El sondeo también revela que Alejandro Guillier es el presidenciable que más puntos baja en su evaluación, seguido de Ricardo Lagos.
Publicado el 28.11.2016
Comparte:

“Hemos tenido una campaña sucia e implacable durante las últimas dos semanas. Y sin embargo, a pesar de esa campaña totalmente falsa e implacable, sucia como se llama en el ámbito político, el Presidente Sebastián Piñera mantiene su primera opción en la encuesta que hemos conocido hoy”, señaló esta mañana el ex ministro del Interior, Andrés Chadwick, al enterarse de la caída experimentada por el ex jefe de Estado en el último sondeo de Cadem (ver aquí).

Y es que ante la pregunta “¿por quién votaría usted si las próximas elecciones presidenciales fueran este fin de semana?”, donde los encuestados contestan de forma espontánea, Piñera bajó cuatro puntos sus menciones respecto de la semana pasada, pasando de 26% a 22%, pero manteniéndose en el primer lugar de las preferencias. Al ex mandatario lo siguen Alejandro Guillier con un 17% (subió un punto), Ricardo Lagos con un 4% y Manuel José Ossandón con un 3%.

Pero la encuesta también trae otros datos que confirman que el daño sufrido por Piñera tras conocerse la operación de Bancard con una pesquera peruana, no sería tan demoledor como varios vaticinaban.

Por ejemplo, ante la pregunta ¿quién cree usted que será el próximo presidente de Chile?, Piñera subió un punto respecto de la semana anterior, pasando de 43% a 44%. Ante la misma pregunta, el senador independiente que podría ser el abanderado del Partido Radical, bajó un punto, llegando a 14%.

Otro punto en donde Piñera sale más airoso que sus eventuales competidores en el camino a La Moneda, es en la evaluación que hacen los encuestados. Si bien Guillier es el presidenciable más valorado del sondeo con un 51% de evaluaciones positivas, también fue el que más bajó respecto del mes anterior (cinco puntos).

En tanto, Lagos obtuvo un valoración positiva de un 26% (cuatro puntos menos) y Piñera una de 42%, bajando tres puntos respecto del sondeo anterior, y convirtiéndose en el presidenciable que menos variación experimentó en este ítem.