La iniciativa, que pasó a la Sala, permite no pagar el uso de estacionamiento hasta por dos horas sin presentar boleta en centros comerciales, clínicas y supermercados.
Publicado el 08.03.2015
Comparte:

Los parlamentarios Felipe Kast de Evópoli y Joaquín Tuma del Partido por la Democracia (PPD) no acostumbran a coincidir en sus ideas. Ambos, en general, tienen convicciones opuestas. Sin embargo, por estos días algo los une: rechazan el proyecto de ley que permite el cobro liberado de estacionamientos hasta por dos horas.

La iniciativa, liderada por el diputado de la Democracia Cristiana (DC) Fuad Chahín, ya pasó a Sala tras ser aprobada el martes pasado en la Comisión de Economía. Claro que con una gran diferencia al proyecto original que ingresó al Congreso el 17 de noviembre de 2014.

Si en un comienzo se proponía que sólo la primera media hora sería gratuita y luego hasta las dos horas el usuario debía presentar una boleta para evitar el pago, esto se eliminó al presentarse una indicación que finalmente fue aprobada: ahora son las dos primeras horas completamente gratis.

“El espíritu inicial del proyecto era bueno, pero se fue distorcionando. Consiguieron votar a favor para que sean dos horas libres y eso es una exceso. Aquí hay una inversión y esto puede resultar perjudicial para los consumidores”, comenta a “El Líbero” el diputado Tuma.

Incluso el militante del PDD explica que la iniciativa “cambia las reglas del juego” a los empresarios. “Tú estás restringiendo al sector privado en una inversión que ya se hizo pensada en una legislación que estaba acorde cuando se inició la construcción”, agrega.

Felipe Kast comparte las críticas de Tuma y coincide en que serán los consumidores quienes pagarán las consecuencias. “Esto va a significar que aquellas personas que ocupan el transporte público le van a terminar financiando estacionamiento gratuito a quienes van en vehículo, porque los dueños de los establecimientos comerciales van a traspasar esa ganancia, que ya no recibirán, al aumento del precio de los arriendos y eso se va a pasar a los precios que pagan quienes compran”, señala.

Además, según el parlamentario de la oposición esta medida “fomenta el uso del automóvil cuando lo que se quiere es incentivar el transporte público”. Tuma también concuerda con esta postura, dado que es “contraria a lo que busca el Ministerio de Transportes”.

“Es una medida populista”

Kast se siente “sorprendido” con la falta de rigurosidad que existió al discutir la iniciativa. “Este proyecto demuestra que muchas veces se legisla para la galería en una forma bastante populista”, expresa. El mismo adjetivo utiliza Tuma, quien señala que “es una medida populista que no va a pasar del Senado”.

Para el parlamentario de Evópoli la rápida tramitación en la comisión se debe a que el presidente de ésta es Fuad Chahín, por lo que “utilizó sus facultades para acelerarlo y eso hace que muchas veces el debate no sea del nivel adecuado”. “Esta reforma tiene un impacto negativo, porque es injusta y premia a aquel que va en auto y castiga directamente en los precios que subirán para quienes no van en auto”, agrega.

¿Qué más contempla el proyecto de ley?

La iniciativa, que remonta su espíritu a junio de 2012 cuando el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) anunció que el uso de estacionamiento hasta media hora era gratuito, establece que ya no se podrá cobrar por rangos de tiempo ni redondear la tarifa al alza: ahora se deberá pagar por minuto. Esta medida también se deberá aplicar en el caso de los parquímetros, decisión que tanto Tuma como Kast se muestran de acuerdo.

Otro punto que fue aprobado es que los centros comerciales tendrán la obligación de hacerse responsables en cualquier caso de pérdida, situación que preocupa al diputado de Evópoli. “Esto no será gratis, finalmente los que van a tener que pagar el hecho de que tengan que tener guardias los estacionamientos serán los usuarios”, manifiesta.

 

FOTO: FRANCISCO CASTILLO D./ AGENCIAUNO