Trece horas después de haberse fotografiado risueños junto al regalo de Fantuzzi reaccionaron José Miguel Insulza y Alejandro Guillier. Y lo hicieron por twitter, condenando lo ocurrido. Eduardo Bitrán, en tanto, sólo respondió un tuit donde es aludido, mientras que el ministro de Energía Andrés Rebolledo no se refirió a la polémica. El ministro de Economía, en cambio, pidió perdón.
Publicado el 15.12.2016
Comparte:

El presidente de la Asociación de Exportadores Manufactureros (Asexma), Roberto Fantuzzi, acostumbra a regalar extravagancias a sus invitados en la cena que el gremio organiza cada fin de año. El mismo ministro Luis Felipe Céspedes el año pasado recibió una bicicleta, con un mensaje que decía “para poner en marcha la economía”. Con ese espíritu el titular de Economía este martes se subió al escenario de uno de los salones de CasaPiedra para abrir su nuevo regalo, luego de exponer ante mil 500 empresarios sobre los desafíos de la productividad en el país.

todosCuando el animador del evento, Cote Evans, anuncia que Roberto Fantuzzi le va a entregar una muñeca inflable al ministro Céspedes con la leyenda “para estimular la economía”, de inmediato saltaron las carcajadas y aplausos de los asistentes, incluidos los dos precandidatos presidenciales de la Nueva Mayoría, José Miguel Insulza y Alejandro Guillier, quienes se encontraban justo detrás del titular de Economía, y que también iban a recibir sus regalos por parte del empresario. También se encontraban en el estrado el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, y el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán, quienes de la misma manera se sumaron a los festejos.

Como se aprecia en el video que acompaña esta nota, ninguno de los actores se incomodó con la extravagancia del regalo de Fantuzzi, ni tampoco tuvieron problemas para posar para los fotógrafos con la imagen del juguete erótico como imagen central. Sin embargo, tuvieron que estallar las redes sociales para que las autoridades y el propio Roberto Fantuzzi salieran a aclarar lo que la misma Presidenta Bachelet calificó como algo “que no se puede tolerar”. Por twitter la mandataria señaló ayer temprano que la lucha por el respeto a la mujer ha sido un principio esencial en sus dos gobiernos.

Pocos minutos más tarde Guillier e Insulza se sumaban a las palabras de la Presidenta y, también a través de las redes sociales, condenaron un episodio que sólo 13 horas antes ellos mismos habían festejado. En su cuenta @Insulza, el ex canciller y secretario general de la OEA señaló que su postura contra el machismo y la violencia de género es antigua y conocida, “lamento y rechazo lo ocurrido ayer en la junta de Asexma”. Del mismo modo, el parlamentario por Antofagasta en su cuenta @SenadorGuillier señaló lo siguiente: “Lamentamos incidente en @Asexma Condenamos todo tipo de discriminación y violencia de género, incluso la simbólica”.

Luego en la tarde, Guillier señaló en Radio Cooperativa que “fue un error de mal gusto, te pilla por sorpresa, uno se ríe, te deja descolocado. Todos tomamos conciencia que fue una metida de pata”. De la misma manera Insulza manifestó que lo ocurrido fue ofensivo, “sólo cuando vi las fotos en la mañana me percaté de lo desagradable y lamentable que fue”.

 

Cote Evans fue quien anunció el premio y señala a “El Líbero” que le resulta sorprendente los calificativos de los pre candidatos. “Estaban todos muertos de la risa, las imágenes están ahí. Yo si estoy en un lugar y me mato de la risa por algo y luego hago una segunda lectura, me tengo que hacer responsable de las dos cosas. Reacciones sólo después de la polémica que se generó para ellos es costo cero, decir eso es costo cero”.

El comunicador y conductor de radio El Conquistador remarca que cuando él hace la mención al premio se produjo un festejo masivo en el auditorio, incluso de parte de las casi 400 mujeres invitadas: “Ahora yo me pregunto que si hubiese habido alguna pifia por parte del público, ¿las autoridades se habrían reído tanto con la muñeca?, yo creo que no”.

También fue protagonista del episodio el presidente de ASIMET, Juan Carlos Martínez, quien señala que en ningún momento hubo una mala intención por parte de Roberto Fantuzzi. “Había que estar ahí para darse cuenta que para nada se pretendió burlarse de las mujeres, incluso luego en el coctel, nadie reclamó, ni siquiera las mujeres que estaban presentes”. Al presidente de los empresarios metalúrgicos, sin embargo, le llamó la atención el posterior desmarque de los pre candidatos presidenciales.

El Mea Culpa del ministro Céspedes  

cespedes-1Distinta reacción a los aspirantes a La Moneda tuvo el ministro de Economía Luis Felipe Céspedes, luego de la polémica desatada tras recibir el extravagante regalo de Roberto Fantuzzi en la Cena Anual de Asexma. Temprano en la mañana pidió disculpas no por twitter, sino que en una rueda de prensa antes de participar en una actividad con la Presidenta Bachelet. “Ayer (el martes) se produjo una situación que no corresponde, que no condice con el respeto a la dignidad de las personas y en particular de las mujeres. Y lo que corresponde en este tipo de situaciones es pedir las disculpas”, fueron sus primeras palabras. Y luego pidió disculpas por la situación que se había producido: “perdón por mi accionar, creo que no correspondió. Y de nuevo, fue una situación sorpresiva. Yo no tenía en verdad el conocimiento del regalo que iba a recibir y mi reacción no fue la adecuada. Por eso solicito las disculpas”.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán, quien recibió de regalo por parte de Fantuzzi un exprimidor y que también se fotografió con la muñeca inflable, retuiteó un mensaje donde era aludido, señalando que le parecía de pésimo gusto el regalo de Fantuzzi y que lamentaba haber estado en la foto.

 

ministro-de-energiaFinalmente, uno de los que más festejó el regalo al ministro Céspedes, fue el titular de Energía, Andrés Rebolledo, tal como se puede apreciar en el video que acompaña esta nota. El ministro Rebolledo, hasta el cierre de la edición de esta nota, no se había referido a la polémica, ni por redes sociales, ni por la prensa.