Ello, porque el hoy canciller era entonces funcionario de las Naciones Unidas, que prohíbe realizar actos políticos que comprometan su imparcialidad.
Publicado el 15.01.2015
Comparte:

La exclusiva cena de recaudación que organizó en septiembre de 2013 para la campaña presidencial de Michelle Bachelet el entonces subsecretario general del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para América Latina y el Caribe, Heraldo Muñoz –que reveló el diario The Clinic-, contravendría  el “reglamento y estatuto del personal de las Naciones Unidas”, según se puede verificar en dicho documento.

El evento, que costó US$ 1.000 por cada uno de los asistentes y que se realizó en un yate de 75’ Hatteras Motor Yacht Avanti (como el de la imagen), avaluado en alrededor de US$ 600 mil (cerca de $400 millones), entraría en la categoría de actividHeraldo Muñozades políticas proselitistas que prohíbe la ONU a sus funcionarios, categoría en la que se encontraba Muñoz desde mayo de 2010 cuando reemplazó en el PNUD a Rebeca Grynspan, cargo que mantuvo hasta marzo de 2014 cuando asumió como canciller en el actual gobierno.

La cláusula 1.2 de “derechos y obligaciones fundamentales del personal”, acápite h, establece que los funcionarios de las Naciones Unidas “podrán ejercer el derecho de sufragio, pero se asegurarán de que su participación en cualquier actividad política sea compatible con la independencia y la imparcialidad que les exige su condición de funcionarios públicos internacionales”.

El acápite f agrega que también “evitarán todo acto y, en especial, toda declaración pública que pueda desprestigiar su condición de funcionarios públicos internacionales o que sea incompatible con la integridad, independencia y la imparcialidad requeridas por tal condición”. Y añade que “no realizarán actividades incompatibles con el fiel desempeño de sus funciones en las Naciones Unidas”.

Así mismo, el acápite g indica que los funcionarios “no aprovecharán sus cargos ni los conocimientos adquiridos en el desempeño de sus funciones oficiales para obtener beneficios personales, sean financieros o de otro tipo, ni para beneficiar a terceros, como familiares, amigos y personas a quienes deseen favorecer”.

Las características del yate

El correo (ver foto al final de la nota) para invitar a la cena y paseo de dos horas por el río Hudson, en Manhanttan, el 12 de septiembre de 2013 a las 6 de la tarde, redactado en inglés, “a nombre del embajador Heraldo Muñoz y un grupo de chilenos en Nueva York” lo firmó Mario J. Paredes, chileno y presidente de la Cámara de Comercio Chilena-Americana de Nueva York, quien concluye que el cheque abierto por los US$1.000 se puede entregar a él, a Muñoz o a Juan C. Capello.

El yate Avanti partió desde el Pier 25, ubicado en 225 N. Moore Street, e incluía varias comodidades, según explicita el mismo mail, entre las cuales destacan un gran salón con aire acondicionado de alta velocidad, un sofisticado sistema de sonido alrededor de la embarcación y luz LED 6 tricolor bajo el agua.

Modelos similares, además, tienen cocina equipada con encimeras de mármol, televisor de pantalla plana con DVD y receptor satelital, jacuzzi para seis personas.

 

correo de invitación a cena de recaudación en NY para la candidata Michelle Bachelet