"Fue constructivo el poner su experiencia como alcalde a disposición de esta comisión, con muy buena apertura a conversar de todos los temas", afirma sobre el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, el jefe de bancada de la UDI, y habla sobre el clima y las temáticas que se abordaron en la reunión.
Publicado el 07.04.2018
Comparte:

Ayer en La Moneda el Presidente Sebastián Piñera convocó a senadores, diputados, alcaldes, ministros y subsecretarios a una reunión para abordar los principales lineamientos que se llevarán a cabo para la Comisión de Seguridad, el segundo de los cinco grandes acuerdos nacionales que busca impulsar el mandatario, y que fueron parte de su discurso inaugural.

El grupo de trabajo, que entre otras personas estuvo conformado por el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, por la senadora Carolina Goic, y el senador Felipe Harboe, se reunirá todos los lunes y tendrá un plazo de 90 días para presentar el primer informe, en el que se buscará modernizar y fortalecer las policías, modificar el sistema de inteligencia, y fiscalizar el control de armas, entre otros temas.

Entre las personas que dieron sus puntos de vista en la reunión y que formarán el futuro “equipo de trabajo” está el diputado UDI Javier Macaya, quien en conversación con “El Líbero“, explica no solo las principales temáticas que se llevarán a cabo en materia de seguridad, sino también cómo fue la conversación con la oposición. Además, se refiere a sus “colegas” opositores, y habla sobre aquellos que se restaron de participar en la comisión.

-¿Como se dio la dinámica de la reunión de la Comisión de Seguridad?

Fue una reunión donde se expusieron los puntos de vista y las prioridades que cada uno quiere plantear en el tema de la seguridad, con una línea mas bien de dirección dada por el Presidente Piñera en torno a tres grandes temas. Primero con una metodología de trabajo donde estaban los dos ministros encargados de este tema, el del Interior, Andrés Chadwick, y el ministro de Justicia, con una dinámica en donde la comisión va a funcionar una vez a la semana, con expertos, que además de los dirigentes miembros de la comisión, van a ser los que van a proporcionar los insumos si se requiere tener una opinión sobre temas de inteligencia.. etc, con un plazo de 90 días para revisar su trabajo y con el rol de Rodrigo Ubilla como el secretario ejecutivo de la comisión.

-¿Qué temáticas se abordaron?

En el fondo, el marco programático que el Presidente Piñera nos pidió que trabajáramos fue, primero, en la modernización y fortalecimiento de las policías, como tema central, aprovechando la contingencia y los episodios que ha habido de Carabineros, Policía de Investigaciones… Aprovechar esa coyuntura para trabajar en la modernización y fortalecimiento de las policías, probablemente centrando a Carabineros en un rol mas preventivo y a la PDI en el rol de investigación de los delitos. Después, como segundo gran tema, el sistema de inteligencia; hoy día hay de alguna manera, una conclusión o un diagnóstico de que se requiere crear un nuevo sistema de inteligencia que sea mas funcional a los tiempos actuales. La ANI hoy día no tiene una capacidad de anticiparse preventivamente ante las nuevas amenazas con lo que dice relación con seguridad interna, cosas que vienen de afuera, amenazas de terroristas extranjeros, lo que pasa con narcotráfico, terrorismo, crimen organizado… Todo eso requiere una mirada más moderna del sistema de inteligencia del Estado. Y por último, en términos de seguridad pública en general, como tercer gran tema macro, lo que es la fiscalización y control de armas, la aplicación de nuevas tecnologías al servicio de la seguridad pública. Hoy el “Big Data” te permite proporcionar un montón de herramientas de conectividad con las personas, de que ellos mismos cumplan un rol también en la prevención del delito, que las juntas de vecinos cumplan un rol, y en ese sentido es destacable la presencia de cuatro alcaldes en al comisión, que tiene que ver mucho con ese mundo, y en términos de seguridad pública por ahí, el rol de las municipalidades, tecnologías, etc. Y el titular fue el propio Presidente Piñera.

-¿Como se fue dando la conversación con la oposición?

La idea del Presidente Piñera a la hora de conformar esta comisión tiene mucho que ver con reunir actores en torno a un objetivo común, donde es posible lograr algunos diagnósticos comunes, mas allá de las diferencias ideológicas. Es un tema que, a pesar de generar discusión ideológica cuando te pones en materia de criminología y ves las posibilidades de aumentar las penas, restricción de libertades, ser más o menos garantista en el sistema procesal penal, existe un diagnóstico común de que en Chile hoy día este es un tema prioritario. No tengo ninguna duda de que la sensación de inseguridad y la posibilidad de ser víctima de un delito forma parte de las convicciones o miedos más profundos de la población, y desde esa perspectiva me parece que hizo bien el Presidente Piñera en elegir un tema que, a pesar de que cuando lo ves en el parlamento genera debate, con los titulares que se plantearon, es difícil que genere roces, sin perjuicio de que vamos a tener alguna discusión sobre el tema con esos matices. 

-¿Entonces no hubo roces con la oposición?

