De los 116 mil empleos nuevos del año pasado, casi 53 mil fueron para funcionarios del Gobierno.
Publicado el 05.02.2015
Comparte:

Hace pocos días, el gobierno celebró la caída en el desempleo al 6% en el trimestre octubre-diciembre de 2014, y el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, la calificó de “buena noticia que confirma que está descendiendo el desempleo y que el movimiento económico estará por sobre las expectativas del mercado”, pero un estudio de Clapes-UC arrojó que durante el año pasado el 45% de los 116 mil empleos creados -52.684- fue del sector público.

Como empleados públicos asalariados se incluyen a personas que laboran en la Administración Pública, como ministerios, subsecretarías, intendencias, gobernaciones, seremis y en diferentes organismos públicos como Serviu, Fosis, Sence, Conaset, Senda, Senama, Injuv, Conadi, entre otros. También considera a  los funcionarios del Poder Judicial y del Congreso, los municipios, escuelas, empresas y hospitales públicos.

Los 116 mil empleos del año pasado es la menor cantidad que se ha generado desde 2009, dado que en 2010 fueron 489 mil, en 2011 356 mil, en 2012 otros 138 mil y 160 mil en 2013.

Además, el estudio revela que más del 50% de los otros trabajos iniciados corresponden a empleos por cuenta propia, que es el más precario e inestable porque no tienen protección social como cotizaciones previsionales, de salud y cesantía, feriados legales e indemnizaciones.

Juan Bravo economista Clapes-UC“La creación de empleo asalariado en el sector público no está asociada al crecimiento  económico. Sin embargo, la capacidad de crear empleo en este sector no es ilimitada, lo que implica que si el sector privado no sale adelante, el desempleo aumentará”, explica Juan Bravo, asesor senior de Clapes-UC y autor del informe.

El economista agrega que en las desaceleraciones o crisis económicas tienden a subir los trabajos por cuenta propia, porque se convierte casi en la única alternativa de las familias para generar ingresos. Sin embargo, la diferencia de ingresos promedio entre los empleos asalariados es el doble en comparación con los creados por cuenta propia, $502 mil vs. $244 mil, según la última Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos (NESI) del período octubre-diciembre de 2013.

 Empleos de emergencia crecen 30%

Adicionalmente, los trabajos de emergencia financiados por el Gobierno crecieron en 30%, alcanzando a 25 mil personas. La caída específica en el último trimestre se debe a la creación de 52 mil fuentes laborales temporales en la agricultura y el turismo, debido a la época estival.

Los empleos de emergencia son programas de incentivo a la contratación y emprendimiento que tienen como objcifras empleoetivo “apoyar la efectiva reinserción laboral de los trabajadores cesantes al mercado formal de trabajo”.

Juan Bravo estima que cuando termine el verano el desempleo dará un “salto importante” porque el sector privado prácticamente no está contratando mano de obra, como para absorber la fuerza laboral desocupada.

“Una vez que pase el efecto estacional positivo, y considerando que la actividad económica sigue bastante débil debido en buena parte a que la confianza empresarial se mantiene en niveles históricamente bajos, existe una probabilidad muy alta que veamos un aumento de este indicador al terminar la época de verano”, señala el informe de Clapes-UC.

Empleos de jornada parcial

Al analizar los empleos creados el año pasado por tipo de jornada, el 56% corresponde a jornadas parciales de entre 1 y 30 horas semanales, que es más precario y tienen menores ingresos que las jornadas completas que oscilan entre las 31 y 45 horas legales.

Este porcentaje es un retroceso respecto al período 2010-2013, cuando el 88% de los empleos creados fueron a jornada completa.

 

Gráfico empleo Clapes-UC

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FOTO: SEBASTIÁN RODRÍGUEZ/AGENCIA UNO