En entrevista con "El Líbero", el ex ministro del Interior señala que la actitud que han tomado algunos miembros del partido, como Gutenberg Martínez, daña a la colectividad. Eso sí, señala que "no sobra nadie en la DC". Frente a la Operación Huracán, lamenta las discrepancias que ha habido entre el Ministerio Público y Carabineros, y sostiene que el tema probablemente se dilucidará en el próximo gobierno.
Publicado el 15.02.2018
Comparte:

En medio de la crisis que vive la DC -tras sus malos resultados electorales y una serie de renuncias, entre ellas la de Mariana Aylwin-, hay algunos militantes que se han declarado en reflexión, como el histórico Gutenberg Martínez.

En conversación con “El Líbero”Belisario Velasco, de una dilatada militancia en la falange y uno de los líderes históricos del grupo de los “chascones”, es enfático en señalar que “hace un daño que un grupo se dedique a reflexionar si se queda o se va del partido“.

Pero quien fuera subsecretario del Interior en los gobiernos de Eduardo Frei y Patricio Aylwin, y ministro de la misma cartera en la primera administración de Michelle Bachelet, también se refiere a los coletazos de la “Operación Huracán” y a los hechos de violencia en la Araucanía que aún no tienen solución. “Que todavía no se sepa absolutamente nada, refleja que hay alguna falla en la aplicación de inteligencia”, dice.

– ¿Cómo se soluciona la crisis que vive hoy la DC?

– Hay consenso sobre la difícil situación que como demócratas cristianos estamos viviendo. Ahora, las discrepancias se indagan y generan desenlaces. Hay gente que dice que está reflexionando y no resuelve nunca, y se demora meses en reflexionar. Eso hace un daño al partido. Si alguien se quiere ir, tiene la puerta abierta. En todo caso, quiero decir que en mi opinión en la DC no sobra nadie, pero hace un daño que un grupo se dedique a reflexionar si se queda o se va del partido.

– ¿Apunta a Gutenberg Martínez?

– Todos los que están reflexionando. La Mariana Aylwin, a quien quiero mucho y respeto mucho, tomó una determinación y la respeto más aún por decidirse. El resto tiene que tomar una decisión. Yo digo que no sobra nadie pero, por favor, le están haciendo un daño al partido con esa actitud.

– En mayo habrá elecciones internas. ¿Qué características cree que debe tener la nueva mesa directiva y el presidente?

– Eso lo tienen que resolver las bases. Más o menos el 15 de marzo se verán nombres, pero pienso que la mesa debe estar integrada por parlamentarios, ojalá un senador y un diputado porque es en el Congreso donde se teje la política diariamente, donde se toman acuerdos, se reciben los proyectos de ley del Ejecutivo y donde se ven los puntos que deben ser modificados o aprobados. Pienso que es necesario contar con parlamentarios en la mesa, no digo nombres, pero sí creo que por las razones que expongo es necesario eso.

– Entre los nombres que han aparecido está Fuad Chahín y Alberto Undurraga. ¿Su sector competirá en esta elección?

– Antes del 15 de marzo no vamos a resolver nada. En todo caso, el partido tiene que dedicarse este año 2018 a recomponerse, reestructurarse, a que en cada una de las 346 comunas del país exista una directiva que se ponga a trabajar en nuestra doctrina, ideología y principios; y no hablar de coaliciones. El próximo año sí vamos a tener que buscar alianzas, ya que con el 10% de votación que sacamos en la última elección no tendríamos ningún alcalde, con ese porcentaje no elegimos nada. El camino propio que han defendido algunos, los que siguen reflexionando, es imposible de sostener, eso quiere decir que desaparece el partido. Un partido que de 346 municipalidades no encabeza ninguna, está lo más cerca que hay de desaparecer. Así que tenemos que buscar aliados, pero no este año, ya que este tenemos que arreglar y solucionar los problemas internos del partido, que son muchos.

– ¿Esas alianzas pueden ser con todos los partidos, incluido el Frente Amplio?

– El Frente Amplio con 14 partidos y movimientos… hay que ver con quiénes se puede llegar a acuerdo. A mí por el momento me preocupa el partido, el próximo año veremos lo otro.

