El postulante a la presidencia del partido se refiere a las cartas de la UDI que podrían surgir para competirle en una eventual primaria a Sebastián Piñera. Asimismo, espera que el diputado José Antonio Kast reconsidere su opción de ir directo a primera vuelta.
Publicado el 10.10.2016
Comparte:

En medio de la planificación para recorrer algunas regiones del país, con el fin de potenciar su carrera como candidato a presidir la UDI en las elecciones internas que se llevarán a cabo el próximo 26 de noviembre, el diputado Felipe Ward conversa con “El Líbero” sobre la campaña presidencial y las cartas que tiene el gremialismo para competirle en una eventual primaria al ex presidente Sebastián Piñera.

El diputado de la Región de Antofagasta asegura que “no me gustaría incentivar o participar en una primaria de papel. Es decir, si nosotros tenemos con quien competir, con uno, dos o tres candidatos, me parece que la competencia es un buen mecanismo. Pero si no tenemos con quien, creo que levantar un candidato únicamente por hacer el ejercicio, es un error”.

También se refiere a la decisión del ex diputado de la UDI, José Antonio Kast, de no participar en las primarias de Chile Vamos e ir directamente a primera vuelta, y profundiza sobre la contienda interna que lo enfrentará al diputado Jaime Bellolio y a la senadora  Jacqueline van Rysselberghe.

– ¿Qué expectativas tienen de las elecciones municipales?

– Creo que nos va a ir muy bien, que serán buenos números y eso va a implicar un incentivo adicional para que con ese mismo vuelo nos vaya muy bien el próximo año en las parlamentarias y presidenciales.

– ¿Hay comunas que puedan dar una pauta de lo que ocurrirá en las presidenciales y parlamentarias?

– Yo creo que es un error plantear algunas comunas como emblemáticas, entregarles esa categoría. Yo creo que lo que pasó en el pasado, de establecer comunas emblemáticas, es un error, porque la Nueva Mayoría, si es que gana, puede perfectamente utilizar el resultado de esas comunas para determinar cuál va a ser el futuro de lo que va a ocurrir el próximo año. Yo creo que todas las comunas en el país son emblemáticas, cada alcalde tiene una gestión que es emblemática. Entregarle a una sola una categoría adicional, es un error político.

– ¿Qué le parece que el ex presidente Sebastián Piñera haya dilatado hasta marzo su decisión de competir en las presidenciales?

– Yo creo que sí va a ser candidato presidencial y pienso que esa es una buena noticia para el país. Aunque nosotros dentro de la UDI hemos planteado la posibilidad y la conveniencia de tener un sistema de primarias interno dentro de Chile Vamos para poder determinar primero quién es el candidato de la coalición, me parece que el mecanismo está finalmente condicionado al objetivo que todos perseguimos, que es ganar el gobierno, así que primarias más, primarias menos, me parece que el hecho de que el ex presidente Piñera esté disponible, y que finalmente va a tomar una decisión favorable, es una buena noticia. Si en la UDI tenemos un candidato que logre ganarle, buena noticia también. Si no, yo por lo menos, lo voy apoyar con entusiasmo.

– ¿No piensa que marzo puede ser muy tarde, considerando que el ex presidente Lagos ya inició la campaña?

– Para nada, nosotros pensamos que podemos tener un resultado muy favorable si la competencia de al frente es Ricardo Lagos. Creo que él es lo menos parecido a la renovación y a un proyecto de futuro. Fue un presidente que tuvo una gestión bastante cuestionable, él es el padre del Transantiago, que no se nos olvide. Entonces, por lo menos dentro de la UDI, no nos complica tener que competir con Ricardo Lagos, creo que le ganamos a todo evento. Y la otra figura relevante que apareció en las últimas semanas es Alejandro Guillier, que tengo un gran respeto por él porque es el senador de mi región. Lo conozco bien, pero creo que políticamente es un factor muy parecido al de la Presidenta Bachelet, y creo que los chilenos no tenemos tan mala memoria.

– Si su partido está dispuesto a disputar unas primarias con Sebastián Piñera, ¿quién podría ser el candidato de la UDI?

