El presidente de la Asociación de Víctimas de Violencia Rural, quien asistió a la reunión en la Intendencia, cuenta a "El Líbero" que la Mandataria "en algún momento de su discurso también habló de terrorismo". Además, otras organizaciones que no fueron convocadas expresan su molestia ante la sorpresiva visita y manifiestan que Bachelet se "rió" de ellos.
Publicado el 29.12.2015
Comparte:

Como si fuese el ex presidente George Bush o el actual Mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, cuando visitaban sorpresivamente Irak sin previo aviso; el mismo método utilizó la Presidenta Michelle Bachelet para pisar por primera vez la ciudad de Temuco y enfrentar el conflicto que se vive en la región de La Araucanía.

Ni los periodistas que se embarcaron en el avión presidencial en la madrugada, ni quienes participaron de la reunión con la Jefa de Estado en la capital regional; sabían de lo que escondía su agenda del último martes del 2015.

Presidente de la AVRU: “En algún momento del discurso la Presidenta también habló de terrorismo”

El lunes en la mañana el presidente de la Asociación de Víctimas de Violencia Rural (AVRU) en La Araucanía, Alejo Apraiz, recibió un llamado del jefe de gabinete del intendente quien lo citaba a una reunión con la máxima autoridad regional, Andrés Jouannet, para el martes a las 09.30 am. El motivo era seguir trabajando en un proyecto que llevan adelante ambas entidades.

Apraiz llamó e invitó a su equipo conformado por Ewald Luchsinger y el ingeniero encargado de la gestión del proyecto Alejandro Palma. Sin embargo, cuando iban camino a la Intendencia se enteraron a través de las redes sociales que el encuentro no sería sólo con el intendente, sino que también participaría la Presidenta Michelle Bachelet.

De inmediato el líder de la asociación llamó al jefe de gabinete y le manifestó lo sorprendido que estaba. “Según lo que él manifiesta, y quiero creerle que así fue, ellos tampoco estaban en conocimiento y se había enterado a las 06.30 am”, cuenta Apraiz a “El Líbero”.

“Me sorprendí con la noticia. Yo iba a trabajar un tema técnico y no iba preparado para presentarme ante la Presidenta. De hecho, uno si va a hablar con la máxima autoridad del país al menos se prepara, lleva algún testimonio, algo escrito o digital para poder hablar con ella; no tuve tiempo para nada”, comenta.

Además, Apraiz le expresó a la Mandataria que la forma en que los habían citado no correspondía y que faltaban actores regionales y nacionales como la Multigremial Nacional, la Confederación de Transporte de Carga, la Multigremial de La Araucanía, la agrupación Mujeres por la Paz en La Araucanía, el Movimiento Paz en La Araucanía, entre otros. “Ella se comprometió conmigo de que en enero iba a tener una reunión con nosotros como AVRU y el resto de los actores que yo le representé en ese momento”, relata.

Durante la reunión el presidente de la AVRU le planteó a la Presidenta que para ellos no es un tema de delincuencia lo que ocurre en la región, sino que se trata de terrorismo y “ella en en algún momento de su discurso también habló de terrorismo. Le manifestamos que el hecho de que haya llegado con este dispositivo de seguridad y con tanto hermetismo y misterio también nos decía que ella sentía una sensación de inseguridad en La Araucanía”.

Por último, Apraiz agrega que al menos pudieron manifestarle que la forma en que se hizo la reunión no correspondía, y que la sensación de abandono y de que en la región no está operando el Estado de Derecho es inmensa. “Ella tomó nota de todos estos puntos que nosotros le presentamos y esperamos que resuelva, en consecuencia, en el sentido que se comprometió a estudiar un fondo de reparación para las víctimas, un seguro y el trabajo de las policías”, expresa.

El “pateleo” de algunos de los actores que no fueron invitados a la reunión

“A todos los invitaron por separados a reuniones distintas, nadie les dijo que se iban a reunir con la Presidenta”, cuenta la vocera y parte del directorio de Mujeres por La Araucanía, Paula Simian. De hecho, ella fue quien le avisó a su compañera del movimiento, Cecilia Jara -quien fue invitada en calidad de víctima de violencia-, que el encuentro al que la habían citado no sería con el intendente, sino que con Michelle Bachelet.

A juicio de Simian, la llegada de la Mandataria a la capital regional es una forma de “jugar a las escondidas” y de “reírse de las víctimas”. “Si ella realmente tuviese la intención de solucionar el conflicto de terrorismo y violencia en La Araucanía, pienso que debiera haber sido distinto. Esto sólo refleja que nos están usando con fines políticos para decir que vino, salir en la foto y cumplir con la promesa”, comenta a “El Líbero”.

Otro de las organizaciones que ha sido protagonista en la lucha contra la violencia en la región es Paz en La Araucanía, movimiento que tampoco fue convocado para participar en el encuentro con la Jefa de Estado.

“Me sorprende que la Presidenta de la República tenga que venir casi que a escondidas y en reserva, eso demuestra la falta de liderazgo que tiene. Nos entristece saber que a la región más pobre de Chile, a la región que más necesita la ayuda del gobierno, nos trate de esta manera, anuncie su visita a una hora de tomar del avión y se segmente a la gente que se puede reunir con ella. Aquí hay ciudadanos de primera y segunda categoría parece, sobre todo en esta región”, relata el vocero de Paz en La Araucanía, Alejandro Martini.

Según Martini, la razón por la cual no fueron considerados en la intensa agenda de la Mandataria fue porque “ella no quiere enfrentar el tema, no tiene el liderazgo para hacerlo. La Presidenta está viniendo después de un año y ocho meses, porque se acercan las vacaciones y lo más seguro es que quiere venir a Caburga y no quiere que la molesten”. Incluso agrega que jamás tuvieron respuesta de la carta que le entregaron en febrero pasado, por lo que “menos íbamos a esperar que nos recibiera y nos escuchara. Estamos decepcionados”.

La lista de invitados a la reunión en la Intendencia de la región de La Araucanía

Desayuno con las víctimas”, así se denominó la reunión que hoy protagonizó la Presidenta Bachelet en la Intendencia de la región de La Araucanía. A las 09.00 hrs. estaba planificado el encuentro, según la agenda, con una duración aproximada de una hora.

Los “privilegiados” participantes fueron los siguientes:

  • Cecilia Jara Llancavil: víctima de un ataque incendiario.
  • Javier Hueche Lincoleo: productor de lupino, quien tras un fallido ataque incendiario hoy se encuentra amenazado y con protección policial.
  • Miguel Huentemilla Morales: lonco del sector rural de Cunco y cuyas comunidades han sido violentadas.
  • Magaly Escalona Meza: dirigenta del sector rural Colonia Manuel Rodríguez de la comuna de Angol.
  • Joel Ovalle Durán: presidente de la Asociación Rural de Víctimas de la Violencia y presidente de Juntas de Vigilancia Rurales de Malleco.
  • Harald y Ewald Luchsinger: víctimas de retirados atentados incendiarios y familiares del fallecido matrimonio Luchsinger-Mackay.
  • Alejo Apraiz Contardo: presidente de la Asociación de Víctimas de Violencia Rural (AVRU).
  • María Huilcan Huircán: víctima de un ataque incendiario.

 

FOTO: PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA