El año pasado, la doctora Jeanette Vega visitó tres veces Estados Unidos y dos veces Suiza; también China, Bangladesh, Inglaterra y Tailandia, totalizando más de 40 días fuera del territorio nacional. Dentro de Chile sólo hizo tres viajes.
Publicado el 24.05.2017
Comparte:

El último año ha sido especialmente difícil para Fonasa, debido a los severos problemas por los que atraviesa la salud pública y que tienen impacto directo o indirecto en su gestión: se alcanzó un récord de deuda hospitalaria, de derivación de pacientes desde los hospitales públicos a las clínicas privadas, cerca de 25 mil pacientes murieron mientras esperaban una cirugía o un especialista, mientras las listas de espera están en su peor momento.

A febrero de 2017 hay 12.588 garantías retrasadas GES y  el tiempo de espera que deben esperar los pacientes del sistema público de salud por una atención subió a un peak de 105 días. Entre ellos, más de 2 mil personas con cáncer esperan ser atendidas, 607 mujeres con cáncer cervicouterino, 735 con retinopatía diabética, 911 con problemas de salud oral integral de embarazadas y 2.201 con cataratas.

La crisis se ha agudizado especialmente durante los últimos tres años, ya que la derivación de pacientes de Fonasa a las clínicas privadas se disparó en 708%, y los recursos pagados a privados se incrementaron en 67%.

Ello, porque si en 2013 sólo se pagaron $4.298 millones en atender pacientes en los recintos asistenciales privados, la cifra creció a $34.724 millones durante este año.  Fonasa pasó de pagar $117 mil millones hace tres años al sistema privado a $197 mil millones el año pasado.

Además, la deuda hospitalaria está en el punto más alto en la historia de la salud pública chilena con $217 mil millones, cifra que más que duplica los $103.877 millones que había cuando asumió al actual gobierno.

A esto se añade que los problemas de gestión del organismo llevaron, incluso, a la creación de una comisión investigadora de la Cámara de Diputados para indagar las adquisiciones de insumos y prestaciones de salud efectuadas por Fonasa a prestadores privados, así como las pérdidas en ejercicios financieros.

Los 11 viajes al exterior de la directora Jeanette Vega

Sin embargo, este complejo panorama no ha sido impedimento para que la directora de Fonasa, Jeanette Vega, tuviera opción de viajar 11 veces al extranjero durante 2016.

La profesional estuvo en Suiza dos veces (Ginebra y Motreus), en Estados Unidos otras tres veces (Baltimore, Washington y Boston), en China dos veces (Beijing y Shangai), en Bangladesh dos veces, en Londres, Inglaterra, y en Bangkok, Tailandia.

En total estuvo más de 40 días fuera del territorio nacional durante los meses de enero, abril, mayo, junio, septiembre, noviembre y diciembre.  Viajes nacionales sólo realizó tres en todo 2016: Visitó Angol, La Serena y Valparaíso.

Algunos de los periplos se realizaron durante dos semanas seguidas, en que recorrió tres países, como hizo en junio de 2016, cuando visitó Suiza, Estados Unidos e Inglaterra.

Los viajes han sido para participar en seminarios, conferencias, congresos, reuniones, entrevistas y audiencias en eventos organizados por la Organización Mundial de la Salud, universidades, Chatam House, el Banco Mundial, ICDDR, entre otras instituciones que han financiado sus estadías.

Las actividades han sido sobre diversos temas, como los avances en cobertura universal en salud; promoción de la salud enmarcado en los objetivos de desarrollo sustentable, sistemas de salud e intervenciones de fortalecimiento y gestión financiera pública.

El contrapunto con las otras autoridades de Salud

Pero si la doctora Vega es asistente frecuente en eventos internacionales, la ministra de Salud, Carmen Castillo, y los subsecretarios de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, y de Salud Púbica, Jaime Burrows, han optado por salir contadas veces fuera del país y concentrarse en el territorio nacional.

El año pasado, mientras la directora de Fonasa realizó 11 viajes al exterior, la ministra Castillo sólo fue a Buenos Aires y a Lima un par de días a participar en reuniones bilaterales con sus pares trasandinos y con la APEC.

La titular de Salud ha concentrado su agenda en Chile, ya que ha realizado 66 viajes a diferentes regiones del país.

En la misma línea, la subsecretaria Alarcón sólo ha visitado Cartagena de Indias y Ginebra para una conferencia iberoamericana de ministros, en representación de la ministra Castillo, y para asistir a la 69 asamblea de la OMS.

El año pasado realizó 38 viajes dentro del país, y el principal destino fue el Congreso de Valparaíso para impulsar proyectos de ley o discutir el presupuesto público.

Su colega Jaime Burrows visitó Nueva York para participar en una asamblea de las Naciones Unidas;  Bogotá para asistir a un foro de priorización de nuevas tecnologías y procedimientos de salud, y a Lima para una reunión de viceministros de Salud de la Alianza del Pacífico.

En cambio, el subsecretario de Salud Pública realizó 16 viajes dentro del país para diversas actividades oficiales, como colocar primeras piedras de laboratorios, difundir planes de prevención de enfermedades de transmisión vectorial, entregas de kits para enfrentar la marea roja y reuniones de coordinación.

Diputada Rubilar: “Es insólito que la directora de Fonasa haya viajado a tres regiones en un año pero visite tres países en un mes”

La diputada de la comisión de Salud, Karla Rubilar, cuestiona los viajes de la doctora Vega ya que es “bastante sorprendente que en medio de un año difícil en salud, donde aumentan las garantías incumplidas GES garantizadas por la ley, con más de 2 mil personas con cánceres esperando una atención, donde se sabe que hay 11 mil fallecidos en los 11 años de implementación y no sabemos si se debió a la espera; donde la deuda hospitalaria aumenta y aumenta y entre tantos otros problemas por todos conocidos, ella se dedique a viajar”.

La parlamentaria y doctora afirma que la directora de Fonasa parece estar “más preocupada de hacer nexos para ver dónde va a trabajar cuando termine este gobierno, que ser realmente la responsable del seguro de salud que atiende a 13 millones de chilenos. Es insólito que solo haya viajado a regiones en tres oportunidades en un año pero visite tres países en un mes”.