Rodrigo Egaña, quien encabezó el proceso de selección de los candidatos a monitores de los cabildos ciudadanos, argumenta que la entidad que dirige no estaba facultada para revisar los antecedentes judiciales de los candidatos.
Publicado el 14.04.2016
Comparte:

Bastantes dudas quedan aún sobre el sistema de selección que se realizó para reclutar a los facilitadores de los Cabildos Ciudadanos, uno de los pilares fundamentales del proceso constituyente que impulsa el gobierno y actividad a la que la Presidenta Michelle Bachelet llamó a participar activamente en la cadena nacional del martes pasado.

La última de las interrogantes surgidas fue que por lo menos seis personas terminaron siendo eliminadas del proceso, luego de que ya habían sido previamente seleccionadas por el Servicio Civil, entidad que estuvo a cargo del proceso de reclutamiento. La alerta la dio a “El Líbero” el Presidente del Consejo de Observadores, el abogado Patricio Zapata, quien afirmó que en el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Segpres)  le habían señalado que estas personas “presentaban problemas complejos de antecedentes”.

El director nacional del Servicio Civil, el ingeniero comercial Rodrigo Egaña (PS), reconoce a este diario que la Segpres informó a su entidad que algunos nombres finalmente no serían designados como facilitadores, aunque “sin entregarnos razones específicas”. Sin embargo el propio Egaña aclara que la autoridad, en este caso la Secretaría General de la Presidencia, tiene la facultad final para hacer este tipo de ajustes e incluso en algunas situaciones, “declarar desierto un proceso”.

– ¿Cuál fue el rol específico que cumplió el Servicio Civil en el proceso de selección de los facilitadores de los cabildos?

– Dada la experiencia y competencias del Servicio Civil en materia de procesos de reclutamiento y selección, el Ministro de Hacienda y el Ministerio Secretaría General de la Presidencia, requirieron su asesoría técnica para que llevara a cabo el proceso de selección de los facilitadores de los Cabildos Ciudadanos, teniendo como norte fundamental la selección en base a los principios de mérito, idoneidad y transparencia. En esta línea, se trabajó en estrecha relación con el Ministerio Secretaría General de la Presidencia y el Consejo Ciudadano de Observadores para el Proceso Constituyente, para aunar esfuerzos y lograr cumplir con el encargo de la Presidenta en los plazos señalados.

– ¿Cómo se llegó de los 8.600 postulantes a los 216 que finalmente fueron seleccionados? ¿Ese fue el número final que su servicio envió a la Segpres?

– El proceso consideró una serie de etapas y filtros que estuvieron a cargo de distintos actores, entre ellos, profesionales del Servicio Civil, empresas consultoras externas especialistas en reclutamiento y selección, miembros del Consejo Ciudadano de Observadores, profesionales expertos y profesionales de la Segpres, todo de acuerdo al marco regulatorio del proceso de selección. Se llevó a cabo la etapa de análisis curricular;  posteriormente una fase de entrevistas de postulantes por parte de las empresas consultoras, evaluación de los comités de calificación, para finalizar con la etapa de propuesta de facilitadores por parte de la Comisión de Propuesta. Como en todo proceso, en cada etapa van avanzando los candidatos mejor calificados y que mejor se acercan al perfil de selección, llegando finalmente a una nómina de 209 nombres enviada a la Segpres, para cubrir 210 funciones a nivel nacional.

– ¿Qué criterios se utilizaron para seleccionar a los postulantes?

– El Servicio Civil llevó a cabo este proceso considerando los principios de mérito, idoneidad y transparencia, esto en concordancia con los perfiles de selección previstos para cada una de las funciones convocadas.

– ¿Qué tipo de antecedentes solicitó su servicio a los postulantes?

– El proceso se llevó a cabo a través del portal www.empleospublicos.cl, donde los postulantes debían registrarse e ingresar sus antecedentes curriculares y anexar curriculum vitae en formato libre. Además, aquellos que pasaron a la fase de entrevistas con las consultoras debieron acompañar certificados de títulos o licenciaturas que acreditaban el cumplimiento de las exigencias previstas en el perfil del cargo, junto con certificado de antecedentes con fines específicos para ratificar que no tenían inhabilidades penales para ingresar a la Administración Pública, y suscribir una declaración jurada simple,  donde dejaran constancia de que no se encontraban afecto a alguna inhabilidad para ingresar a la Administración del Estado.

