A través de una carta, la Comunidad Boyen Mapu de Ercilla justifica que su petición a la Forestal Bosques Cautín es válida pues corresponde a "una parte del espacio de reivindicación territorial".
Publicado el 22.07.2015
Comparte:

El lunes pasado la empresa Forestal Bosques Cautín S.A. recibió una extraña petición por parte de la Comunidad Boyen Mapu ubicada en el sector San Ramón en la comuna de Ercilla, región de La Araucanía.

“Mediante este escrito, que viene a exigir… la mitad de la cosecha forestal de las plantaciones de Eucaliptus Globulus de la parcela San Andrés… ya que ésta corresponde a una parte del espacio de reivindicación territorial de nuestra comunidad”, explica la presidenta de la agrupación indígena, Carolina Marileo Saravia, quien firma la carta.

Según la información que se entrega, la petición realizada es válida para ellos, pues “la entendemos como un aporte voluntario o recompensa por el abuso de la tierra y consiguiente daño medioambiental que la industria forestal trae consigo en nuestro territorio”.

Además, en la carta se agrega que la lucha que están llevando a cabo por la recuperación territorial y que esperan tener una positiva respuesta a su “justa y razonable petición” por parte de Forestales Bosques Cautín.

Si bien el escrito fue enviado el 20 de julio, este miércoles comenzó a ser difundido a través de las redes sociales, especialmente en los grupos de WhatsApp que mantienen los agrilcultores del sur que se sienten en constante amenaza ante las exigencias de algunas comunidades indígenas.

Desde la empresa Forestal Bosques Cautín S.A. informaron que están analizando la carta de la comunidad para decidir cuáles serán los pasos a seguir respecto al requerimiento.

Carta