No, prácticamente hablaron todos los miembros de la comisión, los alcaldes muy centrados en la lógica local. El senador Harboe, por ejemplo, muy centrado en los temas en los que hoy ha estado trabajando en la comisión de Constitución en el Senado; él fue subsecretario de Carabineros también… A mí me tocó hacer algo mas relacionado con lo que yo creo que es el empoderamiento ciudadano en esto, no en la línea dura de armar a la población ni de pedir que se hagan linchamientos ciudadanos, si no que fundamentalmente en la línea de ocupar la tecnología para que exista comunidad y acción vecinal mejor.  Todos hablamos, se les pidió la opinión a los miembros, hizo uso de la palabra Jorge Burgos, la senadora Carolina Goic, el senador Felipe Harboe, el senador Juan Antonio Coloma, Ramiro Mendoza, Matías Walker, Gonzalo Fuenzalida, Felipe Alessandri, Jorge Sharp, Claudia Pizarro, Johnny Carrasco, Marta Herrera, que fue la última en usar la palabra y el director ejecutivo de Paz Ciudadana.

-¿Cómo fue la exposición del alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp?

Constructivo. El espíritu fue constructivo, de poner su experiencia como alcalde a disposición de esta comisión, con muy buena apertura a conversar de todos los temas. Me parece que fue un aporte en esta comisión.

-¿Qué espera de la labor futura del grupo de trabajo?

Creo que hay posibilidad real de generar un diagnóstico común, y a partir de ese diagnóstico empoderar al gobierno con soluciones de índole administrativa, que no requieren de solución legal, que no requieren pasar por el parlamento. Hay otros temas que requieren obviamente tener su tramitación en el parlamento, y vamos a tener que tener un debate que va a estar más cargado al tema ideológico. Yo creo que la izquierda tiene de alguna manera que dar una explicación por el exceso de garantías que existen hoy para quienes cometen delitos, y los escasos derechos que tienen las víctimas de los delitos y escasas soluciones que causan percepción de inseguridad y, en ese sentido, por ejemplo, en el debate de tramitación de ley de control preventivo de identidad hubo mucha carga ideológica, si iban a restringir las libertades de los ciudadanos, versus la prevención del delito, y en discusiones como esa o las garantías procesales, o el aumento de penas en algunos delitos, existe mucho de las explicaciones que hay también por parte de la política en esta materia.

-¿A qué se refiere cuando dice que “la izquierda debería dar una explicación”?

Porque tengo la impresión de que cuando se han hecho discusiones sobre entregar mayores atribuciones a Carabineros, sobre la posibilidad de restringir ciertas garantías a personas que han cometido delito, llega siempre a que o eres garantista o tienes una mirada más pro víctimas de los delitos, y en general la izquierda se ha cuadrado mas en la mirada garantista. Y quizá también en una línea contrapuesta la derecha se ha planteado una línea de aplicación más dura de penas, o más autoritaria, y yo creo que una comisión como esta puede tratar de buscar un equilibrio entre ambas posiciones, donde los conceptos de reinserción social de personas que han cometido delitos, la política carcelaria, lo que ocurre con la labor de las policías, es un trabajo de muchísimas aristas que tienen que ser consideradas.

-En ese sentido, ¿cree que la comisión es una oportunidad para poner ese tema sobre la mesa?

Yo creo que todos los temas se pueden poner en la mesa, pero tengo mi esperanza mas puesta en lo que se puede hacer en cosas de índole cotidiano y concreto, por ejemplo en la implementación del empoderamiento vecinal, de cómo eres capaz de entregarles las herramientas a los vecinos para el auto cuidado, como la tecnología en tiempos del “Big Data”, donde las aplicaciones de los teléfonos celulares pueden ser una herramienta potente para combatir el delito y prevenirlo, y si eres capaz de estandarizar y universalizar ese tipo de aplicaciones y herramientas a nivel nacional, y no solamente en aquellos municipios que tienen los recursos para poder implementarlas, vas a estar dando un paso grande en prevención también.

¿Cómo piensa que será el clima futuro que se de en la mesa de trabajo?

Creo que va a haber un buen clima, tengo buena relación con la gente que está en la comisión, y creo que la izquierda y la derecha le deben una explicación al país sobre posiciones que han sido muy polarizadas en esta materia. Tengo esperanza que las personas que se han sumado a esta mesa lo han hecho con la mejor voluntad, incluso yendo en contra de sus propios partidos en algunos casos, y me parece valiente de parte de ellos. Y aquellos que no se han querido sumar le deben una explicación al país de no tener el coraje de sumarse en un tema que se requiere un acuerdo amplio. Por ejemplo, había un alcalde del Partido Socialista y lo encuentro bien valiente también.

-¿Cree que José Miguel Insulza hubiese sido un aporte?

Yo creo que a esta tarea nadie se puede restar, y si fueron convocados por el gobierno me parece que había activos, y experiencia que hubiesen podido aportar, así que no tengo ninguna duda de que es una pérdida y que lamentablemente ellos pierden una oportunidad de demostrar que este tema, que es sensible para el país, nos importa, porque uno puede reclamar en lo público, que la delincuencia está desbordada, que tenemos un problema grande al cual tenemos que darle respuesta, pero si siendo llamado a darle respuesta a ese problema por el que reclama no responde a ese llamado, obviamente está en una contradicción vital. Por eso digo que ellos son los que le deben la explicación, mas que al gobierno, a sus electores y a las personas que representan.