Aunque la Subsecretaría del Trabajo sí llamó la atención de Cristian Cuevas, el Ministerio de Relaciones Exteriores no se manifestó ante el hecho de que el ex líder sindical vulnerara su instructivo.
Publicado el 18.04.2015
Comparte:

La reforma, así como está, no va en fortalecimiento del movimiento sindical”. Esta es una de las declaraciones que emitió el agregado laboral de Chile en España, Cristián Cuevas, en una entrevista publicada en The Clinic el miércoles pasado. Desde ese momento el Ministerio de Relaciones Exteriores comenzó a monitorear el tema, ya que existe un instructivo de esa repartición que regula celosamente el comportamiento de los funcionarios que ejercen labores diplomáticas, en lo que se refiere a expresar opiniones sobre materias de política interna o externa.

El documento que fue enviado por la Cancillería a las embajadas tras el episodio del embajador en Uruguay, Eduardo Contreras -quien acusó a la “ultraderecha” de estar detrás de los atentados con explosivos en el país- señala que “los diplomáticos chilenos no deben involucrarse en la política activa y emitir opiniones públicas que puedan afectar al Estado, al Gobierno y además limitar la eficacia misma de su desempeño“.

Precisamente ese es el punto que Cuevas pudo vulnerar con su entrevista y que incluso lo llevó a recibir un llamado de atención por parte de la Subsecretaría del Trabajo. Las críticas formuladas por el militante comunista sobre la reforma laboral enviada por el Ejecutivo al Congreso causaron molestia al interior de esa cartera, según explican fuentes del gobierno.

Pese a eso, el agregado laboral no recibió sanciones por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores, como sí ocurrió hace unos días con Carlos Caszely, quien fue desvinculado de su cargo como agregado de prensa -en la misma embajada donde sirve Cuevas- tras hacer alusión al dinero que habría recibido el partido español Podemos por parte del gobierno venezolano. De hecho, 40 diputados de distintas tendencias políticas firmaron una carta para pedir que se restituya al ex futbolista, dado que ante faltas más graves cometidas por otros diplomáticos no se aplicó la misma medida.

Cómo se gestó la entrevista de Cuevas

El 13 de marzo pasado, casi un mes antes de la publicación de la entrevista de Caszely, Cristián Cuevas publicó en su cuenta de Twitter: “Feliz de estar en mi país y reencontrarme con este territorio con mis amigos/as, compañeros/as…! Arriba Los Que Luchan”. Por esos días el agregado laboral recorrió parte del territorio nacional y, además, concedió la entrevista a The Clinic.

Si bien el instructivo de Cancillería también exige que los diplomáticos consulten al ministro de Relaciones Exteriores o, en su ausencia, al subsecretario de la cartera antes de realizar declaraciones públicas; en el caso de los agregados laborales basta con que se dirijan al embajador respectivo.

Según indican en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Cuevas cumplió con esta parte del documento y le preguntó a Francisco Marambio, la máxima autoridad chilena en España, si podía conceder la entrevista. El permiso fue otorgado, ya que hablaría sobre temas relacionados con su cargo como agregado laboral.

No obstante, el militante del PC fue más allá de su desempeño en el país español. El ex líder sindical y ex presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre comentó sus aprensiones sobre la reforma laboral. “Hay una acción punitiva hacia quienes desarrollan una huelga, y se los criminaliza. Eso es fatal para cualquier movimiento sindical”, expresó.

FOTOS: DAVID CORTES SEREY/AGENCIAUNO