Operación Huracán: “Que todavía no se sepa absolutamente nada, refleja que hay alguna falla en la aplicación de inteligencia”

– ¿Qué piensa del conflicto que se ha desatado por la Operación Huracán?

Primero, es lamentable que un hecho como el asesinato del matrimonio Luchsinger Mackay, que fue una cosa deleznable y horrorosa, después de cuatro o cinco años todavía no tenga culpables. Lo mismo con los cientos de camiones y máquinas agrícolas que han sido quemadas o los chóferes que han sido heridos, que son equipos y personas que prestan servicios y ayudan a la producción de Chile. Que todavía no se sepa absolutamente nada, refleja que hay alguna falla en la aplicación de inteligencia para esos efectos. Ahora, es lamentable las discrepancias que han ocurrido entre el Ministerio Público y Carabineros, porque son dos instituciones en las que el país debe confiar. Entonces, que se presente una situación de estas características es muy lamentable. Espero que pronto haya alguna solución, aunque con los pocos días que restan de este gobierno, mi impresión es que esto se va a dilucidar en el próximo, aunque ojalá se arreglara, se supiera la verdad y se pudiera presentar ante la justicia todos los antecedentes, pero lo veo difícil.

– Usted dice son “lamentable” las diferencias entre las instituciones. Pero, ¿cómo se evita este tipo de situaciones?

– Pienso que a la luz de estos hechos, que el país conoce y lamenta, se va a tener que proceder a hacer algunas modificaciones en la ley de inteligencia, antiterrorista y otros cuerpos legales que tienen que ver con la materia. Asimismo, tendrá que revisarse el protocolo de procedimiento de Carabineros porque es una institución que ha gozado de un prestigio tremendo no sólo en Chile, sino que en el mundo. En ocasiones, cuando fui ministro y subsecretario del Interior, y viajaba al exterior, muchos gobiernos me pidieron que les consiguiera un cupo para enviar alumnos de ellos a la Escuela de Carabineros. Se va a tener que revisar los protocolos de procedimiento en ambos casos, también en la Fiscalía. Creo que es un trabajo en el que todos vamos a tener que cooperar para poder mejorar las leyes existentes.

– Dado esta buena reputación de la que usted habla, ¿cómo se explica lo que está ocurriendo?

– Las instituciones están compuestas por hombres, y Carabineros tiene 60 mil funcionarios. Puede que alguno no haya trabajado con la debida fidelidad a los reglamentos, o que no haya cumplido los protocolos existentes. No tengo mayores antecedentes, hace ya ocho años que no piso La Moneda y no tengo una información especial.

– ¿Debería haber alguna renuncia o que se identifiquen los responsables?

– Sobre eso no me corresponde pronunciarme, porque desconozco los antecedentes que tuvo en sus manos el gobierno o que tenga ahora, y que lo hayan inducido a no tomar determinaciones de esa naturaleza.

– ¿Cree que ha faltado inteligencia para determinar responsables?

– Sí, fallas de inteligencia, de aplicación, para poder esclarecer los hechos.

– El PC dijo que se desmarcaba del gobierno porque no ha estado a la altura en la Operación Huracán…

– El PC no sólo es parte de este gobierno, sino que además tiene dos ministros, participa de la reunión semanal en que el ministro del Interior entrega todos los antecedentes de los hechos ocurridos a los presidentes de los partidos y ahí opinan. Entonces creo que esa es la ocasión en que el PC podría manifestar su problemas, temores y reclamos de la situación.

– Sin embargo, lo hizo a través de un comunicado de prensa…

– Bueno, antes se hacía y se debiera hacer siempre en las reuniones con el ministro del Interior y no por la prensa.

– ¿Está de acuerdo con que el gobierno apele al sobreseimiento de los imputados en la Operación Huracán?

– Según se ha manifestado, tienen los antecedentes suficientes para tomar esa decisión. Se verá en qué termina esto. Pero no pueden quedar impunes hechos como el asesinato del matrimonio Luchsinger Mackay, ni la quema de maquinaria agrícola y de camiones.