En un discurso de 45 carillas que leyó en poco más de dos horas, la Presidenta hizo un recorrido por sus poco más de tres años de mandato. Se comparó en una decena de ocasiones con el gobierno de Sebastián Piñera y anunció el envío de dos proyectos controvertidos -reforma constitucional y matrimonio igualitario- cuya tramitación coincidiría con la campaña presidencial.
Publicado el 01.06.2017
Comparte:

Un discurso que transmitió una evaluación favorable respecto de lo que ha sido su mandato realizó esta mañana la Presidenta Michelle Bachelet en la última cuenta pública que le tocó entregar al país antes de dejar La Moneda en marzo próximo.

Frases como “hemos mantenido una economía sana”; “vamos por buen camino”; “podemos sentirnos satisfechos y orgullosos de lo que hemos hecho. Yo lo estoy”; fueron la tónica del mensaje contenido en 45 páginas que leyó en dos horas y 11 minutos.

Dos anuncios que podrían tener impacto en las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales incorporó en su alocución: El envío del proyecto de reforma a la Constitución y de la iniciativa para crear el llamado “matrimonio igualitario”.

Al mismo tiempo, hizo un llamado a “las fuerzas progresistas” para actuar con unidad en los desafíos futuros.

En al menos una decena de oportunidades Bachelet comparó su gobierno con el de Sebastián Piñera. Dijo, por ejemplo que ella hizo una mayor inversión real en salud que el ex Presidente. Sostuvo que en estos tres años se han creado más empresas que en el período anterior y aseguró que en la administración del actual abanderado de Chile Vamos se cometió el error de no ahorrar en período de “vacas gordas”. También dijo que este gobierno ha invertido más en energía que el de Piñera.

El discurso de Bachelet fue interrumpido en varias ocasiones por aplausos provenientes de un auditorio mayoritariamente compuesto por partidarios que incluso, en un momento vitorearon “Michelle, Michelle”, cuando ella hizo una emotiva reflexión personal en que habló de su “amor por Chile”.