Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 25 de marzo, 2018

Chef/analista político lanza libro con sus columnas sobre la carrera presidencial

Autor:

Magdalena Olea

Con humor e ironía y mezclando la cocina y la política, los dos ingredientes que mejor conoce, el columnista de GPS Líbero "Mecha Corta" retrata en su primera publicación, que ya está a la venta, los personajes y episodios nacionales que marcaron el año electoral 2017. Aquí, la entrevista que le realiza el columnista de El Mercurio "Joe Black", a propósito de su libro.
Autor:

Magdalena Olea

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Lo suyo parece una receta de cocina, pero no es exactamente una receta de cocina. Da la impresión que fuese una columna de opinión. Pero es más que eso. Es casi un género nuevo. Es la mezcla entre la bondad de las preparaciones culinarias de las abuelas con la más cáustica sátira política. Es lo que resultaría de la unión entre la Novicia Rebelde y Frank Underwood. Es una rareza, pero endemoniadamente atractiva”, así describe Joe Black, en el prólogo del libro @politicaycocina, las columnas del chef/columnista/analista conocido como “Mecha Corta”.

La publicación, que está disponible a la venta pinchando en este link, es una compilación de las mejores “recetas políticas” del columnista publicadas semanalmente en “GPS Líbero”, que describen con ironía, y haciendo una mezcla entre cocina y política, las intrincadas, sabrosas y reñidas historias que protagonizaron los políticos a lo largo de 2017, año de primarias y elecciones, resultando en un valioso relato de los acontecimientos más relevantes del ámbito político nacional.

“La que tuvo una semana para el olvido fue la Beatriz Sánchez, partiendo por el resultado de la encuensta CEP. Ocho puntos menos en la intención de voto y otros cuatro menos en evaluación positiva. Una verdadera tragedia, sobre todo, porque su candidatura se “desinfló” a solo 18 días de las elecciones, o sea, a pasos de la meta”, dice Mecha Corta en una de sus publicaciones, a la que llamó “El soufflé de queso de Beatriz Sánchez”.

Así, títulos como “El caldito de tollo de Guiller“, “El charquicán de Felipe Kast“, o “Las barritas de cereal del Frente Amplio” van componiendo este libro, en el que el autor no solo presenta el episodio político del momento, si no que también comparte la receta y sus ingredientes, que pueden ser preparadas por los lectores en sus casas.

A propósito del lanzamiento de su libro, el columnista de El Mercurio “Joe Black” realizó una entrevista a Mecha Corta, donde indaga en la fórmula y oficio de su “colega”.

 10 preguntas de Joe Black a Mecha Corta

 

1.- Sus columnas son una mezcla entre recetas de cocina y recetas políticas. ¿Qué es más simple, el análisis gastronómico o el análisis político?

Depende del plato y los ingredientes. Es muy distinto preparar un arroz con huevo frito, donde el arroz y el huevo se hacen en un rato (es uno de mis platos favoritos), que hacer un solomillo Wellington, donde peleamos minuto a minuto con el punto de la carne y lo crujiente de la masa de hojaldre. Así también, es fácil analizar el primer comité político de este gobierno en comparación a tratar de descifrar qué pasó con las reuniones de todos los lunes del último año del gobierno anterior. Ufff, como que ese Wellington me lo imagino bien duro.

2.- ¿Dónde es más difícil ejercer el poder, en la cocina o en La Moneda?

La Moneda no es muy distinta a una cocina, guardando las proporciones. Y es que si no te preocupas de usar los ingredientes adecuados y las medidas precisas y, además, no te haces cargo de alinear a tus cocineros, el plato resultará un desastre. Pasa lo mismo con las decisiones improvisadas en Palacio. No sé por qué tengo la sensación de que ahora los ministros que no se suban al carro que corresponda, van a vérselas con una cara colorada de la Cecilia Pérez.

3.- ¿Qué le trae a la mente el concepto “cocina política”?

Sabores, aromas, texturas, actualidad, éxitos, cálculos y condoros. También repeticiones y encuestas.

4.- Si damos por cierto que todo ministro quiere ser Presidente, ¿será cierto que todo cocinero quiere ser chef?

Todo cocinero, si se precia de tal, es víctima de los gritos del Chef, el que muchas veces es una estrella que brilla con la ayuda de los que, por detrás, se queman las pestañas por cumplir con el pedido a tiempo y a punto. Eso sí, no cualquier cocinero puede ser Chef y, asimismo, no creo que todos los ministros puedan ser Presidentes. No te lo concedo, Joe.

5.- ¿Es mejor cocinar a fuego lento los alimentos? ¿Y la política, también debe hacerse a fuego lento?

El fuego es curioso… Sí, el fuego lento se supone que guarda los sabores y deja más tiernos los alimentos, sin embargo, tengo un gran amigo que se ha hecho famoso quemando lo que le pongan por delante, a todo fuego, y logrando los mejores sabores y las carnes más tiernas. Creo que en política es lo mismo: hay momentos en que la llama debe estar baja, pero otros en que su mejor amigo es un soplete.

6.- ¿Cómo definiría a Mecha Corta?

Difícil, me cuesta definirlo, definirme… Pero qué te puedo decir, me gusta el vino y la buena mesa, con eso basta. El resto es pretensión.

7.- ¿Cómo ha sido la experiencia de observar la marcha política del país desde la cocina?

Aromática y sabrosa. Cada movida política es una preparación en sí misma, chorizos, cebollas, papas y huevos pueden explicar una reunión o un discurso, sin olvidar la sal y la pimienta que condimentan la actualidad.

8.- ¿A quién de la política actual le aplicaría la máxima “pastelero a tus pasteles”?

A casi todos. Muchos personajes de la política actual se creen los súper hombres y las wonder woman y tienen poco claro que su rol es legislar y no conducir un matinal. Pero no quiero ser injusto, gracias a ellos lo pasamos rebien. Y es que son algo así como el aliño que muchas veces arreglan el peor plato y, para ser justo, hay varios bien trabajadores. Por lo demás, sin ellos no podría escribir.

9.- Tal como Neruda le hizo una “Oda al caldillo de congrio”, ¿a qué o a quién le escribiría usted una oda?

A la Mariana, por valiente, y porque a pesar de haber sido tildada de traidora, logró sincerar el humanismo cristiano y aclarar que un partido no puede ser la casa de los funcionarios públicos. Si tuviera que dedicarle un plato buscaría algo bien dulce… ¿Qué tal un tiramisú?

10.- ¿Por qué le recomendaría usted a la gente leer su libro recientemente editado?

¡Porque me gusta! Dejando de lado la humildad, quedó harto bueno, después de todo, es una bitácora culinaria sazonada con el intrincado camino a La Moneda del 2017. Aquí quedó un muy buen registro de lo que pasó desde la definición de los candidatos (cuchillazos y todo de por medio) hasta el resultado de la Segunda Vuelta. Además, ver a todos estos personajes adentro de la cocina y con la manos en la masa es muy gratificante. Te lo recomiendo. ¡Y espérate el que se viene el 2018! ¡Salud! 

 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: