Correo enviado en diciembre de 2013 por Sergio Bustos a Victorino Arrepol revela que los antecedentes financieros de la empresa de la nuera de la Presidenta no permitían la obtención del préstamo, y que “por eso se necesitaba una llamada”. Fiscalía indaga indentidad de "la señora", "la mami" y "la madrina".
Publicado el 08.04.2015
Comparte:

Un correo del 30 de diciembre de 2013 a las 10.26 horas enviado por Sergio Bustos al asesor comercial de la empresa Caval, Victorino Arrepol, relata las severas dificultades que tuvo la sociedad de la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, Natalia Compagnon, para obtener el crédito de $6.500 millones del Banco de Chile, otorgado el viernes 14 de diciembre de 2013, dos días antes de las elecciones presidenciales.

En el extenso mail, Bustos –a cargo de gestionar para Caval el crédito del Banco de Chile y quien pidió la reunión a Andrónico Luksic con Natalia Compagnon y Sebastián Dávalos-, afirma que en agosto de 2013 el negocio de la compra de las 44 hectáreas en Machalí “estaba todo perdido” porque la empresa había “manejado muy mal la operación”, situación que cambió cuando él incorporó al equipo a su amigo y abogado Javier Andrés Levine Contreras. (Ver correo al final)

Bustos: El llamado de “la madrina” fue necesario para sacar el préstamo

Sergio Bustos

“El 9 de septiembre llegamos con Ud. y mi operador a la primera reunión con el Banco de Chile, previo a eso se había presentado todos los antecedentes y por eso nos concedieron esa reunión, en donde quedó claro que Caval no daba para el monto de la operación pero que era interesante y se necesitaba una llamada para poder sacar adelante el préstamo”, escribió Sergio Bustos en el correo a Arrepol del 30 de diciembre.

En el párrafo siguiente argumenta: “por lo anterior Ud. podrá dilucidar que sólo nuestro equipo conformado por Ud. Levine y yo, más el llamado de la madrina, son los que han llevado el trámite de compra de los 3 predios de Machalí a estas instancias, ya que Caval, aparte de las esbozadas presentaciones es poco lo que han colaborado”.

Fiscalía investiga la identidad de “La señora”, “la mami” y “la madrina”

Fiscal Luis Toledo Ríos 1La mención a “la madrina” de Bustos, desconocida hasta ahora, se suma a “la señora” que utilizó en cuatro correos el abogado Andrés Levine, y a la mami” a la que se refirió Arrepol en otro email.

Todas estas menciones están siendo investigadas por el Fiscal regional de Rancagua, Luis Toledo, quien citó a declarar a los tres involucrados. Sergio Bustos lo hizo dos veces, la última ayer durante tres horas, Victorino Arrepol durante cuatro horas el lunes, y Andrés Levine fue interrogado extensamente también el jueves pasado 2 de abril.

Ello, en el contexto, además, de que la semana pasada el abogado de RN, Eduardo Riquelme, presentó una petición a la Fiscalía para determinar la veracidad de la información contenida” en los correos referidos a “la señora”y en particular determinar su identidad.

Según la versión de Levine a “El Mercurio”, él se refirió a Natalia Compagnon –quien declara hoy ante el fiscal Toledo-, como “la señora”, versión que no comparte Bustos, quien tampoco ha confesado cuál sería la identidad de “la señora” y de “la madrina”. Tampoco se conoce alguna declaración de Victorino Arrepol explicando a quién se refirió como “la mami”, que habría llamado a Luksic, según un correo del 21 de octubre de 2013.

Bachelet sobre Luksic: “Nunca lo vi, no hablé con él hasta noviembre de 2014”

Presidenta participa del lanzamiento del Banco Unificado de DatosEsta mañana, la Presidenta Bachelet fue enfática en señalar ante la prensa extranjera: “Nunca lo vi, ni hablé con él hasta noviembre de 2014“, refiriéndose al vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic.

“Cuando hay empresarios poderosos que están en la cárcel y que están siendo investigados; cuando hay familiares de la Presidenta que están siendo investigados a ver si hay algún mérito de algo para pasar a otro proceso, eso demuestra que el Gobierno no está haciendo ningún esfuerzo para tapar ninguna cosa”, afirmó la Mandataria.

El propio Luksic envió el lunes un comunicado en que señaló “de modo categórico que jamás me he comunicado ni me he reunido con la Presidenta de la República para tratar alguna cuestión vinculada a Caval, sus socios o ejecutivos. Mienten quienes insinúan o afirman cualquier otra cosa distinta“.

Cuando la Presidenta Bachelet se refirió por primera vez al tema Caval, el lunes 23 de febrero al retornar a La Moneda de sus vacaciones, fue enfática en señalar: “Yo no tuve ninguna información ni previa ni después, me enteré en Caburgua por la prensa”.

En ese momento, la Mandataria sólo respondió tres preguntas de los periodistas y afirmó que los hechos, hasta ese momento conocidos, “han generado preocupación sin duda y que para mí, como madre y Presidenta han sido momentos difíciles y dolorosos, pero también quiero enfrentarlos frente a ustedes con claridad y con decisión”.

Las “invocaciones” a “la señora”

Javier Andrés Levine Contreras

En los correos del 4 y 6 de noviembre, los días en que se pidió y se hizo la reunión Luksic-Dávalos-Compagnon, el abogado Levine le dice a Bustos que se juegue todas las cartas. “Dile a la secretaria que la reunión con Andrónico la estás solicitando a nombre de la señora pero que en la reunión ELLA hablará con él por teléfono”.

A renglón seguido añade que “eso debería presionar a la secretaria porque no querrá crear un problema. Puede estar pensando que vienes de parte de la “Señora” para pedir algo personal para ti. Que le quede claro que es la SEÑORA la que necesita algo”.

En el cuarto y último correo, Andrés Levine felicita a Bustos por haber conseguido la reunión con Luksic. “Si no hubieras informado a la secretaria en la forma que lo hiciste, la reunión se habría fijado para uno o dos meses más. Te felicito”.

 El préstamo que permitió realizar el negocio

Los $6.500 millones que le prestó el Banco de Chile a la empresa Caval, entonces con deudas por $808 millones y pérdidas tributarias por $95 millones, fue clave para comprar 44 hectáreas en Machalí.

Los terrenos los vendió un año después en $9.500 millones al empresario de Rancagua, Hugo Silva Martínez, obteniendo una ganancia de $2.500 millones, descontando el pago de los créditos, pero éste se querelló por estafa en contra de la empresa alegando haber sido engañado.

correo de Sergio Bustos mencionando a la madrina

 

 

Correo de Victorino Arrepol mencionando a la mami

Los correos de Caval por crédito de Banco de Chile