Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 26 de julio, 2016

AFP: El modelo hecho en Chile que conquistó a varios países del mundo, incluso de la ex Unión Soviética

Autor:

Renato Gaggero

El sistema creado por el economista José Piñera ha sido exportado de forma total o parcial al menos a 28 países del mundo, como Rusia, India, México y Suecia.
Autor:

Renato Gaggero

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El domingo pasado más de 90 mil personas salieron a marchar por la Alameda y por varias ciudades del país en contra de las AFP, las empresas aseguradoras de fondos de pensiones que son las encargadas de recibir mensualmente las cotizaciones de los trabajadores, administrar esos dineros en distintos fondos para darles rentabilidad, y pagar las jubilaciones.

Cuando fue creado en noviembre de 1980 para sustituir al antiguo sistema de reparto, las AFP pronosticaban que una vez que jubilaran, los trabajadores recibirían una pensión cercana al 70% de lo que percibían en sus últimos años de trabajo si es que no tenían lagunas laborales.

Sin embargo, y a pesar de que gran parte de los dineros que una persona logra acumular en su cuenta de AFP al final de la vida laboral corresponden a la rentabilidad del sistema, hoy la tasa de reemplazo suele ser más baja que el 70% por distintos factores; uno de ellos, las lagunas que varias personas acumulan durante su vida laboral.

El caso “jubilazo” de la ex esposa del diputado Osvaldo Andrade, que trabajando en Gendarmería logró una jubilación superior a los cinco millones de pesos, volvió a reflotar las críticas a las AFP e incluso ha llevado a algunos a proponer volver al antiguo sistema de reparto, que aún opera en las Fuerzas Armadas, Carabineros, PDI y Gendarmería.

Pero a diferencia de la percepción que existe en algunos sectores de nuestro país, el sistema de AFP ha sido alabado en varios lugares del mundo y son al menos 28 los países que han “importado” el modelo chileno ya sea de forma total o parcial para manejar el tema de las pensiones.

De Rusia a Malaui

Según el sitio web del académico y doctor en economía José Piñera, que cuando fue ministro de Trabajo del régimen militar estuvo a cargo de crear el sistema de capitalización individual, entre los países de la región que han imitado el modelo se encuentran México (donde opera desde 1997), Uruguay, Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica, El Salvador y República Dominicana.

El sistema se ha implementado en otras latitudes, como Australia, India, Hong Kong (China), Suecia, Nigeria y Malaui.

Y, aunque parezca paradójico, también en países que hasta hace pocas décadas pertenecían a la Unión Soviética o transitaban por los llamados “socialismo reales”, como Rusia, Kazajistán, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Rumania, Bulgaria y Macedonia.

Según el mismo sitio, la implementación del sistema chileno de pensiones también se ha discutido en otros países como Estados Unidos, Brasil, España, Francia, Italia, Sudáfrica e incluso China.

A través de su sitio en internet, Piñera ha difundido sus cuestionamientos hacia el sistema de reparto que existía en Chile hasta 1980. “El sistema de pensiones de reparto que se ha extendido por todo el mundo tiene una falla fundamental, originada en una concepción errónea del comportamiento humano: destruye el vínculo entre contribuciones y beneficios, en otras palabras, entre responsabilidades y derechos. Cuando esto sucede en una escala masiva y durante un período largo de tiempo, el resultado final es un desastre. Dos factores exógenos agravan los resultados de este error estructural. Primero, la tendencia demográfica mundial hacia una caída en la tasa de natalidad y, segundo, los avances médicos que alargan la vida de las personas. Por lo tanto, cada vez serán menos los trabajadores activos en relación al número de personas jubiladas. Puesto que tanto el alza de la edad de jubilación como aquella de las cotizaciones tienen un límite, tarde o temprano el sistema tiene que reducir los beneficios prometidos, señal inequívoca de un sistema en bancarrota”, relata en un paper titulado “Hacia un Chile de trabajadores-propietarios”.

Y en 2013, cuando también surgieron críticas al sistema de AFP, su creador defendió el modelo: “En Chile la pensión que reciben los jubilados depende del esfuerzo y la conducta que tuvieron en su vida laboral (…). El punto principal del sistema es que hay una relación directa entre el esfuerzo y la recompensa”.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: