La ex vocera de gobierno en conversación con "El Líbero" analiza la polémica "Matthei Bachelet" luego de las declaraciones de la ex candidata de la Alianza.
Publicado el 28.11.2014
Comparte:

“A Evelyn Matthei se le descalificó, se le discriminó y se le violentó de forma machista, pero nadie defendió a la Presidenta Bachelet en torno a las críticas de fondo que hizo Matthei”, explica a “El Líbero”  la ex vocera de Gobierno, Cecilia Pérez. Así califica la ex ministra las críticas surgidas desde el Gobierno y la Nueva Mayoría hacia la ex candidata presidencial de la Alianza Evelyn Matthei, luego de sus declaraciones a diario Pulso donde afirmó que “el problema de Chile es la Presidenta Bachelet”.

Pérez explica que se enteró de la entrevista de Matthei el mismo día, al igual que el ex presidente Piñera y el resto de los miembros de la Fundación Avanza Chile. En el “piñerismo”, según comenta, compartieron el diagnóstico de Matthei y optaron por defenderla ante las críticas oficialistas. El análisis de la ex vocera es que sólo se “descalificó” de forma “machista” a Matthei y que nadie en la Nueva Mayoría “defendió a Bachelet”. “Lo que todos impulsaron como una estrategia diseñada fue descalificar sicológicamente a Evelyn Matthei y ninguno, ni el gobierno, ni la Nueva Mayoría, se refirió a la entrevista en sí”, afirma.

Además, analiza la situación actual de la Alianza, explica los próximos pasos del “piñerismo” y no descarta tomar un desafío ante una eventual candidatura. “Si se estima que tengo que estar en otra responsabilidad, ya sea como candidata o como segunda empujando otras candidaturas, ahí voy a estar”, dice.

– La ex candidata presidencial de la Alianza, Evelyn Matthei, afirmó en la entrevista de Pulso que “el principal problema de Chile es la Presidenta Bachelet”. ¿Comparte estas declaraciones?
– Totalmente de acuerdo. Este Gobierno ha demostrado en su tozudez, en su no avanzar hacia un diálogo, en tratar de imponer mayorías  desde el autoritarismo. Comparto no solamente la frase que hace Evelyn Matthei, sino que el diagnóstico completo que ella revela en la entrevista.

– Matthei se refiere también al segundo piso de Bachelet y hace una crítica a sus principales asesores. ¿Está ahí el foco?
– Este Gobierno hoy no tiene dentro de sus ministros ningún tipo de liderazgo. Uno se pregunta a quién escucha Michelle Bachelet, claramente a la ciudadanía no. Si fuera así habría enmendado el rumbo hacia  mucho rato y no solamente por voces que han nacido de la oposición pidiendo diálogo, sino que en voces que nacen desde la misma Nueva Mayoría, particularmente del partido democratacristiano, pero también de concertacionistas que siempre han sido líderes dentro de sus partidos y dentro de una coalición que por mucho tiempo gobernó Chile. Me refiero a Mariana Aylwin, a José Joaquín Brunner, a Aninat y a tantos otros que han dicho que el Gobierno lo ha hecho muy mal.

– Luego de las declaraciones de Matthei, el Gobierno y la Nueva Mayoría respondieron con críticas hacia ella. El vocero Álvaro Elyzalde acusó que en sus declaraciones había “rabia y rencor” y el presidente del PS, Osvaldo Andrade, afirmó que “la locura intenta amedrentar a los chilenos”. ¿Cómo tomaron esas críticas en la oposición?
– Yo no vi reacciones en contra de Evelyn Matthei, vi descalificaciones y discriminación, partiendo por el Gobierno a través de su vocero y por aquellos que son los líderes de la Nueva Mayoría. Lo que todos impulsaron, como una estrategia diseñada, fue descalificar sicológicamente a Evelyn Matthei y ninguno, ni el Gobierno, ni la Nueva Mayoría, se refirió a la entrevista en sí. La Nueva Mayoría ha demostrado en la voz de sus dirigentes ser muy machistas, en despreciar mucho una opinión, sobre todo, cuando viene de una mujer. A Evelyn Matthei se le descalificó, se le discriminó y se le violentó de manera machista, pero nadie defendió a la Presidenta Bachelet, en torno a las críticas de fondo que hizo Evelyn Matthei.