– Los antecedentes que solicitaron a los candidatos a facilitadores, ¿fueron los mismos que piden para otro tipo de postulaciones a los servicios públicos?

– Teniendo en cuenta que lo convocado eran funciones y no cargos públicos, en términos generales, además del currículum, se les solicitó tres antecedentes básicos requeridos para ingresar a la Administración Pública: certificado que acredite nivel educacional, el certificado de antecedentes ya precisado y la suscripción de la declaración jurada a la que he hecho referencia. Todo lo anterior fue previamente definido en el marco regulatorio del proceso, con el objeto de propender que todos quienes llegaran a las instancias finales del proceso cumplieran el perfil requerido para desempeñar este tipo de funciones.

– El presidente del Consejo de Observadores, Patricio Zapata, señaló a este medio que seis personas ya seleccionadas tenían antecedentes penales que les impedían realizar su labor de supervisar los cabildos ciudadanos, ¿fue responsabilidad del Servicio Civil no haber detectado estos antecedentes penales de los postulantes?

– Como he señalado, el Servicio Civil solicita una declaración jurada donde la persona manifiesta que no tiene inhabilidades ni incompatibilidades para el ejercicio de la función pública. Además, los candidatos deben presentar un certificado de antecedentes para fines especiales, para ratificar que no tienen inhabilidades penales para ingresar a la Administración Pública. Ahora bien, el Servicio Civil no estaba facultado para revisar los antecedentes judiciales de los candidatos y, como ya he señalado, su tarea se basa en la evaluación de la idoneidad, competencias y mérito de los postulantes.

– ¿Es la Segpres el organismo responsable de decidir quiénes finalmente serán los facilitadores de los cabildos?

– Como establece el marco regulatorio, la autoridad encargada de efectuar los nombramientos y contrataciones de las personas seleccionadas por la Comisión de Propuestas es el Ministerio Secretaría General de la Presidencia. Al Servicio Civil sólo le correspondió efectuar el proceso de selección y remitir el listado de propuestos a dicha cartera ministerial.

– El postulante Luis Alberto Rodríguez Saavedra fue seleccionado como coordinador territorial líder de Petorca, le compraron los pasajes y le reservaron hotel para la capacitación, pero el jueves 7 de abril recibió una llamada del subdirector del Servicio Civil, que le señaló que por orden de la Segpres su nombre fue bajado. El afectado dice que fue discriminado por ser militante UDI. ¿Cuál es su postura sobre este caso en particular?

– La Comisión de Propuestas entregó a la Segpres para su consideración, un listado de nombres y es este ministerio el encargado de hacer los nombramientos y contrataciones. Ahora bien, a nosotros como Servicio Civil se nos informó que algunos nombres no serían designados como facilitadores, sin entregarnos razones específicas. Además, en general, en los procesos de selección la autoridad tiene la facultad de declarar desierto un proceso. Al Servicio Civil le correspondió informar a los candidatos no considerados por la Segpres en razón de que, como ya he especificado, tuvo la responsabilidad de desarrollar el proceso de selección. Esta comunicación se efectuó inmediatamente recibida la información por parte del Ministerio.

– ¿Los militantes de los partidos políticos no pueden ocupar los cargos de facilitadores?

– Sí pueden, no es una inhabilidad. Según el marco regulatorio de este proceso, las funciones de facilitador no pueden ser desempeñadas por parlamentarios, autoridades de gobierno, alcaldes, concejales ni funcionarios. Además, la función es incompatible con el ejercicio de cargos directivos de los partidos políticos.

– En definitiva ¿cuántos candidatos ya elegidos dejó fuera la Segpres?

– Hasta ahora sólo seis candidatos. No tenemos nuevos antecedentes de otros casos.

– ¿Por qué no se ha entregado públicamente, ni tampoco al Consejo de Observadores, la lista final de los 216 facilitadores?

– La Segpres aún está terminando la revisión de antecedentes; cuando esta etapa concluya se debiera entregar la nómina.