Si la aprobación a la Mandataria en marzo de 2014 en los sectores de menores ingresos fue de 57%, en diciembre cayó a 24% (-34 puntos), la mayor baja entre los grupos socioeconómicos del país, según la encuesta Adimark. Para Roberto Méndez, la razón que explica la caída es el caso Caval, que socavó la confianza y credibilidad de la Presidenta.
Publicado el 09.01.2016
Comparte:

La última encuesta Adimark de diciembre reveló un dato sorprendente para la Presidenta Michelle Bachelet: Su aprobación en el sector socioeconómico más vulnerable, que tradicionalmente la respaldaba, se desplomó en 34 puntos, en comparación con marzo de 2014 cuando asumió.

Si cuando la Mandataria regresó a La Moneda tenía 57% de respaldo en dicho grupo y apenas un 15% de rechazo, en diciembre la aprobación cayó a 23% y la desaprobación se disparó a 68%. Sólo durante el año pasado la aprobación retrocedió 20 puntos.

En la misma línea, el respaldo a Bachelet en el sector alto bajó 20 puntos, de 42% a 24% entre marzo de 2014 y diciembre último, y en los grupos medios varió de 51% a 28%, una caída de 26 puntos en el mismo período.

La evaluación  de los atributos presidenciales también ha tenido una sostenida caída, con un 36% que dice que Bachelet le genera confianza y tiene liderazgo, un 42% que es respetada por todos los chilenos y un 41% que opina que es creíble. Cifras muy distintas del 62% que confiaba en ella cuando asumió su segundo mandato, del 68% que le generaba confianza (-32 puntos) y el 70% que sostenía que ella era creíble.

La misma tendencia a la baja se observa en términos de género, ya que el apoyo de la Presidenta en las mujeres es de apenas 27% (21% los hombres), números que hace 22 meses eran 55% y 52%, respectivamente.

La razón del desplome de Bachelet en los más vulnerables: El impacto del caso Caval

Si bien el vocero del Gobierno, Marcelo Díaz, dijo que “miramos con detención, pero no trabajamos en función de las encuestas”, afirmó no tener “duda de que la gratuidad en la educación superior va a ser valorada como está siendo hoy día por los chilenos”.

Roberto MendezPero para el director de Adimark, Roberto Méndez, el caso Caval, que involucra al hijo de la Mandataria, Sebastián Dávalos, y su cónyuge Natalia Compagnon, es lo que explica la sostenida caída en el apoyo de los sectores más vulnerables.

“La Presidenta tiene una caída muy importante en 2015 de 20 puntos de enero a diciembre, y cae prácticamente en todos los segmentos pero más fuertemente en el nivel socioeconómico bajo, que ha sido su soporte tradicional, su apoyo político más fuerte desde la elección misma, y que son personas de menores ingresos y de nivel educacional y que son las más numerosos. La explicación que tengo es fundamentalmente el caso Caval”, asegura Méndez.

Su argumentación es que el tipo de apoyo que tenía la Mandataria en ese grupo “era de tipo personal, una adhesión personal a ella, que se traducía en un afecto pero también en credibilidad, en una confianza muy alta, y eso se desgasta muy fuertemente con Caval que comenzó en febrero del año pasado y que estuvo presente durante todo el año, pero que se reactivó en diciembre con la declaración de Dávalos en la Fiscalía. Claramente ha sido el efecto más importante que afectó a la Presidenta en su credibilidad, confianza y aprobación”.

Analista: “No me parece que sea remontable con ciertas acciones y episodios. Se requiere de un nuevo reordenamiento de fuerzas al interior del Gobierno”

Respecto de si este año la popularidad de la Mandataria podría subir con la implementación de la gratuidad en educación superior, como aventura el ministro Díaz, el director de Adimark es más cauto y sostiene que la aprobación “no se revertirá totalmente” porque la participación de los jóvenes vulnerables en las universidades es muy acotado y dicha gratuidad beneficiará a algunos estudiantes.

“En el margen, la gratuidad en educación podría mejorar la aprobación de la Presidenta pero es imposible que eso pueda revertir la fuerte caída que ha tenido”, dice Méndez.

Sobre la baja en el apoyo de los sectores medios, el encuestador lo atribuye a la baja en el crecimiento económico y en el empleo, que son “aspectos muy relevantes para ese emergente grupo socioeconómico”.

Camilo FeresEn cambio, en analista político Camilo Feres plantea que el tamaño telefónico muestral de la encuesta de Adimark no permite analizar el fenómeno por grupos socioeconómicos, y que la caída de Bachelet se trata de algo transversal en los diferentes sectores de la sociedad.

Respecto de si puede recuperar su apoyo, Feres sostiene que va más allá de la aplicación de las reformas, como la gratuidad, porque se requiere salir de la crisis política del Gobierno e institucional del “conjunto de la política”.

No me parece que sea remontable con ciertas acciones y episodios. Se requiere de un nuevo reordenamiento de fuerzas al interior del Gobierno, conseguir unidad de propósito en la coalición y ordenarse en un eje común, en que los logros concretos duren más de un día. Hoy cada reforma se presenta como un parto pero nadie celebra la guagua. El desafío no es pirotécnico, es profundamente político”, plantea el ex jefe político de la primera campaña presidencial de Marco Enríquez Ominami.

A su juicio, el actual equipo político de La Moneda “no lo está consiguiendo” debido, entre otras cosas, al “distanciamiento y amurramiento del ministro del Interior. Lo veo más lejano aún, más difícil de estabilizar el gobierno y comenzar a obtener frutos positivos y nivel de cohesión y solvencia política que no se ve”.

adimark marzo 2014-dic 2015