El dirigente comunista firmó la polémica carta de condolencias del PC tras la muerte del dictador coreano, asegurando que continuará “la construcción de una próspera sociedad socialista”. De Fidel Castro escribió que “no lloramos su muerte. Rendimos homenaje a su vida, su legado y a su inclaudicable compromiso con la libertad”.
Publicado el 18.12.2016
Comparte:

Carlos Insunza Rojas llevaba una década como dirigente gremial de segunda línea pero su triunfo como presidente de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), que dirigió durante dos décadas Raúl de La Puente, lo catapultó a la primera línea política nacional.

El Partido Comunista, donde milita Insunza, destacó su triunfo como histórico, ya que es la primera vez que un comunista lidera dicha institución en sus 70 años de existencia. El ingeniero civil industrial eléctrico de la Universidad Católica fue vicepresidente de la FEUC entre 1997 y 1998 y es presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios de Impuestos Internos (ANEIICH) desde 2005, donde trabaja como profesional con un sueldo mensual de $3,8 millones. Dentro del SII “ha dado una dura batalla contra la elusión y evasión tributaria, y reinvindica más y mejor Estado para un trabajo decente de los funcionarios públicos”.

Carlos Insunza es hijo del histórico dirigente comunista Jorge Insunza Becker y hermano paterno del ex ministro de la Segpres de Michelle Bachelet, Jorge Insunza, quien debió renunciar por un escándalo en que se le acusó de conflictos de interés.

Junto a la otra comunista presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, conformarán una poderosa y muy difícil dupla para las negociaciones de reajuste fiscal, que este año generaron una auténtica guerra civil con el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. De hecho, ambos fueron expulsados de la Cámara de Diputados durante la votación de dicho reajuste luego de gritar improperios al ministro y a los diputados que aprobaron el alza de 3,2% en los sueldos de los funcionarios públicos.

El duro negociador que le advirtió al ministro Valdés que no le daría tregua

Y es que el negociador ante el ministro fue precisamente Insunza en su carácter de vicepresidente de negociación y relaciones gubernamentales de la ANEF, donde demostró ser implacable y radical, alejándose del estilo más conciliador que tuvo el socialista y profesor universitario Raúl de La Puente. Además, tiene una “pata” en la CUT, donde es consejero nacional y el responsable de coordinar la Mesa del Sector Público (MSP), que agrupa a 15 organizaciones sindicales del sector público.

“Le decimos al ministro (Valdés): no le vamos a dar tregua, vamos a seguir movilizándonos (…) Antes de decirnos que suframos nosotros las consecuencias de las políticas fiscales, les diga a las AFP, a las isapres y a los bancos que se ajusten el cinturón, porque ellos tienen multimillonarias utilidades explotando a los trabajadores del país”, le enrostró en medio de las complejas negociaciones de reajuste.

Para el dirigente, el titular de Hacienda es un “alarmista” frente a la situación del erario fiscal, ya que “tal como las cifras lo demuestran, el país sigue creciendo, la recaudación tributaria ha seguido creciendo, por tanto las arcas fiscales son capaces de incorporar medidas como las que nosotros estamos planteando”.

Insunza afirmó que “el ministro en vez de estar voceando por la prensa su visión catastrófica de la economía del país, lo que debe hacer es dialogar con los trabajadores y buscar puntos de acuerdo que permitan que esta negociación se dé de la mejor forma posible y además que se dé en términos de cumplir con los objetivos generales que el gobierno ha declarado respecto al mundo del trabajo y de la sociedad chilena”.

Carlos Insunza, admirador de Corea del Norte y Cuba

Como miembro del Comité Central y encargado de las relaciones internacionales del Partido Comunista, Carlos Insunza firmó la polémica carta de condolencias por la muerte del “compañero Kim Jong-il”, el ex dictador de Corea del Norte.

La misiva del PC, enviada al hijo y sucesor Kim Jong-un –quien ha hecho noticia mundial por realizar masivas ejecuciones políticas-, expresó al “pueblo de la República Popular Democrática de Corea, al Partido del Trabajo y en particular a usted y su familia nuestras condolencias por el fallecimiento del compañero Kim Jong Il”.

“En este momento de dolor para los trabajadores y todo el pueblo de la República Popular Democrática de Corea, el Partido Comunista de Chile está convencido que la lucha por la construcción de una próspera sociedad socialista, por la reunificación del país, la defensa de los intereses del pueblo coreano en contra de las maniobras del imperialismo norteamericano continuarán siendo impulsadas firmemente por quien lo reemplace en los cargos de la dirección del Partido y el Estado”, señaló el documento.

El ingeniero civil es muy activo en Twitter, donde promueve diferentes actos y causas sindicales, y critica con dureza a sus oponentes políticos.

Tras la muerte de Fidel Castro escribió: “No lloramos la muerte de Fidel. Rendimos homenaje a su vida, su legado y a su inclaudicable compromiso con la libertad”.

Insunza: “Es evidente el fracaso de las AFP”

El nuevo presidente de la ANEF es un férreo opositor al sistema de AFP, el que asegura que está “absolutamente desmoronado. A más de 30 años de ello, es evidente el fracaso de las AFP en su capacidad de realmente ser un modelo de seguridad social, y de otorgar pensiones dignas a los trabajadores y trabajadoras”.

Su propuesta es terminar con el sistema de capitalización individual y volver al antiguo sistema de reparto. “El debate de los detalles de ese sistema puede ser amplio: un modelo pleno de reparto con administración estatal, sistemas mixtos en que la voluntariedad opere de por medio; pero sin duda lo que está en la agenda a propósito de la gran movilización del domingo, con centenares de miles de ciudadanos y sus familias, es que el esquema de AFP está absolutamente desmoronado en lo relativo a su legitimidad social, y también en su capacidad de resolver las problemáticas de la vejez en nuestro país, que va ser cada vez más acuciante debido a los cambios en la composición etaria de la población”, señaló en entrevista con el diario El Siglo.

Insunza propone un “sistema estatal, público, sin fines de lucro, en que haya cotizaciones tripartitas, donde los empleadores aporten, y que no implique un retroceso de los derechos sociales en nuestro país. No se puede volver a cargar la mano a los trabajadores, sea por la vía de aumentar los porcentajes de cotización o las edades, para resolver un problema profundo de diseño del sistema”.