En apenas dos meses, el crecimiento económico creció seis puntos y se instaló como la principal inquietud de los chilenos tras la delincuencia. Al respecto, Piñera aparece con el 46% como el candidato capaz de reactivar la economía, muy lejos del 13% de Alejandro Guillier.
Publicado el 02.09.2017
Comparte:

Es la economía, estúpido”, fue la célebre frase de campaña que utilizó en las elecciones de 1992 el entonces candidato Bill Clinton para ganarle al popular George Bush, quien tenía 90% de aprobación tras el término de la Guerra Fría y su victoria en Irak.

La economía, una vez más, se vuelve a instalar en una campaña electoral, esta vez en nuestro país, especialmente luego de la salida del equipo económico completo de la Presidenta Michelle Bachelet.

El recién asumido ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, prometió que su “prioridad será crecimiento, crecimiento, crecimiento”, ante la intempestiva salida de Rodrigo Valdés, quien también lo intentó pero no lo logró, ya que en sus dos años de gestión la economía apenas creció 1,5%.

El balance de Bachelet, en sus casi cuatro años, es de un magro 1,7% de alza del PIB, el más bajo, por lejos, de todos los gobiernos desde el retorno de la democracia en 1990.

Pocos días antes de la última crisis política del gabinete de Bachelet, el ex Presidente Ricardo Lagos había rayado la cancha al respecto: “La primera tarea de Chile es crecer, todo lo demás es música”.

En este escenario, la encuesta CEP dada a conocer ayer entrega relevante información sobre la preponderancia del desarrollo económico y el empleo en los chilenos, y en cómo se instaló, definitivamente, en tema de campaña electoral.

El desarrollo económico se instala como segunda prioridad

Ante la pregunta, “de la siguiente lista, desde su punto de vista, ¿cuál debería ser la primera prioridad del país?”, el “desarrollo económico” quedó en segundo lugar con 19%, tras la delincuencia que tuvo 29%. Lo más significativo, junto a ello, es que en apenas dos meses creció en seis puntos, desde el 13% que tuvo en la encuesta de abril-mayo pasada.

En tercer lugar de las preocupaciones quedó “oportunidades de empleo”, con 16%, que también escaló del 12%. Ambos aumentos fueron calificados como “significativos desde un punto vista estadístico”.

Pero al  sumar los resultados de la primera y segunda prioridad, el desarrollo económico se disparó en 10 puntos, ya que pasó del 21% en mayo al 31% actual. El empleo se ubicó en 29%.

Piñera, el candidato que genera más confianza para activar la economía y el empleo

Otra pregunta relevante al respecto que se le preguntó a los encuestados fue: “¿Quién de los siguientes candidatos le da más confianza para enfrentar los siguientes temas?”

El ex Presidente Sebastián Piñera lidera ampliamente en los nueve ítemes consultados, pero en los temas económicos obtuvo su mayor respaldo.

Por ejemplo, en crecimiento económico obtiene la confianza del 46% de los encuestados, y en empleo el 43%, seguido de Alejandro Guillier con 13% y 15%, respectivamente. En delincuencia también va primero Piñera con 31%, al igual que en educación y pensiones (30%), liderazgo (46%),  y preparación (46%).

Estancamiento económico en su peak

En la pregunta clásica de la encuesta CEP sobre los tres problemas a los que debería dedicar el mayor esfuerzo en solucionar el gobierno, los sueldos y el empleo se ubicó en cuarto lugar con 27%, y ésta última categoría subió cinco puntos en apenas dos meses.

Además, el 38% calificó de “mala o muy mala” la situación económica actual del país, y solo el 14% sostiene que está buena o muy buena, frente al 48% que sostiene que está ni buena ni mala.

Ante la pregunta de si Chile está progresando, estancando o en decadencia, el 69% sostiene que está estancado, la cifra más alta desde 2000.