El ahorro nacional tiene los peores números desde la crisis de 1984; la inversión registra tres años seguidos con cifras rojas y la inversión extranjera está en el punto más bajo en una década; el crecimiento económico es el peor desde la crisis mundial de 2009 y casi el 70% de los empleos creados son por cuenta propia.
Publicado el 06.05.2017
Comparte:

En los últimos días, cuatro noticias económicas han puesto en evidencia la compleja situación económica que azota al país, desde que asumiera el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet en marzo de 2014.

El ahorro nacional está en su punto más bajo en 32 años; la inversión extranjera se desplomó a la peor cifra en 10 años y la inversión total lleva tres años seguidos en cifras rojas; el crecimiento económico retrocedió a la crisis mundial de 2009, y el desempleo lleva seis meses seguidos subiendo, y el 70% de los nuevos puestos de trabajo son por cuenta propia.

Esos “cuatro apocalípticos jinetes” de la economía explican por qué el crecimiento promedio de los últimos tres años es de 1,8%, una cifra que no se veía en el país en más de 40 años.

Estas cifras dejan en evidencia que la promesa que hizo la Mandataria el 31 de marzo de 2014, cuando presentó el proyecto de ley de la reforma tributaria, no se cumplió. “Esta reforma no va a frenar el crecimiento económico, por el contrario, sólo puede haber un crecimiento fuerte y sostenido en una sociedad equitativa, que fortalece su capital humano y que crea instituciones públicas de calidad”, prometió en esa ocasión, y es el discurso que han mantenido las autoridades de gobierno.

La precaria situación laboral

La primera noticia negativa llegó el viernes 28 de abril, cuando el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), anunció un alza del desempleo en el trimestre febrero-abril de 6,6%, la sexta alza consecutiva. Además, durante el último año las personas desocupadas aumentaron en más de 40 mil y se destruyeron 27 mil empleos asalariados. Adicionalmente, 207 mil trabajadores dependientes dejaron de cotizar en el sistema previsional para su jubilación.

La Mandataria prometió en su campaña que crearía entre 600 mil y 650 mil empleos, pero sólo ha generado 300 mil, de los cuales casi el 70% son por cuenta propia, y en una importante proporción se trata de vendedores ambulantes.

La precarización laboral llevó a la oposición a interpelar a la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, el pasado martes 3 de mayo, a quien el diputado Ernesto Silva le dijo que el gobierno actual será recordado como el que “más personas envió a trabajar a la calle”.

La inversión lleva tres años cayendo, y la extranjera es la más baja de la década

Al día siguiente de la interpelación, el miércoles 3, apareció la segunda noticia negativa, respecto de que la inversión extranjera cayó a su peor nivel en 10 años. Ello, porque en 2016 apenas ingresaron US$12.225 millones de inversionistas foráneos, una baja del 50% respecto de 2014. En 2012, por ejemplo, se invirtieron en el país US$30.562 millones.

El descenso de los últimos dos años se ha dado a la par con la derogación del Decreto Ley 600 (DL 600), mecanismo de ingreso de capitales desde el exterior que se eliminó en la reforma tributaria de 2014, y que permitía a los privados acceder a beneficios como la invariabilidad tributaria, entre otros.

Ello va en línea con la caída en la formación de capital fijo, que suma tres años con cifras negativas (-4,2% en 2014, -1,5% en 2015 y -2,4% este año), situación que no se repetía desde la época de la Unidad Popular entre 1971 y 1973 (-2,32% en 1971, -20% en 1972, y -6% en 1973).

Incluso, un Informe de Percepciones de Negocios del Banco Central, del martes pasado, que contempló respuestas de alrededor de 200 empresas, concluyó que “una porción considerable de encuestados que tienen proyectos en carpeta señalan estar esperando las definiciones electorales para decidir respecto de su concreción”. Esto luego de que, según los propios consultados, la incertidumbre en el ámbito político-económico explicara la ausencia de proyectos relevantes de inversión en el último tiempo.

El ahorro nacional, el más bajo en 30 años

La tasa de ahorro interno llegó en 2016 al nivel más bajo de los últimos 30 años, lo que se explica en parte por la eliminación del FUT, que permitía no pagar impuestos por las utilidades invertidas. De hecho, desde su creación en 1984 comenzó a crecer fuertemente la tasa de ahorro del país.

Esta caída en el ahorro se explica principalmente por menor ahorro del gobierno y de las familias. Por otra parte, se registra también una tendencia decreciente en la inversión de las empresas.

Cecilia Cifuentes, investigadora de ESE Business School de la Universidad de los Andes, explica que el ahorro y la inversión “son, sin duda, uno de los fundamentos centrales del crecimiento, y son aspectos que están en la base de la desaceleración actual, ya que muestran un comportamiento negativo. ¿Las causas? La reforma tributaria, el fin del boom minero, y en general la incertidumbre que han generado las reformas de este gobierno”.

El crecimiento en su peor momento desde la crisis mundial de 2009

La cuarta noticia negativa la dio a conocer el Banco Central el viernes pasado, cuando informó que el Imacec de marzo fue de apenas 0,2%, cifra que representa una caída de -2,3 puntos respecto del mismo mes de 2016.

Además, muestra que la economía creció apenas 0,1% entre enero y marzo de este año, el peor resultado desde 2009, cuando cayó -2,7% por la crisis mundial subprime.

En los tres años de gobierno de Bachelet, el crecimiento promedio anual es de un 1,8%, el peor registro consecutivo en 30 años.