La "Coordinadora 1 de Diciembre" cuestiona la cartera que dirige Carmen Castillo por no controlar la extensión de la pandemia y su impacto psicológico, económico y social, y considera deficientes y escasas las campañas de prevención.
Publicado el 14.12.2017
Comparte:

La “Coordinadora 1 de Diciembre”, que agrupa a activistas, personas viviendo con VIH y organizaciones comunitarias con trabajo en VIH/SIDA, emitió hoy un comunicado en que denunció que durante los últimos cuatro años ha habido “retrocesos” en el combate de dicha enfermedad.

Ello, porque las cifras nacionales e internacionales “demuestran un alarmante incremento en las notificaciones VIH positivas e incidencia en VIH e ITS en nuestro país, siendo los jóvenes los más afectados. Chile es campeón del fútbol pero también campeón del VIH/SIDA. Chile ocupa el triste primer lugar de nuevos casos VIH en América Latina y el Caribe”.

Hoy se conmemoran 16 años desde que se publicó en el Diario Oficial la ley de Sida, pero la agrupación denuncia “la violación sistemática de este valiosos e importante cuerpo legal por parte del Estado de Chile”.

“El Ministerio de Salud del Estado de Chile viola la Ley de SIDA porque no ha procurado impedir ni mucho menos controlar la extensión de la pandemia, así como tampoco ha disminuido su impacto psicológico, económico y social en la población. Las estadísticas son elocuentes, así como las diversas fallas en las políticas públicas del Ministerio de Salud, incrementando el impacto psicológico y social de la pandemia en nuestra sociedad”, señala el vocero de la Coordinadora 1 de Diciembre, Víctor Hugo Robles.

En su opinión, el Minsal también estaría violando dicha legislación porque no realiza política intersectorial efectiva y no incorpora a toda la sociedad civil en el diseño e implementación de las políticas, las mesas de participación en VIH existentes son parciales, sometidas e ineficientes.

“El Ministerio de Salud no recoge ni procura evidencia científica desde el sector público ni privado. Del mismo modo, no estable políticas para niños y mujeres como sería la distribución pública del condón femenino”, agrega Robles.

También critica a la cartera que dirige la doctora Carmen Castillo por “no arbitrar acciones comunicativas e informáticas y cuando lo hace se realiza tardíamente y con mensajes no eficaces, confusos, contradictorios. Las campañas de prevención del VIH/SIDA en Chile son escasas generando una recordación e impacto bajo, acotado, limitado e insuficiente”.

El cambio de modelo de atención que Minsal llama ahora “nueva estrategia de atención integral”

La agrupación sostiene que es “necesario e imprescindible” mantener la atención en salud del VIH/SIDA en el nivel centralizado de los hospitales públicos.

Además, manifiestan su rechazo por la información que conocieron del Minsal, respecto de la derivación y/o traslado de personas viviendo con VIH/SIDA que se atienden en los centros de salud hospitalarios especializados a la atención primaria de salud.

“Tal como lo han expresado la Sociedad Chilena de Infectología al ser consultada por el Ministerio de salud en este controvertido cambio, el elevado y permanente nivel de capacitación requerido para atender a las PPVIH, la alta proporción de PPVIH que ingresan en etapa avanzada al momento del diagnóstico, la complejidad y constante dinamismo de los fármacos antirretrovirales, la falta de especialistas en medicina interna en atención primaria, la alta rotación del estamento médico y no médico a este nivel y la dependencia financiera de recursos municipales, no consideramos aplicables los modelos de programas de personas viviendo con VIH/SIDA centrados en la atención primaria para nuestro país”, señala la agrupación.

“Las personas viviendo con VIH/SIDA tenemos derecho a la salud y tal derecho se ejerce con participación e información oportuna, garantías que demandamos se respete por el Ministerio de Salud”, plantean