– Matthei es uno de los liderazgos que también forma parte del “piñerismo” y sus declaraciones , de alguna manera,  marcan un regreso a la política. Incluso dio a conocer sus intenciones de asumir alguna candidatura. ¿Podría ser Matthei una de las cartas presidenciales del 2017?
– Evelyn Matthei tiene un capital político de la centro derecha que está más vigente que nunca. Ella nunca se ha retirado de la política. Tanto  Matthei como tantos otros y otras son liderazgos que siempre están presentes y dispuestos a un proyecto colectivo. Cuando Evelyn Matthei luego de tantos sinsabores que tuvimos como sector político para levantar una carta presidencial, estuvo dispuesta a abrazar la candidatura, uno ahí se dio cuenta que es una mujer que le importa Chile, que es una mujer que no saca cálculos políticos.

– Si Evelyn Matthei asume una eventual candidatura presidencial y Piñera también tiene intenciones de volver a ser Presidente de Chile, podrían enfrentarse ambos liderazgos, ¿cuál sería el escenario?
– Aún falta mucho tiempo. El mecanismo de decisión de una candidatura presidencial lo tendrán que determinar los partidos políticos y nuestros movimientos políticos. Lo importante hoy día es consolidarnos como oposición, institucionalizar la Coalición, a casi un año de haber perdido el Gobierno y preocuparnos de las elecciones que vienen, que son las municipales. Y luego verán los partidos quién es el mejor hombre o la mejor mujer, que pueda abrazar la candidatura de la centro derecha y detrás de esa persona tenemos que estar todos unidos, no nos podemos dar gustitos personales.

– ¿El mecanismo de elección podrían ser primarias entre Piñera, Matthei y otras figuras como Lily Pérez? ¿No son tres “piñeristas” en competencia?
– Nosotros como gobierno nos sentimos orgullosos de haber impulsado una ley de primarias. Yo soy una convencida de que ese mecanismo permite legitimar candidaturas desde la ciudadanía y romper un poco la sensación de que los candidatos se imponen en cuatro paredes. Hay muchos dirigentes de la centro derecha que quieren ser candidatos presidenciales, lo importante es que se potencien todos los liderazgos y que en una decisión  conciliada entre RN, la UDI y los movimientos que quieran participar, se haga un mecanismo de participación importante para elegir a él o a la candidata presidencial.

– ¿Cuál es su visión de la Alianza actual? ¿Cree que han hecho un buen rol opositor?
– Después de una derrota electoral tan dura como la que sufrimos nosotros viene un tiempo de buscar razones y de ver cómo se vuelven a conciliar los intereses de cada cual para poder cumplir un rol de la oposición. Nosotros quedamos  con el ánimo muy caído. Lo que tenemos que hacer es cerrar luego esa etapa, institucionalizar la Coalición, empezar a hacer una  oposición en grupo, en bloque.

– Como ex vocera, ¿cómo evalúa al actual ministro Secretario General de Gobierno, Álvaro Elyzalde?
– El vocero  ha sido funcional a lo que siempre ha sido la personalidad de la Presidenta Bachelet, una persona  desconfiada, que exige lealtad hacia ella y no hacia la coalición. Cada vez que hay un tema en que debe marcar un punto político, tiene que ser el ministro del Interior quien tiene que salir a reforzar la vocería.

– ¿En qué está el “piñerismo” y la Fundación Avanza Chile? ¿Cuál es la hoja de ruta?
– El piñerismo es mucho más que la fundación, es un patrimonio que va  mucho más allá que la Alianza por Chile, que cada día es más reconocido. Nosotros como fundación nos hemos planteado siempre como un centro de estudios colaborador de nuestros partidos políticos, movimientos, y muy respetuosos de las facultades que ellos tienen y de sus diferencias y sellos personales. Por eso los convocamos a todos.

– ¿Cuáles son sus proyecciones personales?, ¿ser candidata a alcaldesa o senadora?
– Yo soy muy leal a los proyectos colectivos. Por lo tanto, mi partido RN y así lo he conversado con el presidente Cristián Monckeberg, cada vez que me invitan a participar de actos, he dicho que sí, muy gustosa, al igual que con la UDI y los otros movimientos. Me encantaría ser parte de un grupo que pelemos por volver al gobierno, pero si estima que tengo que estar en otra responsabilidad, ya sea como candidata o como segunda empujando otras candidaturas, ahí voy a estar. Me gusta mucho más el mundo municipal y ejecutivo que el Parlamento.

FOTO: AGENCIA UNO