supuesto, y testimonios de gente con nombre, rut, dirección y toda la responsabilidad del caso que significa dar un testimonio ante la Fiscalía, porque cuando andas persiguiendo a una persona que anda en moto o cuando persigues a alguien que está corriendo no le andas sacando fotos, entonces tengo los testimonios de quienes los vieron. Están los testimonios, son más de uno. Fotos y  videos también. Es un expediente que es parte de mi defensa, como un punto inicial de decir ‘acá algo hay’.

– ¿Este viernes se presentará con los testimonios?

– Yo le estoy pidiendo al Fiscal que pueda trasladar la investigación a las fiscalías locales, para que puedan llamar a los testigos en el minuto que consideren conveniente.