El abogado también descarta haber participado en la elaboración del “paquete anticorrupción” presentado al país la semana pasada.
Publicado el 23.03.2015
Comparte:

El abogado Fernando Atria, quien fue miembro del equipo que redactó el programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, envió a este medio una carta para refutar tanto su participación en el proceso de elaboración del “paquete anticorrupción”, anunciado la semana pasada por la Mandataria, como su pertenencia a lo que se ha denominado el “segundo piso virtual” de la gobernante, y al hecho de mantener una relación de confianza con ella desde hace años.

El texto de la misiva es el siguiente: “El día 19 de marzo El Líbero publicó una noticia titulada “Atria y Güell, los cerebros detrás del paquete anticorrupción de Bachelet”. Conforme a dicho artículo, yo habría participado, “hace una par de semanas”, en una “importante reunión” con Pedro Güell y la Presidente de la República, con quien mantendría “una relación de confianza de hace años”. Güell y yo, sigue la nota, “pertenecen a una suerte de ‘segundo piso’ virtual de Bachelet”, un grupo que “se coordina directamente con la Presidenta”.

      Todas las afirmaciones de ese reportaje que están más arriba citadas entre comillas son, en lo que a mí respecta, total y absolutamente falsas. La total falsedad de afirmaciones de hecho tan fácilmente verificables arroja dudas sobre todos los reportes de El Líbero, porque muestra la mala fe de este medio o al menos su indiferencia a la posibilidad de ser manipulado por sus reporteros o las fuentes de éstos”.

Respecto de las afirmaciones planteadas por Fernando Atria, El Líbero hace ver que ha sido el mismo Atria quien ha reconocido públicamente sus diálogos con la hoy Presidenta Bachelet, como en una entrevista con The Clinic, de fines de 2013, en que señalaba: “la impresión que a mí me da es que ella tiene claro -porque sí hemos conversado otras cosas más generales- que el nivel de reformas que su candidatura está encarnando es incompatible con la constitución de 1980; que no es razonable apostar por un nuevo período para hacer lo mismo. Yo creo que ve el problema que con esta constitución no va a ser posible. Y ver el problema con una claridad que no teníamos en 2005 es un avance importante”.

Durante su ejercicio habitual de reporteo El Líbero ha podido constatar en varias ocasiones que en altas esferas del gobierno se menciona a Atria como uno de los personeros que influyen en la Mandataria. Este medio no tiene razones para dudar de lo que expresa el abogado, en el sentido de no haber participado en el “paquete anticorrupción” ni de pertenecer al llamado “segundo piso virtual”, ni tampoco supone mala fe en todas sus actuaciones.