En conversación con "El Líbero", el parlamentario, que forma parte del grupo que busca llegar a un acuerdo entre la Nueva Mayoría y el Frente Amplio, sostiene que si ese plan fracasa, "buscaremos un acuerdo con el gobierno para no dejarles todo gratis".
Publicado el 03.03.2018
Comparte:

Después de una extensa reunión el día jueves en la tarde, esta mañana se volverá a reunir la mesa negociadora de la futura oposición, en la que participan representantes de los partidos de la Nueva Mayoría y el Frente Amplio, que busca llegar a un acuerdo en la distribución de los cupos de las comisiones y de la mesa de la Cámara de Diputados.

En conversación con “El Líbero”, el diputado Pablo Lorenzini -quien representa a su partido junto a Gabriel Silber en la instancia-, sostiene que “hoy veremos los adelantos, para que el lunes al término de las comisiones podamos conversarlo bien con nuestras bancadas”.

Pero además, el parlamentario dice que el martes esto debería estar zanjado, ya que si no se llega a un acuerdo, su partido se verá obligado a negociar con la derecha.

-¿Cómo están negociando?

-La verdad es que nosotros terminamos enero con algunos distanciamientos producto de situaciones que se dieron -votaciones y comentarios-, pero durante febrero volvimos a conversar, entonces fuimos a la primera reunión el día jueves para buscar un camino que nos mantenga relativamente unidos, y lo que se hizo fue fijar las reglas del juego. Lo primero es que esto es un acuerdo de administración y gobernabilidad de la Cámara de Diputados -mesa y comisiones-, es un acuerdo político de administración, no estamos incluyendo el senado porque obviamente es otra institución, y tampoco estamos hablando de política. Acá no hay un tema programático.

-¿Cada partido puede proponer a quien quiera o hay vetos?

-Es sin vetos. En la medida que se determina que un partido presidirá determinada comisión, será ese mismo el que verá quiénes son los integrantes o sus candidatos. Una vez que lleguemos a un acuerdo -si es que lo logramos-, los nombres no serán sujetos a veto.

– Trascendió que el Frente Amplio no aspira a la presidencia de la Cámara, pero que busca compensaciones en las comisiones. ¿Qué le parece?

-Yo pedí el jueves al inicio de la reunión que eso se aclarara, y fue ratificado. Ellos lo que piden son compensaciones en las comisiones. Ahí hubo una discrepancia, ya que Alejandra Sepúlveda, que pertenece a los regionalistas, que a su vez son parte del Frente Amplio, dijo que ellos sí tenían esas aspiraciones. Ahora, no es lo mismo considerar al Frente Amplio con los regionalistas que sin ellos, ya que son cuatro diputados más. Acá se tomará en cuenta la proporcionalidad y no compensaciones mayores. Si el Frente Amplio incluye a los regionalistas suman 25 parlamentarios, lo que les garantiza dos cupos en cada una de las 25 comisiones.

– ¿Y qué pasa con la presidencia de la Cámara?

– El Frente Amplio propuso en la reunión, lo que me pareció muy bien, que el primer año quienes presidan las comisiones sean diputados antiguos para que los nuevos capten cómo se hace, ya que no es llegar y presidir una comisión al primer minuto. Y respecto de las presidencias, la conversación inicial que se dio ahí -y que propusimos nosotros-, es que el PS tenga una presidencia, nosotros pedimos dos presidencias, y quedaría una para el PPD, PR, PC. Se dieron algunas ideas, pero no creo que vayamos a tener muchos problemas ahí, ya que se avanzó. Ahora el trabajo que hay que hacer es trasladar esto a nuestros parlamentarios y ver qué dicen ellos.

– ¿Tienen algún plazo? 

– Muchos diputados de la DC no estamos dispuestos a entregarle gratis la administración de la Cámara de los próximos cuatro años al nuevo gobierno, porque ahí se deciden muchas cosas. Desde la Cámara de Diputados se manejan las comisiones y la mesa, el sistema legal de los proyectos, por lo que si no hubiera acuerdo, nosotros obviamente vamos a seguir explorando otras posibilidades. Volvemos a decir que acá no hay un acuerdo político, ya que esto no tiene que ver con coaliciones, sino que para la gobernabilidad de la administración de la Cámara, por lo tanto esto deberíamos tenerlo el martes, porque si no hay que explorar otros acuerdos.

– Si no se llega acuerdo el martes, ¿cuál sería la posibilidad de la DC?

– Nosotros, y ya lo hemos conversado con los radicales, buscaremos un acuerdo con el gobierno para no dejarles todo gratis. No es blanco y negro esto. Tenemos buena disposición, ayer salí más positivo, pero acá tenemos que tener seguridad de que vamos a tener todos los votos de respaldo de lo que acordemos.

– ¿Están, si eso no se concreta, dispuestos a negociar con la derecha?

– Si no hubiera acuerdo conversaremos con parlamentarios de derecha.