Durante 2014, de las 94 mil personas formalizadas en audiencias en el país, sólo el 22% -21.500- recibieron prisión preventiva.
Publicado el 06.03.2015
Comparte:

El fiscal Sabas Chahuán solicitó este miércoles al juez de garantía Juan Manuel Escobar la prisión preventiva para los máximos controladores de Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín. Esta petición tuvo como resultado un fuerte debate en las redes sociales y entre los especialistas en Derecho Penal.

“El Líbero” buscó casos recientes de alta connotación pública que han derivado en medidas cautelares, tanto arresto domiciliario como prisión preventiva.

De hecho, durante 2014, de las 94 mil personas imputadas formalizadas en audiencias en el país, sólo el 22% -21.500- recibieron prisión preventiva.

Arresto domiciliario para acusado de abuso sexual a menores

Fiscalía Sur retoma formalización de involucrados en una red de prostitución infantiEn julio de 2013 la Corte de Apelaciones otorgó arresto domiciliario total para la estudiante Io Giuria, conocida como la “rubia encapuchada”, a quien se le acusaba de portar un aparato explosivo y lanzárselo a carabineros. Misma medida se aplicó en el caso de Rodrigo Zegers, ex integrante de los “Huasos Quincheros” formalizado por el delito de violación.

Así también, Jaime Román, productor de TVN acusado de ser cliente de una red de explotación sexual de menores, recibió la misma medida cautelar tras revocarse la prisión preventiva.

En cuanto a imputaciones por delitos tributarios, en diciembre de 2013 debieron cumplir con esa medida cautelar Sergio y Hernán Díaz, además de Mitzi Carrasco e Iván Álvarez, todos formalizados por un fraude tributario que habría ascendido a los $3.000 millones. Tres de ellos (Carrasco, Álvares y Sergio Díaz) enfrentarán un juicio ligado al caso “fraude al FUT”.

Ángel Maulén, rector de la Universidad Pedro de Valdivia, debió estar retenido en su hogar luego de que se revocara la prisión preventiva en la formalización por las supuestas irregularidades en el proceso de acreditación de la casa de estudios.

Los crímenes que recibieron prisión preventiva

Los casos que han derivado en prisión preventiva también responden a diversas áreas, entre las que se encuentra la colocación de bombas, trata de personas, robo y narcotráfico.

En febrero pasado Diego Ríos, imputado por la supuesta colocación de artefactos explosivos entre 2006 y 2010, recibió esta medida cautelar de parte del Octavo Juzgado de Garantía tras permanecer seis años prófugo. De la misma forma, se asignó esta medida precautoria para el caso de Emilio Berkhoff, formalizado por porte ilegal de armas y municiones. Además se le acusaba de incurrir en maltrato de obra en contra de carabineros.

También debieron cumplir con prisión preventiva dos ciudadanos coreanos acusados de trata de personas, pues supuestamente engañaban a mujeres prometiéndoles una carrera como modelos dentro del país, pero una vez en Chile las habrían obligado a prostituirse.

Por su parte, en diciembre de 2014 Cecil Navarro debió cumplir presidio mientras avanzaba la investigación por femicidio donde se le acusaba de asesinar a  su pareja con un arma blanca y tratar de dar muerte al padre y el hijo de la víctima.

En el ámbito de los robos, en enero de este año se otorgó esta medida cautelar a los primeros cinco imputados por haber participado en el “robo del siglo”, donde se sustrajeron 10,5 millones de dólares de un camión de valores desde la loza del terminal aéreo.

Finalmente, debió cumplir con prisión preventiva Jorge Fuentes, gendarme segundo acusado de ingresar a la ex Penitenciaría drogas (140 pastillas de Azepram y Clonazin más 3,2 gramos de marihuana), celulares y sierras para cortar metales.