– No me gustaría incentivar o participar en una primaria de papel. Es decir, si nosotros tenemos con quien competir, con uno, dos o tres candidatos, me parece que la competencia es un buen mecanismo. Pero si no tenemos con quien, creo que levantar un candidato únicamente por hacer el ejercicio, es un error que no solamente va a despotenciar a la UDI, sino que a los candidatos al parlamento el próximo año. En resumidas cuentas, todos van a preferir sacarse la foto con quien tenga mejores posibilidades de ganar y, en este momento, es Piñera. Si surge un candidato de la UDI que logre tener posibilidades, ni un problema, pero primarias de papel, no gracias.

– ¿Y quién podría ser ese candidato?

– Yo creo que hay al menos dos nombres, y pienso que va a aparecer un tercero. Uno es el alcalde Francisco de la Maza. Yo admiro su valentía, porque creo que levantar las banderas de la UDI en circunstancias que parece que es carrera ganada con Sebastián Piñera, pienso que merece aplausos. Segundo, Hernán Larraín. Él ya ha manifestado en el ámbito privado disponibilidad para participar en esta lista corta. Y el tercero no me atrevo a nombrarlo, porque no quiero equivocarme. Yo creo que de aquí a enero, a más tardar marzo, va a ser un buen momento para determinar si tienen el apoyo político y el apoyo ciudadano.

– ¿Qué le parece que José Antonio Kast señale que va a ir a primera vuelta y no a una primaria de Chile Vamos?

– Yo aplaudo su decisión, el hecho de que haya una persona tan buena políticamente e  intelectualmente y, desde el punto de vista de lo que él hace en el servicio público, creo que oxigena la política. A todos nos complica mucho la candidatura de José Antonio Kast, porque todos tenemos una inclinación a votar por él. Obviamente que a mí me gustaría que él participara de nuestras primarias y espero que todavía pueda tener algún tipo de apertura para participar si es que los demás candidatos así lo deciden. Si Ossandón decide participar en una primaria, yo creo que la presión que se les pone a los otros candidatos es muy importante. En ese sentido, si tenemos una primaria y participa José Antonio Kast, creo que nos volvería el alma al cuerpo a muchas personas.

– ¿En cuanto a las elecciones internas, qué le parece la nueva fórmula de un militante, un voto?

– Espectacular, va a ser una competencia muy entretenida y espero que también sana. Esto va a oxigenar a la UDI, pues se ha hablado de un padrón electoral de cerca de 70 mil personas. Si vota la mitad de ellos vamos a estar frente a una elección única en el país en términos de la legitimidad de origen que se le va a entregar al presidente del partido.

– Usted ha dicho que le gustaría participar en las elecciones internas de la UDI. ¿Por qué quiere ser el presidente?

– Un grupo de parlamentarios y de dirigentes regionales me plantearon la posibilidad de encabezar una lista hace unos cuatro meses, y hace dos les dije que sí, que estaba dispuesto a competir. Yo creo que el principal desafío que tenemos hoy en la UDI es concitar la unidad. Hemos visto cómo militantes muy relevantes, parlamentarios, alcaldes y dirigentes regionales se han ido del partido porque no se han sentido cómodos. Eso va a seguir ocurriendo si no somos capaces de interpretar a todas las personas que tienen hoy día un motivo para irse. A mi me gustaría interpretar a esas personas y también a las personas que se han ido, para que puedan volver a la UDI. Este es un proyecto político que está vigente, no creo que haya que refundar la UDI para que siga existiendo, pero sí creo que hay que trabajar en la unidad. Esa es la fortaleza más importante que tenemos nosotros.

– ¿Qué piensa de los otros competidores (Jaime Bellolio y Jacqueline van Rysselberghe)?

– Creo que si la elección se circunscribe a nosotros tres, la UDI no está en riesgo. El partido estaría en buenas manos en cualquiera de los tres casos. Tengo la mejor opinión de la senadora y de Jaime. Tenemos algunas diferencias y matices con respecto a la visión política que se requiere dentro de la UDI, y eso hace que hoy tengamos tres candidaturas instaladas y las tres con posibilidades de triunfar.